Erosión de las olas

Qué es

Las olas causan varias formas de erosión. Las olas oceánicas comienzan a romperse cuando alcanzan las aguas poco profundas junto a la costa. Al romper contra la línea costera, su fuerza desprende fragmentos de formaciones rocosas preexistentes. Estas olas arrastran rocas y arena. Su fuerza golpea contra otras rocas de la línea costera y desprende fragmentos. Las olas causan también erosión cuando el agua penetra en las grietas de las rocas de la línea costera. El agua aumenta la presión en las grietas, estas se agrandan y la presión parte las rocas. Debido a que algunas rocas se disuelven en el agua marina, la acción química de esta desintegra también las rocas.

La erosión de la línea costera puede ocurrir de varias maneras. El tamaño y la fuerza de las olas que golpean contra la línea costera tienen su efecto en el grado de erosión. Bajo condiciones normales, pueden erosionar la línea de la costa a un promedio de 1 a 1.5 metros por año. La acción de las olas puede aumentar durante las tormentas. Las grandes olas golpean con mayor fuerza y el nivel de erosión de la línea costera puede aumentar 25 metros en un solo día. El tipo de roca que conforma la línea costera afecta también el grado de erosión. Algunas rocas no se erosionan tan rápido como otras.

Accidentes geográficos derivados de la erosión de las olas

La erosión de las olas forma accidentes geográficos en la línea costera. Esta erosión puede producir paredones verticales rocosos llamados acantilados. Con el tiempo, el fondo de un acantilado puede desgastarse por acción de las olas. Las rocas colgantes pueden desprenderse del acantilado y caer al mar, y las olas las convertirán en arena y limo.

Al continuar la erosión del acantilado, el acumulamiento de rocas, arena y limo compone una plataforma en su base, llamada terraza. Al aproximarse a la terraza, las olas se desaceleran y golpean el acantilado con menor fuerza. Las terrazas reducen la erosión de los acantilados. Las olas erosionan los acantilados, dejando columnas de rocas resistentes llamadas peñascos costeros. A veces, parte de un acantilado se compone de rocas menos resistentes. Cuando las olas erosionan estas rocas se forma una caverna, que es una porción hueca de acantilado.

Bibliografía

La dinámica de la Tierra: Dynamic Earth.(1994).New Jersey: Prentice Hall,pp. 151-152 Número topográfico: 551.2 D45

Cómo citar este texto

Subgerencia Cultural del Banco de la República. (2015). La erosión de las olas. Recuperado de: http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/ayudadetareas/ciencias/la_erosion_de_las_olas


¡Más para explorar en Banrepcultural!