Florentino González


Florentino González
Información
Nombre Florentino González
Fecha de nacimiento 1805
Nacionalidad Colombiano
Ocupación Político, Periodista, Catedrático
País de nacimiento Virreinato de la Nueva Granada actual República de Colombia
Ciudad de nacimiento Cincelada
País de fallecimiento Argentina
Ciudad de fallecimiento Buenos Aires
Fecha de fallecimiento 02/01/1874
Images


Biografía

Político, periodista, hombre público y catedrático santandereano (Cincelada, 1805 - Buenos Aires, Argentina, enero 2 de 1874). Al doctor José Nazario Florentino González Vargas, quien fue consagrado en 1825, en San Bartolomé, como bachiller, licenciado y doctor en Jurisprudencia, siempre se le llamó don Florentino González, así se le recuerda en la historia. González perteneció a lo que se denomina la "segunda generación de libertadores", que es como se singulariza a quienes integraron el radicalismo liberal. Este fue, desde luego, de capital importancia para desamarrar a la República de todos los resabios coloniales, logró el rompimiento de las instituciones heredadas de España, y se mantuvo a la vanguardia de los principios federalistas.

Trayectoria profesional

La vida de Florentino González se puede dividir en tres aspectos que la delimitan e integran. El primero, el periodista, oficio que ejerció siempre y en el cual tuvo una categoría internacional. Las letras fueron su vocación, que luego culminó en obras cardinales para el pensamiento jurídico. Su tarea de escritor comenzó en 1827, en el periódico El Conductor, que dirigía Vicente Azuero, otro valor consubstancial en la vida histórica colombiana. Después de la noche septembrina, en la cual tomó parte, González fue condenado a muerte. Se le conmutó esta condena por la de "prisión solitaria", la cual cumplió en Bocachica. Al ser puesto en libertad, viajó a Caracas, donde el gobierno lo encargó de la redacción de La Gaceta Oficial. Retornó a Colombia en 1830, después del Congreso que eligió a Joaquín Mosquera como presidente.


Formó parte, con Rufino Cuervo, Ignacio Gutiérrez y Vergara y Lorenzo María Lleras, de la redacción de El Constitucional de Cundinamarca. En 1833 lanzó El Cachaco en compañía de Lorenzo María de Lleras. En 1837 Francisco de Paula Santander imprimió La Bandera Nacional, en la cual volvieron a coincidir como colaboradores, Lleras y González. Más tarde, clausurado este periódico, con Azuero y Francisco Soto puso a circular El Correo. De 1841 a 1845 estuvo en París, donde adelantó estudios de derecho público y ciencias económicas. Al regresar, se incorporó a las páginas de El Día. El 8 de junio de 1848 apareció el primer número de El Siglo, que él fundó y en el cual divulgaban escritos Julio Arboleda y Lino de Pombo. En El Neogranadino adelantó sus campañas federalistas, de las cuales fue tan ferviente.En 1861, después de ejercer ante el Gobierno de Chile como enviado extraordinario y ministro plenipotenciario, continuó en su vocación de periodista. Editorializó en El Tiempo y luego, en El Mercurio de Valparaíso.

Después del exilio

Al regresar de su exilio, lo nombraron Secretario de la Convención Constituyente de los departamentos de Nueva Granada, en 1831. En 1833 lo eligieron, por El Socorro, Representante al Congreso, y lo mismo sucedió en 1839. Ejerció interinamente, entre los años de 1834 - 1836, los cargos de Secretario de Hacienda, del Interior y de Relaciones Exteriores, y luego, la Gobernación de la provincia de Bogotá. En 1839 lo designaron Rector de la Universidad Central, cargo que no ocupó por incompatibilidad con su posición parlamentaria. Como reacción, renunció a su cátedra de Derecho Constitucional. En 1846, Tomás Cipriano de Mosquera lo designó Secretario de Hacienda. En 1848 fue candidato a la Presidencia de la República. En el mismo año, viajó como encargado de negocios a Francia y Gran Bretaña. Lo nominaron para Vcepresidente del país. En 1853 asistió al vigésimo primer Congreso Constitucional de la Nueva Granada. Del 6 de febrero de 1854 a 1858, fue Procurador de la Nación. Además, lanzó libros de mucha erudición jurídica, como Ciencia Administrativa, Lecciones de Derecho Constitucional y un estudio acerca del Uti possidetis de 1810.


Florentino González murió en Buenos Aires, en 1874. En 1934 se repatriaron sus restos. Su vida de trabajador intelectual, al servicio de la vida pública colombiana, de la ciencia y de la libertad, dejó muchos ejemplos para fortalecer la lucha democrática colombiana. [Ver tomo 5, Cultura, pp. 22-23].

Otto Morales Benítez

  • Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías.

Cronología

  • 1805 Nació.
  • 1827 Comenzó su tarea de escritor en el periódico El Conductor.
  • 1830 Retornó a Colombia, después del Congreso que eligió a Joaquín Mosquera como presidente.
  • 1833 Lanzó El Cachaco en compañía de Lorenzo María de Lleras.
  • 1837 Francisco de Paula Santander imprimió La Bandera Nacional, en la cual volvieron a coincidir como colaboradores.
  • 1841 - 1845 estuvo en París, donde adelantó estudios de derecho público y ciencias económicas.
  • 1848 Apareció el primer número de El Siglo, que él fundó.
  • 1861 Después de ejercer ante el Gobierno de Chile como enviado extraordinario y ministro plenipotenciario, continuó en su vocación de periodista.
  • 1831 Al regresar de su exilio, lo nombraron Secretario de la Convención Constituyente de los departamentos de Nueva Granada.
  • 1833 Lo eligieron, por El Socorro, Representante al Congreso, y lo mismo sucedió en 1839.
  • 1834 - 1836 Ejerció los cargos de Secretario de Hacienda, del Interior y de Relaciones Exteriores, y luego, la Gobernación de la provincia de Bogotá.
  • 1839 Lo designaron Rector de la Universidad Central.
  • 1846 Tomás Cipriano de Mosquera lo designó Secretario de Hacienda.
  • 1848 Fue candidato a la Presidencia de la República.
  • 1853 Asistió al vigésimo primer Congreso Constitucional de la Nueva Granada.
  • 1854 - 1858 Fue Procurador de la Nación.
  • 1934 Murió.

Enlaces relacionados en Banrep cultural

[1] Consulte la biografía de Florentino González escrita por Otto Morales Benitez en la Revista Credencial Historia N° 9