Ambrosio López


Ambrosio López
Información
Nombre Ambrosio López
Fecha de nacimiento 09/12/1809
Nacionalidad Neogranadina
Ocupación Artesano, Político
País de nacimiento Virreinato de la Nueva Granada actual República de Colombia
Ciudad de nacimiento Bogotá
País de fallecimiento República de Colombia
Ciudad de fallecimiento Bogotá
Fecha de fallecimiento 19/07/1897
Images


Biografía

Artesano y activista político nacido en Bogotá, el 9 de diciembre de 1809, muerto en la misma ciudad, el 19 de julio de 1897. Ambrosio López Pinzón nació pocos meses antes de que en Santafé se diera el grito de Independencia. Hijo de Jerónimo López el sastre del virrey Antonio Amar y Borbón, fue criado entre botijas de chicha y botellas de aguardiente que rodeaban la actividad de su madre, Rosa Pinzón, quien ya en Vélez, su tierra natal, era chichera y panadera. A los seis años Ambrosio entró a estudiar en la escuela para los hijos de los artesanos que dirigía Josefa Bueno, y empezó a familiarizarse con la actividad de su padre Jerónimo, quien había alcanzado un alto nivel dentro de su oficio, al ponerse al servicio de los dos últimos virreyes de la Nueva Granada.

Primeros años

A la muerte de su padre, cuando tenía doce años, tuvo que retirarse de la escuela y colocarse como aprendiz de sastre del maestro Francisco Posada. Dos años después, en 1823, las relaciones con su madre hicieron crisis cuando ella decidió volver a casarse. Entonces Ambrosio se presentó como músico en la brigada de artillería, y convenció al general Nariño, quien lo quería disuadir de tal decisión, para que le permitiera cumplir con sus deseos. Allí permaneció durante cuatro años, al cabo de los cuales las buenas relaciones que sostuvo con el general Francisco de Paula Santander le permitieron retirarse de la tropa sin mayores compilaciones. Fue entonces cuando se dedicó al negocio de venta de pan en las inmediaciones del barrio Egipto.

Participación política

En su tienda, el acceso a los rumores era fácil. Allí se enteró y renegó del atentado contra Bolívar y expresó su entusiasmo por la elección de Joaquín Mosquera en 1830. Trabajó activamente por la caída de Rafael Urdaneta, para lo cual ayudó a fomentar una guerrilla y fue a Cabuya de Cáqueza. Los gastos en que incurrió acabaron con su capital y lo dejaron endeudado. Tuvo entonces que vender su ropa y abandonar la ciudad, para emprender alguna actividad que le reportara recursos. En 1833, cuando la conspiración de José Sardá, estaba en Chonta dedicado al comercio junto con dos socios, quienes según el propio López tenían malos antecedentes. Fue encarcelado durante quince días, al cabo de los cuales se reunió con el general Santander y con Rufino Cuervo, quienes creyeron en su inocencia.


Se hizo entonces oficial de la guardia de artillería, cargo que le permitió simultáneamente dedicarse al comercio, fabricar zamarros y destilar licores. Años después, en 1836, Eusebio José Ponce le hizo un préstamo, con el cual montó un taller de sastrería y una panadería. En 1840, cuando la guerra de los Supremos, formó parte de las filas gubernamentales, y conducida ésta retornó a su oficio de panadero y al comercio. Durante los agobiemos de José Ignacio de Márquez (1837-1841), Pedro Alcántara Herrán (1841-1842) y Tomás Cipriano de Mosquera (1845-1849), Ambrosio López ocupó los cargos de juez, alcalde y capitán de la Guardia Nacional. A mediados de 1847, durante la administración del presidente Mosquera, fue aprobada una medida propuesta por su secretario de Hacienda, Florentino González, que directamente bajaba los derechos de aduana. Con ella el gobierno inició acciones en pro del libre cambio, a la par que esta tendencia se fortalecía como consecuencia del abaratamiento de las mercancías extranjeras que se produjo al establecerse la navegación a vapor por el río Magdalena en 1847, y de la disminución de los precios de los bienes importados que tenía lugar desde años atrás.

La Sociedad de Artesanos

El libre cambio atacaba directamente los intereses de los artesanos, a quienes cada día se les hacía más difícil competir con los productos importados. Fue así como en octubre de 1847, pocos meses después de la expedición de esta medida, Ambrosio López, junto con otros artesanos, organizó la Sociedad de Artesanos, con el fin de movilizar la opinión del gremio en contra de la política del libre cambio. En las elecciones presidenciales para el período 1849-1852, los artesanos apoyaron la candidatura liberal de José Hilario López, quien salió elegido en gran parte gracias a este apoyo.


Ambrosio López se comprometió de plano con esta candidatura. Sin embargo, después de la elección, prácticamente no fue tenido en cuenta. A duras penas logró ser nombrado prefecto de San Martín, a finales de 1849. El desempeño de este cargo lo alejó de la actividad política, y a su regreso a la capital, en 1851, su influencia política era reducida. De otra parte, las acciones adelantadas por el gobierno no habían mejorado la condición del artesanado. Ambrosio López se lanzó entonces a la oposición. Publicó un folleto titulado El desengaño a confidencias de Ambrosio López, primer director de la Sociedad de Artesanas de Bogotá, denominada hoy Sociedad Democrática; en él señaló que el gobierno no había favorecido a los artesanos y renegó de su apoyo a José Hilario López. Emeterio Heredia, el entonces presidente de la Sociedad Democrática de Artesanos, replicó a este escrito y Ambrosio López, a su vez, escribió “E! triunfo sobre la Serpiente Roja”, cuyo asunto es del dominio de la Nación, en el que acusaba a los artesanos de comunistas.


Finalmente, López fue expulsado de la Sociedad, por tránsfuga. En medio de este debate con sus antiguos compañeros de lucha contrajo matrimonio con Felisa Medina Morales, con quien tuvo varios hijos. El segundo de ellos, Pedro Aquilino o Pedro A. López (como es más conocido el padre del presidente Alfonso López Pumarejo), logró salir de la pobreza familiar precisamente gracias a las medidas librecambistas que arruinaron a su padre. Pero mientras esto sucedía, Ambrosio López se mantuvo alejado de la política. Se dedicó a actividades particulares y a la crianza y enseñanza de sus hijos, hasta que en 1862, a raíz del triunfo liberal, fue nombrado Inspector de aguas de Bogotá. Sin embargo, su carrera política no continuó en ascenso. Finalmente, a la edad de 88 años murió este artesano que vio en la política el medio más adecuado para defender sus intereses y los de su gremio [Ver tomo 2, Historia, pp. 396-377].

  • Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías.

Parientes

Jerónimo López (Padre).

Rosa Pinzón (Madre).

Felisa Medina Morales (Cónyuge).

Alfonso López Pumarejo (Hijo).

Bibliografia

  • Latorre Cabal, H. (1961). Mi novela. Apuntes autobiográficos de Alfonso López Pumarejo. Bogotá: Ediciones Mito.
  • López, Ambrosio. (1851). El desengaño o Confidencias de Ambrosio Ibañez ,¿Ibañez o López? Cotejar y ajustar con nota en el artículo sobre “López” primer director de La Sociedad de Artesanas de Bogotá, denominada hoy Sociedad Democrática. Bogotá: Imprenta Espinosa.

Enlaces relacionados en Banrep cultural

[1] Consulte el libro Bibliografía colombiana.

[2] Lea la reseña biográfica que publica Vicente Pérez Silva en "La autobiografía en la Literatura colombiana".

[3] Lea la biografía de Pedro A. López.

¡Más para explorar en Banrepcultural!