Ramón Barba Guichard

Ramón Barba Guichard
Información
Nombre Ramón Barba Guichard
Fecha de nacimiento 7/10/1892
Nacionalidad Español
Ocupación Escultor y dibujante
País de nacimiento España
Ciudad de nacimiento Madrid
País de fallecimiento Colombia
Ciudad de fallecimiento Bogotá
Fecha de fallecimiento 4/05/1964
Profesionales Círculo de Bellas Artes - Madrid
Images


Biografía

Escultor y dibujante español. Los trabajos de Ramón Barba Guichard en madera, mármol, bronce y granito reflejan la simbiosis de la tradición realista española con la preocupación ética y social, propia del arte americano durante los años treinta.

Nacido en el barrio de Chamberi, de Madrid, fue el segundo de los doce hijos nacidos del matrimonio entre Julián Barba, de profesión forjador, y Carmen Guichard. A la edad de 13 años, ingresó a la Escuela de Artes y Oficios y ganó una beca para estudiar dibujo al natural en el Círculo de Bellas Artes, mientras trabajaba de día como aprendiz, en el taller de Miguel Blay. Allí aprendió los secretos del modelaje y de la talla, y pasó al mármol; la mayoría de los trabajos de Blay están dedicados a personajes históricos y religiosos. Con el fin de independizarse y comenzar a hacer sus propios trabajos, viajó a México, Cuba y Colombia. Aquí se arraigó definitivamente desde I925, y vivió en la ciudad de Bogotá, donde desempeñó su oficio de escultor.

Entre Ios primeros trabajos realizados en Bogotá, se encuentran una talla en piedra de la cabeza de Beethoven y la talla en madera del Indio Sancho, iniciando con esta talla su preferencia por los temas extraídos de nuestro medio. Desde entonces, Barba se dedicó a tallar figuras de campesinos y a hacer retratos de gente del pueblo, impresionantes no sólo por su fidelidad a los modelos, sino por el realismo alcanzado en los detalles de los atuendos, en la textura de las pieles y en la veracidad de los gestos.

Para realizar estos trabajos, hacía innumerables bocetos y dibujos, que testimonian su espíritu metódico y perfeccionista. Ramón Barba trabajaba para sí mismo; poco le interesaba publicitar o vender. Para su subsistencia, hacía algunos encargos, como las estatuas de Santa Isabel de Hungría y San Luis Beltrán, patronos de la Catedral de Bogotá, que adornan el tímpano de su fachada, o realizaba algunas decoraciones arquitectónicas para edificios republicanos, como el Hotel Granada, el Hotel Regina o la Gobernación de Cundinamarca.

A partir de 1928, se desempeñó como profesor de dibujo, escultura y talla en la Escuela de Bellas Artes y en la Universidad Javeriana de Bogotá. En 1934 contrajo matrimonio con su discípula Josefina Albarracín. De este matrimonio nacieron tres hijos: Teresa, Carolina y Julián. Barba trabajaba sin descanso en su taller de la carrera 15 con calle 19. Comenzaba su oficio todos los días a las 7 de la mañana y terminaba a las 6 de la tarde; no le gustaba trabajar con luz artificial. Una vez terminaba su obra, después de meses de labor, la guardaba tapada en un cuarto anexo al taller. Mientras tallaba, sólo le permitía la entrada a Bernardo Cáceres, un obrero de construcción que tenía contratado para ayudarle a preparar la madera y luego desbastarla. Cáceres estuvo a su lado hasta su muerte; fue su ayudante por cerca de 30 años. Sus restos reposan junto a los del maestro Barba en el cementerio Jardines de Paz.

El 21 de marzo de 1938 Ramón Barba realizó su primera exposición individual, organizada por Carlos Puyo Delgado. En 1940 ganó el primer premio en Escultura en el V Salón Nacional de Artistas, con el mármol Mujer joven; y en 1943 participó con su esposa, Josefina Albarracín, en la exposición Grancolombiana, organizada por la Universidad Javeriana, con la participación de escultores venezolanos y ecuatorianos. En esta oportunidad, Barba ganó el primer premio con la obra Comunero del Socorro, y su esposa, el segundo. En 1945 realizó la que quizás es su obra más reconocida: Juramento de un Comunero, escultura en madera de 2.5 metros de altura y de gesto solemne, basada en el tema de la rebelión de los Comuneros en Santander, en 1781.

Además de la temática social, preferida por Barba, trabajaba obras de carácter religioso, entre las que puede destacarse el alto relieve El descendimiento, realizado en 1946, talla de 2.75 x 2.45 metros, conjunto de cinco figuras monumentales que representan a Cristo sostenido por su madre, María Magdalena, José de Arimatea y Nicodemus. El pasatiempo favorito de Ramón Barba eran los toros; fue asesor de la Plaza de Toros Santa María de Bogotá durante 27 años.

Cuando no estaba trabajando en alguna de sus tallas, hacía pequeñas figuras en cerámica referentes al tema taurino. La mayoría de estas piezas se rompieron accidentalmente, al terminar una exposición en el Colombo Americano. Durante los últimos 15 años de su vida, cuenta su esposa, Ramón Barba estuvo encerrado en su taller, especialmente consagrado a su trabajo; prácticamente no frecuentaba a sus amigos, ni salía de su casa. Salvo algunas obras que forman parte de la colección del Museo Nacional de Bogotá, la mayor parte de su patrimonio artístico se encuentra en la casa de su esposa, al cuidado de su hijo Julián, quien se ha encargado de organizar las exposiciones posteriores a su muerte.

La última exposición, realizada en octubre de 1992, fue una retrospectiva patrocinada por el Banco Ganadero y la Embajada de España, para conmemorar los cien años de su nacimiento. Ramón Barba murió en Bogotá, a los 72 años de edad.[1].


En la Colección de Arte del banco de la República

Obras de Ramón Barba Guichard en la Colección de Arte
Título Año Ubicación Denominación Registro
NIÑA CAMPESINA (RASGOS INDÍGENAS) Reserva Escultura AP5219

Bibliografía

  • ARCINIEGAS, GERMÁN. "Ramón Barba y la escultura simbólica". Lecturas Dominicales, El Tiempo, diciembre 9 de 1928. Ramón Barba. Exposición retrospectiva, Comisión v Centenario, Embajada de España, Banco Ganadero, Bogotá, octubre de 1992.

Referencias

  1. Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías