La declaración de independencia de Cali

El 20 de julio de 1810 es considerado a nivel nacional como el día del grito de independencia. Sin embargo, en Cali se había hecho ya una proclama 17 días antes, en el Acta del 3 de julio de 1810 [1], para reclamar la autonomía de la provincia realista de Popayán. Esta sería también la manifestación que diera paso a la creación de las Ciudades Confederadas en 1811 lideradas por Joaquín de Caicedo y Cuero.

El Acta de Independencia

El acta de Emancipación del Consejo de Regencia de España se firmó en el Palacio Consistorial (hoy Palacio Nacional, contiguo a la plaza de Cayzedo) luego de varias reuniones del cabildo caleño realizadas en secreto en la Hacienda Cañasgordas y en el convento de San Francisco. Los firmantes desconocían la autoridad española representada en Miguel Tacón y Rosique, quien fuera el gobernador de la provincia de Popayán, y se organizaron como junta suprema. Tomaron como modelo el grito de independencia que se había dado en Quito el 10 de agosto de 1809, información sobre el cual fue enviada a Joaquín de Cayzedo y Cuero por su tío, el obispo don José Cuero y Cayzedo. Esto alentó la lucha en la región, donde ya había mucha inconformidad por el cobro de altos impuestos para la corona española y discriminación contra los criollos.

La situación en España

Todo este movimiento se desarrolló en paralelo a la difícil situación desatada en España desde mediados de 1808. Tropas francesas ingresaron por Madrid con Murat al mando, sumado esto a los levantamientos de Burgos y León. En la vida política, Fernando VII y Carlos IV habían abdicado y se nombró como rey de España e Indias a José Bonaparte, hermano de Napoleón. “Todo indicaba que la España peninsular se debatía entre la guerra, la anarquía y la anexión al Imperio bonapartista. Y, por supuesto, ninguna de esas opciones se mostraba como deseable para el patriciado criollo americano” (Olano Borrero, 1910).

Causas del movimiento de insurrección

  1. El descontento de los criollos: se quejaban de que, no obstante sus capacidades, se veían privados de los altos puestos. De 170 virreyes que hubo en el nuevo mundo, solo 4 fueron criollos y de 602 mandatarios (presidentes, gobernadores y capitanes generales) tan solo fueron americanos 14.
  2. Los españoles les miraban con desdén y trataban con altivez a los hijos de este suelo a título de juzgarles superiores.
  3. Se quejaban de que en las juntas de España no les admitían sino muy pocos representantes en las cortes.
  4. Monopolio exagerado del comercio, que desfavorecía los productos de las tierras americanas.
  5. Las ideas de libertad de otros países. La independencia de los Estados Unidos y la Revolución Francesa tuvieron influencia decisiva en la emancipación de Suramérica.
  6. La cesión de la corona hecha por el monarca español a Napoleón. Ocurrida la invasión de este en España y destronado el rey legítimo, los patriotas juzgaron que los virreyes no podrían representar un rey destronado (Tafur Gonzalez, 1969).

El acta se encuentra en el archivo histórico de Cali.


Referencias

  1. El Acta está disponible en copia facsimilar en la Corporación para el Desarrollo Regional, CDR, Cali.

Bibliografía

  • OLANO BORRERO, ANTONIO: Popayán en la colonia: bosquejo histórico de la Gobernación y de la ciudad de Popayán en los siglos XVII y XVIII. Popayán, Imprenta Oficial, 1910.


Véase también

Enlaces relacionados en Banrepcultural