Beatriz Daza González


Beatriz Daza González
Información
Nombre Beatriz Daza González
Fecha de nacimiento 1927
Nacionalidad Colombiana
Ocupación Ceramista, Pintora, Dibujante
País de nacimiento República de Colombia
Ciudad de nacimiento Pamplona, Norte de Santander
País de fallecimiento República de Colombia
Ciudad de fallecimiento Cali, Valle del Cauca
Fecha de fallecimiento 23/06/1968
Profesionales Estudió arte y decoración en la Universidad Javeriana
Images


Ceramista y pintora, que ocupa un lugar muy destacado en la no muy abundante historia de la cerámica artística del siglo XX en Colombia. Además de la calidad de su trabajo, se le reconoce su labor docente en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional, donde enseñó a muchos los misterios de este arte milenario.

Biografía

Ceramista y pintora de Norte de Santander (Pamplona, 1927 - Cali, 1968). Beatriz Daza González estudió arte y decoración en la Universidad Javeriana y luego recibió diversos cursos en Estados Unidos, Barcelona, Roma y París. A su regreso al país, en 1958, comenzó a figurar como ceramista, un oficio que había aprendido en la Escuela Libre de Bertrand, en París. Su primera exposición individual tuvo lugar en 1959, en la Sociedad Económica de Amigos del País. Sus primeras piezas eran figurativas y se destacaban por la sencillez y la voluntad de síntesis.


En la presentación de estas obras, Marta Traba acertó al decir que lo más importante de estas cerámicas era que no pretendían ser otra cosa, que no trataban de volverse esculturas o aproximarse a la simple superficie pintada y texturada. Después de llevar a cabo un mural de cerámica en la casa de Juan Antonio Roda, Beatriz Daza volvió a exponer, en 1961, un grupo de obras recientes, diversas vasijas y paredes, entre las que se destacaron estas últimas, un poco a la manera de cuadros abstractos de ricas y varias texturas.

Características de su obra

Las vasijas de esta exhibición anticiparon la excelencia de Crisol para Prometeo, obra que obtuvo el primer premio en Cerámica en el XV Salón Nacional, en 1963. El tamaño de esa pieza levantada con las manos y el hermoso esmaltado que la recubre, hacen de esa vasija antifuncional una verdadera obra de arte. En 1966 Beatriz Daza presentó sus muros denominados Testimonios de los objetos: unas paredes trabajadas por la propia artista con fragmentos de cerámica y objetos de las más variadas procedencias.


La bella integración de los elementos, tanto en textura como en color, y la connotación poética de los conjuntos hicieron de esos muros unas sugestivas simbiosis de pintura, escultura y cerámica y, al mismo tiempo, unas variaciones originales de los ensamblajes cubistas. En el catálogo de esta muestra, Marta Traba escribió: “Después de haber sido la más importante ceramista colombiana durante una década, Beatriz Daza llega a una alianza estupenda entre cerámica, pintura y relieve, ejecutada con la misma calidad y espíritu inconforme y descubridor que caracterizó su período de ceramista pura”. Junto a esa producción, Beatriz Daza adelantó una importante labor en el campo del diseño aplicado. Los más hermosos ceniceros, pocillos, platos, fruteros y bases para lámparas producidos hasta ese entonces en el país fueron realizados por Beatriz Daza en su fábrica de cerámica.


El 23 de junio de 1968 murió en un accidente automovilístico en Cali. Como dibujante y pintora, Beatriz Daza dejó una variada producción de la que sobresalen los dibujos de bodegones sintéticos sobre telas cuadriculadas y enlutadas, y los collages, con predominio nuevamente de las naturalezas muertas, de telas varias y óleo, en los que las representaciones se acomodan fácilmente en un espacio en antiperspectiva con claros recuerdos de la obra del francés Georges Braque.


En la breve y no muy abundante historia de la cerámica artística del siglo XX en Colombia, el nombre de Beatriz Daza ocupa un lugar muy destacado, no sólo por la calidad de su trabajo -en el que se distingue el conocimiento del procedimiento, el afán de investigación y el gusto y refinamiento de las formas, los esmaltes, las texturas y los colores-, sino por su actividad docente en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional, donde enseñó a muchos los misterios de este arte milenario [Ver tomo 6, Arte, pp. 124 y 127].


Germán Rubiano Caballero

  • Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías.

Cronología

  • 1927 Nace en Pamplona, Norte de Santander.
  • 1958 Comienza a figurar como ceramista.
  • 1959 Realiza su primera exposición individual en la Sociedad Económica de Amigos del País.
  • 1961 Realiza una nueva exposición con un grupo de obras recientes, diversas vasijas y paredes.
  • 1963 Obtiene el primer premio en Cerámica en el XV Salón Nacional.
  • 1966 Presenta sus muros denominados Testimonios de los objetos.
  • 1968 El 23 de junio muere en Cali, en un accidente automovilístico.

Citas dentro del texto

“Después de haber sido la más importante ceramista colombiana durante una década, Beatriz Daza llega a una alianza estupenda entre cerámica, pintura y relieve, ejecutada con la misma calidad y espíritu inconforme y descubridor que caracterizó su período de ceramista pura”, Marta Traba.

Bibliografía

  • Beatriz Daza, Museo de Arte Moderno, Bogotá, 1966, texto: Marta Traba
  • Beatriz Daza. (1968). Exposición retrospectiva en homenaje. Bogotá:Museo de Arte Moderno.
  • Eugenio Barney Cabrera y otros. (1972). Beatriz Daza, Eduardo Ramírez Villamizar, Instituto de Cultura y Bellas Artes, Cúcuta.
  • Rubiano, G. (1976). Beatriz Daza, Museo de Arte, Universidad Nacional. Bogotá.
  • María Elvira Iriarte y Germán Rubiano. (1987). Espacios virtuales, Eduardo Ramírez Villamizar, Beatriz Daza. Banco de la República, Cúcuta.
  • Ana María Escallón y Marta Traba. "La cerámica y la tapicería actuales: Beatriz Daza y Olga Amaral". En: Historia abierta del arte colombiano. Cali, Museo de Arte Moderno La Tertulia, 1974.

Enlaces relacionados en Banrep cultural

[1] Beatriz Daza en la Blaa Virtual Consulte el tomo II del libro "Colombia, país de regiones", en el capítulo de Cultura. Allí, podrá encontrar una pequeña reseña biográfica de la obra de Daza.

[2] Lea el texto "Hilos para una historia. Los títeres en Colombia", publicado por Beatriz Helena Robledo en el Boletín Cultural y Bibliográfico, Número 12, Volúmen XXIV, 1987.