Lauchlin Currie

Lauchlin Currie
Información
Nombre Lauchlin Bernard Currie
Fecha de nacimiento 8/10/1902
Nacionalidad Canadiense
Ocupación Economista
País de nacimiento Canadá
Ciudad de nacimiento Nueva Escocia
País de fallecimiento Colombia
Ciudad de fallecimiento Bogotá
Fecha de fallecimiento 23/12/193
Profesionales Economía - London School of Economics
Images


Economista canadiense (Nueva Escocia, 1902 - Bogotá, diciembre 23 de 1993). Creador del sistema UPAC (Unidad de Poder Adquisitivo Constante), que revolucionó el ahorro en Colombia.

Biografía

Lauchlin Currie veía en 1992, 20 años después de haber sido creadas las primeras Corporaciones de Ahorro y Vivienda, el indiscutible éxito de su obra: desde la creación del UPAC, se habían construido en Colombia 951 mil nuevas viviendas y había 6 millones de cuentas de ahorro. Currie, que formuló el plan de "Las Cuatro Estrategias" en 1971, durante el gobierno de Misael Pastrana, dándole un decisivo impulso a la construcción de vivienda, había madurado una vieja idea de la época en que fue asesor del presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, cuando los Estados Unidos salían de la postración económica de los años treinta. En efecto, Currie creía que uno de los instrumentos para lograr el pleno empleo y salir de la Gran Depresión era el gasto público dirigido a la construcción; sin embargo, la segunda Guerra Mundial frustró sus proyecciones.

Vida académica

Lauchlin Currie estudió Economía en Inglaterra, en el London School of Economics, y después de obtener el grado en 1925, se dirigió a Estados Unidos, donde se encargó de introducir, junto con otros colegas, las ideas del economista inglés John Maynard Keynes. Primero fue catedrático de la Universidad de Harvard, a donde había ingresado para realizar el curso de graduados. Poco tiempo después de entrar a la Universidad, cuando empezaba su vida en la academia, a la que retornaría siempre a lo largo de su carrera, contrajo matrimonio con Dorothy Bacon. A partir de 1927, aprovechando su posición de instructor, así como el hecho de que los economistas no encontraban una solución a la profunda recesión de 1932, hizo ver a sus colegas y estudiantes las bondades de la Teoría general de Keynes y la necesidad de ponerla pronto en práctica. La novedad introducida por Keynes consistía en procurar un aumento significativo del gasto público en bienes durables (obras públicas y construcción) que crearan empleos y aumentaran el poder de compra de los consumidores, para recuperar los niveles de demanda anteriores a la crisis y estimular así la producción y el empleo.

Pero en los Estados Unidos de los años treinta, una mayoría de la opinión pública asociaba el gasto público con el despilfarro, y los funcionarios y economistas buscaban un presupuesto balanceado. El mismo Currie dijo que gastar 1000 millones de dólares del presupuesto federal en 1932 era una gran hazaña y que, en ese medio, las ideas de Keynes constituían una herejía: "En mi propio caso, mi enfoque teórico había sufrido la influencia de Keynes desde mis días en la London School of Economics en 1922-1925, y en Harvard durante la Depresión yo había introducido de contrabando sus ideas heréticas sobre política fiscal. Cuando Roosevelt llegó a la Presidencia de los Estados Unidos, en 1933, recibió un país con más de 3 millones de desempleados, la producción industrial en picada y una gran cantidad de bancos quebrados; entonces, llamó a una nueva generación, con otra mentalidad, para dirigir la economía del país y sostener su programa bandera: el New Deal. Los hombres del New Deal no éramos probablemente más de 200 ó 300 personas, principalmente jóvenes abogados, economistas y unos pocos provenientes de otros campos, que nos ubicábamos en los rangos segundo y tercero de la jerarquía gubernamental", recordaría Currie después.

