Personalidades internacionales influyentes en el ámbito geográfico colombiano

Quienes son

Ernesto Guhl




Geógrafo alemán (Berlín, mayo 15 de 1915). Ernesto Guhl estudió geografía en la Universidad de Berlín y vino a Colombia en 1937 huyendo, como muchos otros alemanes, del auge del nazismo en Europa. Esta segunda época de la migración alemana, iniciada en el siglo XIX cuando el mercantilismo burgués atrajo hacia América a muchos aventureros ávidos de hacer fortuna, se caracterizó en Colombia porque la mayoría de los que vinieron eran intelectuales que se vincularon a la recién fundada Escuela Normal Superior: Eran librepensadores que en la Europa de entonces no tenían mayores perspectivas sino ser "carne de cañón", de integrar un ejército al servicio de un desequilibrado mental y de participar en una guerra absurda. En cambio, en el Nuevo Continente tenían la posibilidad de servir, quizás, de abono cultural, de dar nuevos frutos. Ese fue el ideal que Ernesto Guhl se trazó y que ha cumplido a cabalidad durante cincuenta y seis años.

Al llegar a Colombia, Guhl tenía 26 años y era el más joven de todos los inmigrantes. Se embarcó en Dunkerque, en un barco de carga de bandera francesa, primero llegó a Panamá y luego pasó a Buenaventura. Inicialmente se vinculó a la Sociedad Colombo Alemana de Transporte Aéreo (SCADTA), actual Avianca, que contaba con una sección científica interesada en fijar fronteras por medio de la fotogrametría. Trabajó en el Catatumbo, pero debido a la consolidación del nazismo, le fue prohibido continuar su labor allí. Sin trabajo, se presentó a la Escuela Normal Superior, donde fue enganchado por el entonces director José Francisco Socarrás, como geógrafo. Sus primeros alumnos fueron integrantes de la promoción de 1944, en la que destacaron Virginia Gutiérrez de Pineda, Roberto Pineda Giraldo, Milcíades Chaves, Darío Mesa y Miguel Fornaguera, con quienes entabló una muy sólida amistad. Con Fornaguera escribió el libro Colombia, ordenación del territorio con base en el epicentrismo regional (1969). Desde ese entonces, se vinculó a la docencia universitaria. Clausurada la Normal Superior, en 1952 entró a la Universidad Nacional de Colombia, donde trabajó por más de treinta y tres años. Tanto en la Normal Superior, como, especialmente, en la Universidad Nacional, Ernesto Guhl ha cumplido una encomiable labor: generar en sus educandos una nueva forma, totalmente humanística, de ver y entender la geografía, ella es el producto de una relación con el medio y, sobre todo, con el medio nuevo, el medio extraño>,, dice.

Temporalmente, Guhl tuvo que desvincularse tanto de la Escuela Normal Superior, como de la Universidad Nacional. En la Normal trabajó hasta cuando Colombia se declaró beligerante frente a Alemania, aunque no tuvo que ir, como muchos otros alemanes residenciados, al "campo de concentración" de Fusagasugá, pues se casó con una colombiana. Luego de la guerra retornó a la Escuela, pero se retiró al ser desmembrada ésta. Por épocas trabajó en el Instituto Geográfico "Agustín Codazzi" y en algunas otras instituciones.

En 1955 fue jefe del Departamento Técnico de Seguridad Social Campesina del Ministerio de Trabajo, entidad desde la que promovió una serie de estudios sobre la situación geográfica, económica y social de diferentes departamentos, como base para el establecimiento de un régimen de seguridad nacional. Su trabajo pionero sobre el departamento de Caldas fue enviado para que participara en el Premio Nacional de Ciencia de la Fundación Alejandro Angel Escobar del año 1955, y obtuvo una mención entre los dieciocho trabajos inscritos.

A diferencia de muchos de los europeos que vinieron huyendo de la segunda Guerra Mundial, Guhl echó raíces en el país, mas no se nacionalizó pues, como lo declaró en alguna entrevista: No me he nacionalizado porque no me gusta ser ciudadano de segunda clase". Qué hizo que Guhl se quedara en Colombia? Aparte de entablar muy buenas relaciones, de casarse y tener hijos, los páramos andinos le proporcionaron a Guhl la posibilidad de desarrollar una metodología de trabajo diferente. El páramo es una característica exclusiva de Colombia; así, el paisaje paramuno, desde un principio, lo impresionó y lo obligó a idear un nuevo sistema: De arriba para abajo, de la cumbre hasta el pie de la montaña, a través de la geografía vertical de los trópicos de los países ecuatoriales húmedos, explica. Durante muchos años, como profesor de la Universidad Nacional, de la Facultad de Sociología y luego de la de Ciencias Humanas, el profesor Guhl visitó el páramo de Sumapaz con sus estudiantes, mostrándoles la tridimensionalidad del espacio colombiano.

