Mario Revollo Bravo


Mario Revollo Bravo
Información
Nombre Mario Revollo Bravo
Fecha de nacimiento 15/06/1919
Nacionalidad Italiano
Ocupación Cardenal de la Santa Iglesia Católica en Colombia
Primaria Seminario Menor de Bogotá
Bachillerato Filosofía en el Seminario Mayor
País de nacimiento Italia
Ciudad de nacimiento Genova
País de fallecimiento República de Colombia
Ciudad de fallecimiento Bogotá
Fecha de fallecimiento 03/11/1995
Profesionales Pontificio Colegio Pío Latino Americano, y teología en la Pontificia Universidad Gregoriana
Images


Eclesiástico nacido en Génova (Italia), el 15 de junio de 1919. En una carta autógrafa del papa Juan Pablo II al cardenal Mario Revollo Bravo con motivo de su jubileo sacerdotal, dice: Consideramos realmente inolvidable, venerable hermano nuestro, aquel fausto día en el cual, cumplido todo lo necesario y fortalecido con la ayuda sobrenatural, a pesar de que el estruendo de la guerra sacudía al mundo entero, fuiste contado entre los Ministros de Cristo en el famoso templo romano del "Gesú", teniendo a la vez como único propósito el de difundir más y más las enseñanzas del Evangelio y proclamar su doctrina salvadora.

Biografía

El Papa recordaba así el 31 de octubre de 1943, cuando monseñor Revollo recibió la ordenación sacerdotal de manos del vicegerente de la Urbe, monseñor Luigi Traglia. Mario Revollo nació en el puerto italiano de Génova, donde su padre, el barranquillero Enrique Revollo del Castillo, se desempeñaba como cónsul de Colombia. Su madre fue Soledad Bravo Arbeláez, bogotana, nieta del general Juan Clímaco Arbeláez, hermano del arzobispo Vicente Arbeláez. Al regresar a Bogotá, Revollo Bravo estudió en el Seminario Menor, de donde es bachiller.

Estudios

En el Seminario Mayor de la Arquidiócesis estudió filosofía, entre 1936 y 1938. Viajó a Roma al año siguiente, donde estudió en el Pontificio Colegio Pío Latino Americano y teología, en la Pontificia Universidad Gregoriana. En 1943 fue ordenado presbítero y en 1947 recibió el título de licenciado en Sagradas Escrituras en el Instituto Bíblico de Roma. A su regreso a Colombia inició una larga carrera de docencia como capellán de los colegios de la Presentación del centro en 1948 y el Marymount de Bogotá entre 1948 y 1967; y profesor del Seminario Mayor de la Arquidiócesis de 1948 a 1960 y de 1963 a 1964.

Carrera profesional

Fue secretario de educación y catequesis de Bogotá en 1965, rector de la iglesia de San Juan de Dios y representante arzobispal en el Consejo Regional del SENA. Como pastor, estuvo en la parroquia de Santa Beatriz en Bogotá de 1967 a 1970, cuando fue nombrado vicario episcopal de la Inmaculada Concepción y párroco de Santa Marta hasta 1973, y vicario general de la Arquidiócesis General de Bogotá desde ese año hasta 1978.


Su intensa labor periodística data de 1949, cuando el arzobispo Ismael Perdomo le encomendó al presbítero Revollo y a otros sacerdotes reconstruir de las cenizas el semanario arquidiocesano El Catolicismo, destruido el 9 de abril de 1948. Revollo estuvo a la cabeza de ese periódico durante 17 años; y en los últimos se dedicó a dar asidua y exacta información acerca del Concilio Ecuménico Vaticano II. Fue encargado de prensa durante el Congreso Eucarístico Internacional y la visita del Papa Pablo, en el mes de agosto de 1968.


Fue este mismo pontífice quien lo nombró obispo titular de Tinisa Di Numidia y obispo auxiliar del cardenal Aníbal Muñoz Duque, el 13 de noviembre de 1973. Promovido a arzobispo de Nueva Pamplona, el 28 de febrero de 1978, desde el seminario de esta ciudad impulsó la formación sacerdotal, la participación laica y restauró la iglesia catedral. Durante dos trienios Revollo presidió la Conferencia Episcopal Colombiana. Consciente de la importancia de los medios de comunicación en la sociedad moderna y la educación, centró sobre estos temas las dos conferencias y promulgó la primera parte de la legislación canónica complementaria del nuevo Código del Derecho Canónico.


El papa Juan Pablo II, al aceptar el 25 de junio de 1984 la renuncia del cardenal Aníbal Muñoz Duque, trasladó a monseñor Revollo Bravo a la sede primada de Bogotá, de la que tomó posesión canónica el 19 de julio. Fue nombrado cardenal en el consistorio del 28 de junio de 1988 y se le confió el título de San Bartolomé en la Isla, en 1989. Como cardenal, ha fortalecido las vicarías episcopales, catalogó y restauró el patrimonio artístico de la arquidiócesis, prestó toda su colaboración en los procesos de paz y preparó la visita apostólica del papa Juan Pablo ir a Colombia en 1986.


Pero uno de los actos más trascendentales del gobierno pastoral del cardenal Revollo fue, sin duda, la convocación y el desarrollo del Sínodo Arquidiocesano. Anunciado oficialmente el 17 de octubre de 1989, con ocasión de la fiesta de Santa Isabel de Hungría, patrona de esta arquidiócesis, el sínodo permitió encontrar el perfil apostólico y la audacia evangelizadora del Arzobispo. Una conciencia de fidelidad al impulso renovador, al Concilio Vaticano II y al mandato de la nueva evangelización activado por el actual Pontífice, una amplia visión de la realidad cambiante de la ciudad capital, el sentimiento de que la Iglesia no puede quedarse atrás y debe responder a los desafíos de la cultura metropolitana, una voluntad decidida a que todos los miembros de la comunidad arquidiocesana se hagan responsables de la misión de la Iglesia en estas circunstancias, una prudencia y serenidad para promover la actitud de escuchar la voz de la ciudad a la Iglesia, la recomendación de un discernimiento ajustado al Evangelio y el empeño porque se llegue a responder como pide el Señor, son todas ellas notas características del espíritu y la personalidad del cardenal Revollo.


Otros cargos en los que se desempeñó

El sínodo mismo será el registro histórico de su talla de pastor, según decía El Catolicismo con motivo del jubileo sacerdotal del cardenal. Durante su ministerio episcopal, monseñor Revollo ha desempeñado también los siguientes cargos: delegado del Episcopado Colombiano en los sínodos de obispos de 1974, 1977, 1980 y 1983; delegado del Episcopado Colombiano en el CELAM (Conferencia Episcopal Latinoamericana) de 1975 a 1978; presidente de la Comisión Doctrinal del Episcopado Colombiano de 1975 a 1978; delegado del Episcopado Colombiano a la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Puebla, en 1979; miembro del Departamento de Religiosos del CELAM y presidente del Departamento del Ecumenismo; miembro de la Pontificia Comisión Iustitia et Pax; miembro de la Congregación para el Clero; miembro de la Congregación para los Sacramentos y el Culto Divino y para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica; miembro de la Pontificia Comisión para América Latina; y miembro de la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo, 1992.


Julian David Giraldo

  • Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías.

Parientes

Enrique Revollo del Castillo (Padre).

Soledad Bravo Arbeláez (Madre).

Bibliografía

  • "Jubileo del cardenal Mario Revollo Bravo". El Catolicismo, octubre 31 de 1993.

Enlaces externos

[1] Noticia de El Tiempo. Murio ayer Monseñor Revolio Bravo.