El verbo: tiempos

El tiempo verbal es la categoría gramatical que ubica el acontecer del verbo. El tiempo es un concepto de medida: está lo que existe ahora: el presente (acción simultanea). Todo lo anterior es pasado. Lo que queda por venir (posterior), es futuro. De acuerdo con esto, existen en la conjugación verbal diferentes tiempos que denotan la ubicación temporal de las acciones.

Formas no personales

Para estudiar las conjugaciones y tiempos es indispensable hablar de las formas no personales de los verbos, que son:

Infinitivo

Nombre del verbo expresa la acción en abstracto y va siempre acompañado de otro verbo; bien haciendo de sujeto, atributo o complemento de ese otro verbo, bien en formas verbales construidas con un verbo auxiliar que añade al infinitivo las determinaciones de persona, número, tiempo y modo. El infinitivo participa de la condición de nombre y de la de verbo. Ejemplo: Querer es poder. añorar

Gerundio

Acabada en -ando o -iendo. Expresa una acción de duración limitada en proceso de ejecución, sin determinación de persona ni de número, ni variación en la terminación para expresar el tiempo, si bien tiene formas compuestas para expresar el pasado y el futuro: queriendo, habiendo querido, habiendo de querer. A diferencia de lo que pasa con el participio de presente, todos los verbos tienen gerundio y, gramaticalmente, todos pueden adoptar la forma durativa. añorando

Participio

El participio es, en la gramática, la forma no personal del verbo que este toma para funcionar como adjetivo sin perder del todo su naturaleza verbal. El participio castellano procede del participo de pasado latino; se perdieron las formas correspondientes al participio de presente y de futuro, aunque hubo algún intento de introducir el de presente en la lengua culta del siglo XV. El participio es siempre pasivo en castellano y no posee formas compuestas; como es pasivo, puede llevar complementos agentes ("amado por alguien", por ejemplo). Denota siempre tiempo pasado y aspecto perfectivo y sirve para formar los tiempos compuestos o perfectos de la conjugación regular en castellano ("he cantado una canción", "había venido", "habré temido"), para conjugar la voz pasiva ("La canción ha sido cantada por mí), para formar oraciones subordinadas (p. e., "dicho esto, se murió") absolutas o no, y para calificar a sustantivos ("El libro prestado era bueno"). Por su construcción, existen dos tipos de participios en castellano: los regulares y los irregulares. Los regulares se construyen con el lexema del verbo + vocal temática + morfema de participio + morfema de género + morfema de número; los de la primera conjugación terminan en -ado/a y los de la segunda y tercera en -ido/ado: de cantar, cantado; de temer, temido; de partir, partido. Los participios irregulares ven desfigurado el lexema y pierden el morfema de participio: De freír, frito; de imprimir, impreso, etc... añorado


Conjugación verbal

Se denomina conjugación a la acción de enunciar y ordenar las distintas formas de una acción mediante la combinación de modos, tiempos, personas y números verbales.

Modos

El modo indica la actitud del hablante ante el enunciado (objetiva o subjetiva). Si es objetiva se utilizará el modo indicativo: Darío maneja su carro. Si es subjetiva se utilizará el modo subjuntivo: Ojalá no se vuelva a estrellar. Existe un tercer modo que es el imperativo: ¡No te extrañes!

Modo indicativo

Presente

Indica que la acción expresada por el verbo se da en la época misma en que se habla. añoro

Perfecto (momentáneo)

El aspecto verbal que expresa la acción como concluida. Había añorado

Pretérito perfecto

Indica una acción que ha ocurrido en el pasado; no expresa matices significativos especiales; indica una acción pasada sin ninguna conexión con el presente, la acción ha terminado totalmente. he añorado

Pretérito imperfecto

Implica una prolongación en el tiempo pasado (una acción que se repitió o se alargó). añoraba -Yo amaba, temía, partía; tú amabas, temías, partías; él amaba, temía, partía; nosotros amábamos, temíamos, partíamos; vosotros amábais, temíais, partíais; ellos amaban, temían, partían.-

Condicional simple

Indica una acción futura e hipotética. Es el tiempo típico de las oraciones condicionales. añoraría


Pretérito pluscuamperfecto

Expresa tiempo pasado, su acción se presenta como anterior a otra acción también pasada. había añorado

Pretérito anterior o copretérito

Es un tiempo relativo (antepretérito) y expresa una acción inmediatamente anterior a otra pasada, por lo que su significación temporal no es apreciada en la conciencia del hablante. hube añorado

Condicional compuesto

Se emplea para indicar una acción futura respecto de un momento del pasado, pero anterior a otro momento que se señala en la oración. habría añorado

Futuro simple

Indica acciones que se van a realizar; su valor significativo indica imprecisión temporal. añoraré

Futuro compuesto

Expresa acción futura y acabada, anterior a otra acción futura. habré añorado


Modo Subjuntivo

Puede referirse indistintamente a un tiempo presente; nunca se refiere al tiempo pasado. Es el modo de la oración adjunta a cuya acción el contenido de la principal o la clase de nexo le da carácter de posible, probable, hipotética, creída, deseada, temida, necesaria... Es el modo de lo virtual, ofrece la significación del verbo sin actualizar. Ejemplo: Espero que él sienta lo mismo. añores.

Formas simples

Presente: Añor-e, -es, -e; -emos, -éis, -en

Pretérito imperfecto: Puede indicar presente, futuro, y pretérito. añorarías Añor-ara, -aras, -ara; -áramos, -arais, -aran

Futuro imperfecto: Añor-are, -ares, -are, -áremos, -areis, -aren

Formas compuestas

Pretérito perfecto: Expresa una acción perfecta realizada en una unidad de tiempo que incluye pasado o futuro, pero en la que se siente instalado el hablante Haya, hayas, haya; hayamos, hayáis, hayan añorado.

Pretérito pluscuamperfecto: Indica una acción perfecta y pasada, realizada en una unidad de tiempo que ya ha concluido para el hablante. Hubiera, hubieras, hubiera; hubiéramos, hubierais, hubieran añorado.

Futuro perfecto: Hubiere, hubieres, hubiere; hubiéremos, hubiereis, hubieren añorado.

Futuro imperfecto y perfecto

Expresan la eventualidad y se diferencian porque el futuro imperfecto señala aspecto imperfectivo, en oposición al futuro perfecto que implica el final de la acción.

Modo imperativo

Es el modo verbal con el que se da una orden o se expresa un pedido o solicitud. camina - camine - caminen

Documentos relacionados en Banrepcultural

Elementos de gramática castellana.

Documentos en La enciclopedia

La oración

La gramática del castellano

Enlaces externos

RAE - Modelos de conjugación verbal


¡Más para explorar en Banrepcultural!