Por otra parte, en Colombia Guhl ha podido desplegar su indudable vocación por la docencia, por transmitir conocimiento y dar ejemplo. Por más de cincuenta años Ernesto Guhl recorrió Colombia a pie, acompañado de una brújula, siempre con el interés de mirar, entender, observar y analizar el país que lo acogió. Producto de ese deambular por la nación son sus casi trescientos artículos, ensayos y libros, destacándose especialmente el monumental trabajo: Colombia: Bosquejo de su geografía tropical (2 tomos), escrito gracias al apoyo de la Fundación John Simon Guggenheim y publicado por Colcultura en 1975 y 1976, con el que trató de llenar el gran vacío de información geográfica, física y humana sobre Colombia. También es importante su libro Las fronteras políticas y los límites naturales, publicado por el Fondo FEN en 1991.

JOSÉ EDUARDO RUEDA ENCISO

Bibliografía

BONILLA, MARÍA ELVIRA. "Solamente se ve lo que se sabe". Boletín Cultural y Bibliográfico, Volumen XXI, N- 1 (Bogotá, 1984).

  • Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías.

Eliseo Reclus

Notable geógrafo, teórico del anarquismo y viajero incansable. Nació en Francia en Sainte-Fay-La Grande, Gironda el 15 de marzo de 1830. Reclus, fue el segundo de 14 hijos de una familia cuyo linaje se remonta a Enrique I de Inglaterra.

Cuando Eliseo Reclus tenía 12 años, abandonó su casa acompañado por su hermano Elías para ganarse la vida y conocer Alemania. Durante su estadía, consigió un empleo en un colegio de los hermanos moravos, mientras aprende la lengua alemana.

Reclus regresó a Francia en 1847 y se matriculó en la facultad de teología de Montauban, atendiendo el querer de su padre, quien fue un pastor protestante. Eliseo, su hermano Elías y un grupo de compañeros, decidieron fugarse de la escuela, y dirigirse al sur de Francia. Durante su viaje, el grupo de amigos participaron en revueltas populares y movimientos socialistas. Tiempo después, Eliseo viajó a Berlín a estudiar teología –una vez más por indicación de su padre- pero pronto optó estudiar geografía en la universidad de Berlín.

En 1851, Eliseo y Elías decidieron volver a casa de su padre en Orthez, Francia. Tras la represión del golpe de estado de Napoleón III, Eliseo y su hermano viajaron a Londres, y luego de fracasar en su intento de trabajar como maestros, se marcharon a Irlanda a desempeñar labores agríciolas.

A los veintidos años, Eliseo se embarcó hacia América con destino a Nueva Orleans, Estados Unidos. A su llegada, Reclus se encontró con las desigualdes sociales que generaba la esclavitud. A raiz de convivir con dicha problemática, Reclus decidió escribir “La Esclavitud en los Estados Unidos”; una serie de artículos en los que reflejaba su oposición a esta condición.

En 1955, Eliseo emprendió un viaje a América Latina, el cual concluyó en La Nueva Granada. El propósito de su viaje fue establacer nuevas comunidades, de acuerdo con la orientación anarquista. Después de dos años sin haber logrado sus planes como colonizador y explorador geográfico, Reclus decidió volver a Francia.

En 1957, publicó su primera obra: “La Historia del suelo de Europa”. Durante ese tiempo trabajó redactando estudios geográficos para diferentes revistas, y colaboró con la elaboración de algunas guías de viaje. Este oficio obligó al geógrafo a desplazarse por Inglaterra, Alemania, Suiza, Italia Y españa.

La residencia de Reclus en París fue centro de frecuentes reuniones de partidarios comunistas. A causa de su activismo político que incluyó la divulgación de panfletos anarquistas, el geógrafo fue condenado de por vida al exilio. No obstante, un grupo selecto de autoridades científicas, incluyendo a Charles Darwin, intervino logrando que el destierro se prolongara por solo diez años. Reclus se radicó en Suiza, donde firmó un contrato para elaborar La Nueva Geografía Universal, tarea que le tomó veinte años. Dicha publicación consta de más de 19 tomos que incluyen cuatro mil mapas y mil grabados.

El 4 de julio de 1903, Eliseo Reclus murió a los setenta y tres años en Thouront, Bélgica, a donde había sido invitado para dictar un curso de geografía.

Entre sus textos más importantes se encuentran: “La Anarquía” (1896), “A mi Amigo el Campesino” (1873), “El Fragmento de un Viaje a la Nueva Orleans” (1860), “El Agua en la Ciudad” (1868) y “La Evolución de las Ciudades” (1895). Documentos relacionados en la Biblioteca Virtual

Eliseo Reclus: geógrafo y anarquista escrito por Álvaro Rodríguez Torres en Credencial Historia No. 35 (1992)