La rosa de los vientos

Qué es

El origen de la rosa de los vientos puede datarse, según Saussure (1923), de la rosa árabe y del diagrama de la rosa azimutal china. Ambos instrumentos eran utilizados por los navegantes para la interpretación cosmográfica bajo la medición del azimut (el ángulo formado entre un astro y el plano meridiano) para determinar la posición en la tierra de un objeto con relación al movimiento de los astros. Mientras la rosa árabe utilizaba 32 divisiones (Puig, 2007), también se tiene noticia que existía una rosa de javanesa que representaba 24 puntos.

Ahora, si bien la función inicial de la rosa era ayudar a determinar la ubicación, con el transcurso del tiempo está localización fue realizada a partir de la identificación de los vientos imperantes, es decir los cuatro vientos cardinales. Arenales (2009) menciona que a partir de éstos, se realiza una subdivisión que obedece a los vientos colaterales. A estos últimos se les asignaba el nombre dependiendo de los lugares de donde provenían, por ejemplo de Grecia, Galicia, etc. Este factor permitía que la rosa fuese fácil de utilizar por marineros locales, pero que en el momento de extenderse a espacios mayores generará confusiones.

Este factor llevará a que sea la navegación del Atlántico, específicamente por parte de marineros del Norte de Europa, la que generé el primer sistema de homogeneidad basado en la similitud de los términos orales técnicos de navegación. Bajo esta idea la semejanza en la pronunciación permitió que se logrará identificar los diversos vientos que componen la rosa, dando pie a que las 32 direcciones pudieran ser incorporadas.