Juan Aurelio García Giraldo

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search
Juan Aurelio García Giraldo
Avatar-hombre.jpg
Datos generales
Nombre Juan Aurelio García Giraldo
Fecha de nacimiento 1964
Nacionalidad Colombiana Bandera de Colombia }}
Ocupación Poeta, ensayista y docente de educación media
País de nacimiento Colombia, Bandera de Colombia }}
Ciudad de nacimiento Armenia, Quindío


Biografía

Nació en Armenia, Quindío, en 1964. Es poeta, ensayista y docente de educación media. Su primer poema Mi poema es más hermoso que el tuyo lo escribió en 1998, mismo año en el que publicó Diccionario de humana anatomía, en coautoría con el poeta quindiano Carlos Alberto Castrillón, con quien emprendió la aventura de varios proyectos editoriales. Es difícil desligar a ambos poetas de sus propuestas literarias y de sus búsquedas personales en el campo de arte, quizá porque han asumido el ejercicio de la escritura como un campo de experimentación constante, sin perder de vista lo que implica el reconocimiento de la tradición literaria colombiana.

Entre 1989 y 2000, García Giraldo fue director del plegable de poesía Anaconda e integrante del grupo cultural Sonorilo, donde se generó una activa divulgación de la literatura del departamento. Sus textos literarios han sido publicados en el Magazín Dominical de El Espectador y en las revistas El Malpensante y Corónica. Sus ensayos se encuentran en las páginas de Marginalia, La crónica del Quindío y en el portal Literariedad, que dirige el poeta Albeiro Montoya Guiral.

En el año 2000 publicó Oh Rossi: los poemas de la sierra. Su obra Tiempo reunido, fue publicada por la colección Biblioteca de Autores Quindianos. De su obra se han ocupado escritores y poetas como Pablo Montoya, Víctor López Rache, Ángel Castaño Guzmán, Nelson Romero Guzmán, Juan Carlos Acevedo, Antonio María Flórez y Gustavo Colorado Grisales. Este último expresó, a propósito de la publicación de Vanas gentes (2021), que el libro

Nos recuerda que la poesía es, ante todo comunión. Ya sea dicha en las plazas o recitada en ‘la noche oscura del alma’, la palabra poética es un conjunto de signos que solo adquieren sentido en el oído del lector. Porque en sus comienzos la poesía fue eso: ritmo, música (…) La pregunta por el rol del poeta y por el sentido de sus palabras alienta en cada uno de los versos. Es la eterna sensación de extrañamiento del poeta en un mundo que siempre le será hostil, aunque de vez en cuando lo aplauda” [1].

Por su parte, el novelista José Nodier Solórzano, desde su experiencia literaria y al preguntarse por el lugar que la poesía de Juan Aurelio tiene en su región, expresa: “Fumábamos como transeúntes desdentados, y soñábamos con escribir hermosos libros de poesía. Juan ha escrito algunos, como Tiempo reunido, publicado en la Biblioteca de Autores Quindianos, en 2015. Con ironía y desparpajo, nos arrastra por su imagen de ciudad y de universo, por Armenia, por los recovecos de sus calles. Él es un poeta a carta cabal: nuestro gran poeta”. Desde Pereira, lugar donde se publicó Vanas gentes, el escritor Alberto Berón Ospina advierte que en ese libro la selfie del poeta se muestra borrosa en tiempos de crisis y banalidades:

Esta selfi poética prefigura liberarse de papeles adjudicados al poeta en la sociedad: como la pretensión de encarnar una especie de ungido que aviva con sus palabras el fuego de la tribu, un habitante de la decadencia imbuido por la pose de poeta maldito o la supuesta singularidad  de un oficio que le hace merecedor de un trato especial. Cualquiera de esas ilusiones se torna vana si leemos con atención a este poeta quindiano, quien con todo su pertrecho de ironía considera que su lugar no está en el top 40 de los autores canónicos, ni tampoco entre radicales modernistas, o en un extremo de la foto ocupando el sitial de poeta menor a la sombra de los poetas más representativos del estado nación [2].

Juan Aurelio destaca en la poesía de la región por el tono y la lucidez con que aborda los problemas filosóficos del artista contemporáneo. No contento con imprimirle a su voz una dosis de saludable ironía, el poeta busca las palabras más claras y las imágenes más transparentes, que le permitan entrar en diálogo con los lectores de hoy. En varias de las entrevistas que ha dado a medios locales, Juan Aurelio destaca el origen de su labor creativa, el hecho de que se considera un habitante y caminante de los ámbitos urbanos en los que suele recoger las voces y el sentir de los seres citadinos. Existe una constante en su poesía y ella es “(…) la ciudad, las calles, el transeúnte (…) lo mío es la calle, la cotidianidad, esa calle que incluso empieza desde la casa, los vecinos, los vendedores, el entorno y más allá el centro, los extramuros y baldíos, todo está en mi obra de una manera involuntaria” [3].

Obras publicadas

  • 1998: Humana anatomía. Ediciones Sonorilo
  • 1998: Mi poema es más largo que el tuyo. Ediciones Sonorilo
  • 2000: Oh Rossi: los poemas de la sierra. Ediciones Sonorilo
  • 2014: Tiempo reunido. Gobernación del Quindío
  • 2021: Vanas gentes. El Impresor

Véase también

Referencias

  1. Colorado, G. (20 diciembre, 2021). Vanas gentes: la soledad es comarca ilimitada [entrada blog]. Miblog-acido. http://miblog-acido.blogspot.com/
  2. Berón Ospina, A. (16 enero, 2022). Contra las ilusiones del poeta. La cola de rata. https://www.lacoladerata.co/cultura/resena/contra-las-ilusiones-del-poeta/
  3. Vergara, María Alejandra. “Juan Aurelio García y sus Vanas gentes”. La Crónica del Quindío, 11 de diciembre de 2021

Bibliografía

Créditos

1. Abril de 2022. Investigación y texto Rigoberto Gil Montoya para el Proyecto Cartografías de un región Literaria