Aportes a las políticas económicas

Nombrado en el Departamento del Tesoro en 1934 para colaborar con Jacob Jiner, quien estaba en la onda renovadora de impulsar el gasto, no fue posible para Currie influir con sus conocimientos desde esta posición, debido a las ideas tradicionales que había todavía en esas oficinas. Se contentó, en cambio, con hacer los cálculos más avanzados de la época sobre el impacto del gasto federal en el aumento de los ingresos de los consumidores. Ese mismo año, obtuvo la nacionalidad estadounidense. Fue después, desde la Reserva Federal, a donde Currie llegó a finales de 1934 nombrado subdirector de investigaciones, que la escuela que él representaba, al lado de Marriner Eccles, Dick Gilbert y Harry Hopkins, entre otros, trazó el camino para salir de la recesión. Currie propuso en un memorando de circulación cerrada, aumentar la deuda pública para financiar el "impulso inicial" a la economía en 5000 ó 6000 millones de dólares anuales.

Este "impulso inicial", el aporte del gobierno a la economía, se dirigió efectivamente a las obras públicas y la construcción, creando nuevos empleos. Entonces, empezó un período de recuperación. El producto nacional pasó de 40 mil millones de dólares en 1932 a 65 mil millones de dólares en 1936, al tiempo que la industria pasó a utilizar el 75% de su capacidad instalada, cuando en 1932 usaba apenas el 20%. Aunque estaba lejos la meta del pleno empleo, había ganado fuerza la teoría del "impulso inicial", gracias al poder de intervención en la economía obtenido por Roosevelt. La reserva Federal se convirtió desde finales de 1934 en la principal área de influencia keynesiana, escribió Alan Sweezy, seguidor de Currie en aquellos años. En 1937, sin embargo, se presentó una nueva recesión; hubo un brote de inflación y los empresarios empezaron a retener inventarios, lo que Currie llamó cuellos de botella,. El grupo económico del presidente Roosevelt reconsideró, entonces, sus políticas y, lejos de retroceder, afianzó la política del "impulso inicial".

Currie concluyó que el gasto público orientado a la construcción, que después llamó sector líder, debía sostenerse indefinidamente, puesto que la inversión privada no podría por sí sola crear los empleos y aumentar la productividad al nivel que requería la economía. Currie se ganó la confianza del presidente Roosevelt, y en 1939 era el primer economista de la Casa Blanca, con una influencia incontrastable, pero el estallido de la segunda Guerra Mundial dejó los planes del grupo del New Deal sin continuación.

"Creo que en el caso de que la guerra no hubiera intervenido, la victoria estaba asegurada", comentó Currie refiriéndose a la meta de lograr el pleno empleo. Durante la guerra, Currie fue nombrado asesor administrativo del presidente Roosevelt y realizó tareas extraordinarias como la coordinación de un bombardeo en la China, y el trámite de la ayuda civil de Estados Unidos a ese país. Finalizada la guerra y la era Roosevelt, Currie se vio en serias dificultades para rehacer su vida de consultor y catedrático en Washington, debido a que en 1948 fue acusado de espionaje. Según el testimonio de Elizabeth Bentley, Currie había transmitido información confidencial a Harry Dexter White, el que a su vez la había transmitido a los rusos. Este episodio lo desanimó y disminuyó su influencia en Washington; era la época del macartismo.

Colombia

En 1949 Lauchlin Currie llegó a Colombia encabezando la primera misión del Banco Mundial en este país. Según Salomón Kalmanovitz, el significado de la Misión Currie va más allá de su diagnóstico sobre el desarrollo de la economía nacional, pues el asesor canadiense propone la creación del Departamento Nacional de Planeación, que se organiza finalmente en 1959, se establece en el país y hace importantes estudios sobre la agricultura, el transporte ferroviario, un ambicioso plan de empleo, que en los años sesenta despertó mucha controversia, la llamada Operación Colombia, y un balance de la enseñanza de la economía y de las ciencias sociales.

