División del trabajo

La división del trabajo hace referencia al número de tareas distintas en que se distribuye el trabajo necesario para la producción de un bien o servicio, tareas que han de ser realizadas por distintos trabajadores especializados en cada una de ellas.

Qué es

Las economías modernas están cada vez más enfocadas en aumentar la producción a través de la eficiencia; para lograr realizar una determinada actividad de manera adecuada, se hace indispensable lograr la especialización de las actividades. Existen varias características de la división del trabajo que permiten aumentar la producción de la sociedad en general, al aprovechar todas las capacidades del trabajador y los recursos disponibles, que en muchos casos son escasos.

Características

Diferencia de capacidades

Cada persona posee habilidades y competencias propias que le permiten ser mejor en algunas actividades que en otras. La división del trabajo permite que las personas se ocupen de aquella actividad en la cual son buenos y no pierdan tiempo y esfuerzo realizando también otras actividades que otras personas podrían hacer mejor.

Aprendizaje por medio de la experiencia

Suponiendo que existan dos personas con las mismas capacidades, el dedicar a una persona a realizar una actividad hace que se vuelva especialista en llevarla a cabo, pues el hecho de que se ocupe en esa sola tarea le permite desarrollar destrezas y descubrir mejores técnicas que simplifiquen el trabajo, lo que no sucedería si esa persona también se ocupará de otras actividades. Como dice el refrán: “la práctica hace al maestro”.

Ahorro de tiempo

Cuando un trabajador se dedica de forma permanente a una sola tarea, se evita la pérdida de tiempo por el paso de una actividad a otra. Llevar una división del trabajo al exceso también puede resultar perjudicial. El hecho de que una persona realice una sola tarea en su trabajo puede hacer que éste se convierta en algo monótono y aburrido y deje de tener sentido. En estos casos se podría formular la pregunta: ¿la economía está al servicio del ser humano, o éste está al servicio de la economía?, dado que esta especialización excesiva no permite el desarrollo de la persona. Muchas empresas actualmente son conscientes de este problema y están promoviendo programas de rotación periódica de labores, mayor flexibilidad y participación de los trabajadores en sus actividades. La interdependencia es otro de los problemas que se deben analizar.

El hecho de que un trabajador o una empresa se especialicen en una tarea específica hace que, para poder lograr un resultado final completo (un producto, etc.), se deba contar con el trabajo de otros trabajadores o empresas que hagan la parte que les corresponde. Esto hace que, si por alguna razón, alguna de las empresas o trabajadores falla en su tarea, el trabajo de los que se relacionaban con ésta también se perjudique, por lo tanto, ninguno de ellos tendría un verdadero control sobre su actividad.

Bibliografía

McConnell, C.R,. y Brue, S.L. (1997). Economía. McGraw-Hill.

Stiglitz, J. (1994). Economía. Barcelona: Editorial Ariel.  

Samuelson, P.A,. y Nordhaus, W.D. (1986). Economía. México: McGraw-Hill.