Antonio Barrera

Antonio Barrera
Información
Nombre Antonio Barrera
Fecha de nacimiento 1948
Nacionalidad Colombiano
Ocupación Artista plástico, Pintor
País de nacimiento Colombia
Ciudad de nacimiento Bogotá
País de fallecimiento Francia
Ciudad de fallecimiento París
Fecha de fallecimiento 1990
Images


Pintor nacido en Bogotá, en 1948 y muerto en París, en 1990. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional, entre 1969 y 1974. En sus amos de formación trabajó pinturas, dibujos y grabados y demostró una abierta preocupación social, particularmente por los dramas de la violencia. También el motivo del paisaje fue empleado por Barrera para hacer referencia a la represión y a la muerte: en ellos se ven cielos oscuros, alambres de púas y figuras maniatadas.

Biografía

Eliminando cualquier alusión a la violencia del país, Barrera realizó desde mediados de los setenta numerosos trabajos muy sintéticos, en la mayoría de los cuales sólo se veían dos zonas de color: el cielo y la tierra claramente divididos por el horizonte. Su producción tuvo que ver con playas, llanuras y montañas. Aparte del espacio, la luz y la atmósfera eran también muy importantes. Gracias a ellas, los cuadros se veían diferentes y lograban un ambiente muy especial.


Posteriormente abandonó sus paisajes esquemáticos y comenzó a describir la naturaleza cubierta de neblina. Desde ese momento resultó evidente que Barrera no quería ser otro pintor de la Sabana, sino que su interés abarcaba toda la topografía nacional. De allí algunos nombres de sus lienzos, tales como Tierrabomba, Paisaje aéreo del Pacífico, Playa, Tolima, etc. Característica de estos trabajos es que presenten amplios panoramas vistos desde una cierta altura; una especie de velo fino recubre la totalidad del paisaje y hace brumosos los límites de todas las cosas. En 1979 se radicó en París. Allí su obra sufrió cambios profundos y alcanzó plena madurez. Luego de pintar al acrílico comenzó a utilizar el óleo. Desde entonces su producción va a ser exclusivamente en esta técnica. En varias ocasiones Barrera se refirió al carácter emocional de sus paisajes, y en alguna oportunidad llegó a clasificarse como "neo-romático".


Esta era una apreciación precisa; sin embargo, el pintor trascendió el romanticismo y se aproximó al realismo e, incluso, al post-impresionismo de Claude Monet (1840-1926) de comienzos del siglo XX. Pronto Barrera tuvo algunos reconocimientos importantes en Francia: Gran premio en el XIV Festival Internacional de la Pintura en Cagnes-sur-Mer, en 1982, y compra de una obra por parte del Ministerio de la Cultura de Francia para el Fondo de los Museos Nacionales. Después de muchos óleos de poco color y muy matéricos, la producción de Barrera tuvo una gran explosión cromática a mediados de los ochenta. En estos cuadros las pinceladas son muy visibles y vigorosas. A diferencia de los lienzos de comienzos de los ochenta, la mayoría de estos paisajes tienen la línea del horizonte muy abajo; hay, por tanto, mucho cielo y espacio para las nubes y las luces. En 1985, por encargo del gobierno nacional, trabajó cuatro grandes obras para el salón La Patria de la Casa de Nariño. En estos óleos representó cuatro regiones del país: la Costa Atlántica, la Costa Pacífica, la Amazonía y los Andes.


Una vez más, Barrera recurrió aquí a la invención más que a la descripción fidedigna del paisaje. Su última muestra individual en Colombia tuvo lugar en 1987. Allí presentó óleos relacionados con el paisaje de la cordillera Occidental y el río Cauca. Estas telas revelan un tratamiento más suelto y ligero de las pinceladas, la búsqueda de transparencias y un colorido predominantemente azulenco. En ellas la luz es diáfana y el ambiente captado es de clima medio; se destacan la armonía y la tranquilidad. Dentro de un estilo similar están los Homenajes a Bogotá, de 1988. En estos paisajes del centro de la ciudad, Barrera utilizó una paleta grisácea, muy de acuerdo con algunos días de la capital. A lo largo de 1989, Barrera volvió a pintar diversos escenarios colombianos: el Valle del Cauca, el río Bogotá y algunos paisajes de Guasca. Cuadros poco comunes de ese año son un lienzo de sólo nubes y cuatro pequeños bodegones, muy posiblemente trabajos preparatorios para comenzar otro tema. De 1990 sólo quedan telas en preparación para una muestra a mediados del año en Tokio. Al morir, Barrera dejó una obra realmente abundante: más de ochocientos cuadros, muchos de gran tamaño, y unos cuantos trípticos; en su mayoría, paisajes emocionados de Colombia.


GERMÁN RUBIANO CABALLERO

Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías.

Bibliografía

Antonio Barrera, Galería Belarca, Bogotá, 1975, texto: Eduardo Serrano Antonio Barrera, Museo de Arte Universidad Nacional, Bogotá, 1975, texto: Germán Rubiano.

Antonio Barrera, peintures récentes, cDs Gallery para FIAC, París, 1981, texto: Miguel Miguel Antonio Barrera, Museo de Arte Moderno, Bogotá, 1983, texto: Marta Traba.

Antonio Barrera, Museo de Arte Moderno La Tertulia, Cali, 1987, texto: Germán Rubiano Antonio Barrera, paisaje confrontado.

Exposición retrospectiva 1974-1990, Museo Nacional, Bogotá, 1992

MEDINA, Alvaro. "Antonio Barrera: abstracción y paisaje". En: Procesos del arte en Colombia. Bogotá, Colcultura, 1978

Rubiano, Germán, FEDERICA PALOMERO y MARÍA CLARA MARTINEZ. Antonio Barrera, paisajista colombiano. Bogotá, Amazonas, 1993.