Rápidamente, Currie comprobó la limitación de los instrumentos con que contaba: No había ninguna serie sobre el costo de vida, ni sobre medios de pago, ninguna cifra demográfica desde 1938, casi nada sobre producción y era casi imposible comprender las políticas fiscal y monetaria. Aún así, el país le gustó: se casó por segunda vez con la colombiana Elvira Wiesner en 1954, probó suerte como ganadero y obtuvo la nacionalidad colombiana en 1958, en lugar de renovar la estadounidense, que se le vencía. En 1960 el presidente Alberto Lleras lo llamó para ser miembro permanente del Consejo Nacional de Planeación. Aunque no pudo aceptar el ofrecimiento, Currie se puso en la tarea de descifrar las causas del atraso de Colombia y encontrar soluciones. Comprendió que el alto desempleo, eminentemente rural, no era resultado de una falla en el flujo monetario (altas tasas de interés, políticas de reducción del dinero en circulación, u otras), como se podía decir de la Gran Depresión de los treinta, sino consecuencia de la mala distribución de los recursos humanos y técnicos. La solución estaba, según él, en llevar la fuerza de trabajo de los campos a las ciudades, destinándola a actividades que requirieran obreros no calificados, como la construcción de viviendas, mientras que la agricultura y la ganadería debían tecnificarse para elevar la productividad, mejorar el empleo en el campo y asegurar buenos salarios. El documento que tituló "Operación Colombia" y que redactó a finales de 1960, proponía básicamente la redistribución de los recursos humanos; hablaba de crear 500 mil empleos nuevos en las ciudades en un lapso de dos años. Según Kalmanovitz, Currie insistiría en su "Operación Colombia", en que el problema del desarrollo colombiano se basaba en una demanda insuficiente, con la cual buena parte de las actividades industriales no alcanzaba a obtener economías de escala y, por lo tanto, costos unitarios más bajos de producción.

El presidente Lleras rechazó el plan. Su gobierno estaba comprometido con los programas de desarrollo de la Alianza para el Progreso (impulsados por el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy) y con la ley de reforma agraria que se debatía entonces, y que procuraba precisamente entregar tierras a los campesinos que no las tenían. Sin embargo, a pesar del rechazo a su "Operación Colombia", Currie ahondó en la reflexión. Su libro Acelerando el desarrollo, que ganó en 1964 el concurso patrocinado por la editorial McGraw Hill y promocionado por la Sociedad de Desarrollo Internacional, fue el resultado de esa preocupación. Al mismo tiempo, divulgó su pensamiento a través de la cátedra tanto en la Universidad de los Andes como en la Nacional, donde fue decano de la Facultad de Economía.

En 1971, cuando se encontraba dictando un curso en la Universidad Simon Fraser de Canadá, Lauchlin Currie fue llamado por el :jefe de Planeación Nacional de Colombia, Roberto Arenas Borulla, para que ayudara a formular un plan de desarrollo para Colombia. Currie tenía en mente lo que planteó en "Operación Colombia", pero habría de agregar nuevos elementos. Planteaba la necesidad de orientar la economía hacia un sector líder que, para él, era la construcción de vivienda, por su capacidad para crear empleos, como lo había sido en la época del New Deal. Estos empleos se creaban para absorber la población rural que migraba hacia las ciudades; la diferencia estaba en que en lugar de financiarla con el gasto público, como se había propuesto entonces, era preciso canalizar el ahorro y la inversión del sector privado hacia tal fin. El sector debía autofinanciarse estimulando el ahorro privado; no debía depender del Estado. El plan de "Las Cuatro Estrategias", presentado en 1971, promovía la concentración de esfuerzos en cuatro sectores considerados claves para la economía: la construcción de vivienda, el apoyo a las exportaciones, el incremento de productividad del sector agrícola y la redistribución del ingreso.

En la práctica el sector que más apoyo recibió fue el de la construcción, según la visión de Currie. El factor decisivo para su éxito fue la creación de las Corporaciones de Ahorro y Vivienda, que se encargaron desde entonces de recibir los ahorros del público para destinarlos específicamente a la construcción. El atractivo para los ahorradores era que sus depósitos iban ganando una corrección diaria para protegerlos de la inflación. La misma corrección se utilizó desde entonces como unidad para cobrarle a los deudores, haciendo que también las hipotecas variaran. De esta forma Currie cambió totalmente la cultura del ahorro en Colombia y desde entonces el sector de la construcción, que genera miles de empleos directos e indirectos, obtuvo su propia estructura de financiación. Sin embargo, la ley que le dio poderes al presidente Misael Pastrana para reformar el ahorro, había tenido que sortear serios obstáculos.


El UPAC estuvo varias veces a punto de no ser realidad. Currie sugirió posteriormente a los presidentes de varias Corporaciones de Ahorro y Vivienda que formaran una agremiación para que tuvieran una sola vocería ante el gobierno. La idea fue aceptada y nació así el Instituto Colombiano de Ahorro y Vivienda (ICAVI), que Currie asesoró hasta antes de su muerte. Participó después en estudios sobre el desarrollo de Colombia y sobre políticas urbanas. Volvió a la cátedra tanto en la Universidad Javeriana como en los Andes en los años ochenta, convirtiéndose en profesor emérito de la Universidad de los Andes en 1982. Pasó sus últimos años dedicado a dictar charlas, conferencias y seminarios sobre el sistema UPAC. Durante el gobierno de Belisario Betancur, Currie fue condecorado con la Cruz de Boyacá en el grado de Comendador; un día antes de morir le fue otorgada nuevamente la condecoración, en grado de Gran Cruz. [1]

Cronología

  • 1902 Nacimiento.
  • 1925 Viaje a Estados Unidos.
  • 1939 Fue el primer economista de la Casa Blanca.
  • 1958 Obtuvo la nacionalidad colombiana.
  • 1960 Redactó su documento “Operación Colombia.
  • 1971 Formulación del plan “Las cuatro estrategias”.
  • 1982 Creación del sistema UPAC.
  • 1993 Fallecimiento.

Parientes

Dorothy Bacon (esposa).

Elvira Wiesner (segunda esposa).

Documentos relacionados en Banrepcultural

El Banco de la República, 1946, 1954 y la reforma de 1951 En: El Banco de la República: antecedentes, evolución y estructura]

Documentos en La enciclopedia

Mariano Ospina Pérez

Eduardo Lora

Orden público económico

Política económica

UPAC y UVR

Enlaces externos

La teoría del crecimiento Artículo de Currie, en Cuadernos de Economía. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.

Bibliografía

  • BEJARANO, JESUS ANTONIO. "Currie: diagnóstico y estrategia". Cuadernos colombianos, N 3 (Bogotá, 1974). Cuadernos de Economía, N 18-19, Universidad Nacional (1993).
  • CURRIE LAUCHLIN. Ensayos sobre planeación. Bogotá, Tercer Mundo, 1963.
  • CURRIE LAUCHLIN . Urbanización y desarrollo, un diseño para el crecimiento metropolitano. Bogotá, Camacol - Universidad de los Andes, 1988.
  • KALMANOVITZ. "Notas para una historia de las teorías económicas en Colombia". En: COLCIENCIAS. Historia social de la ciencia en Colombia, tomo IX. Bogotá, 1993. Revista Camacol, N 52 (septiembre 1992), número monográfico sobre L. Currie.
  • SANDILANS, ROGER. Vida y política económica de Lauchlin Currie. Bogotá, Legis, 1990.

Referencias

  1. Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías. [Ver tomo 2, Historia, pp. 541 y 591-593; y tomo 8, Economía, pp. 99 y 114-115].