Várzea

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search

Várzea | designación geográfica referente al terreno boscoso anegable adyacente al cauce de un río. Según autores, etimológicamente es una expresión perteneciente a la onomástica de origen europeo, asociada primariamente con la locución del latín marginem (margen, orilla)[1]. En toponimia, la palabra várzea se plantea como derivación de las expresiones barga y Bargana originadas en el ámbito celtibérico del cantábrico y está presente o implícita en otras bases lingüísticas como el portugués varzia y el español barcena[2].

Características

La várzea es el área y unidad florística de paisaje boscoso pluvial contiguo al cauce de los grandes ríos de la inmensa planicie aluvial inundable de la región geográfica de la selva amazónica. Según las investigaciones de Guhl (2016)[3] y Espinosa (1995)[4] estas áreas se ubican principalmente en los márgenes de importantes tributarios del Amazonas, ríos de aguas blancas como el Putumayo, el Caquetá y el Guaviare, son afluentes cuyos lugares de nacimiento se sitúan en la cordillera de los Andes, siendo esta la causa de que sus caudales sean abundantes en sedimentos que otorgan la particular tonalidad albea o amarillenta de sus aguas.

Se afirma que la várzea es considerada uno de los patrones culturales de la Amazonia, en ella, desde tiempos remotos se desenvolvieron grupos que crearon técnicas particulares para la pesca que implicaban la invención de herramientas para la caza elaboradas a partir de materiales relacionados con la producción hortícola. “Parece que el poblamiento de la Amazonia se hizo desde la várzea, donde estaría localizado el origen de la cultura de selva tropical.” [5]

Como parte integral de la hidrografía e historia del delta amazónico y sus paisajes fluviales cambiantes, las várzeas conforman extensos corredores biológicos característicos de la inmensidad de las riberas de los ríos que surcan las explanadas, sinuosidades y densos boscajes inundables. Según Guhl (2016)[6] entre las formas del relieve fluvial se localizan áreas de tierra firme en las cuales existen várzeas altas y bajas; entre el Igapó y la Várzea se encuentran los bosques de galería, y entre la Várzea y la tierra firme se encuentran las ciénagas y pantanos.

En la Amazonía el denominado Bosque de Várzea es integrado por vegas de frondosas florestas, donde se encuentran árboles de mediano y alto tamaño, principalmente Ceibas, Andirobas y Cauchos que producen látex, entre otras especies que producen frutos importantes en la dieta de peces y de pueblos ribereños, productos usados localmente y para la exportación como la Nuez de Brasil [7].

Las zonas de várzea pertenecen a los deltas de ambiente selvático; constituyen márgenes y fondeaderos vinculados al caudal de los ríos. Una característica esencial de estos raudales es otorgada por lodos o arcillas disueltas en el agua (limos) que saturan los caudales de los ríos, asentándose en sus bordes y edificando progresivamente mediante sedimentación nuevas terrazas en sus embocaduras y superficies adyacentes donde son depositadas capas de material principalmente de origen vegetal. El color embarrado de los torrentes se da como consecuencia de que en los cauces altos y medios de sus cuencas recogen partículas del suelo que son arrastrados por las aguas, principalmente durante los periodos de intensificación de las lluvias.

En la várzea joven, bajo la floresta inmersa acuden a reproducirse y alimentarse diversas especies de peces; en estas áreas se forman terrenos con mayor capa o abundancia de nutrientes acumulados anteriormente en su fondo o lecho; fenómeno natural que moldea e incide en las propiedades y disposición espacial de los suelos a partir de la sedimentación de estratos de material limoso que varían de 10 a 15 metros de espesor en el manto edáfico.

En consecuencia, entre las empalizadas y cenagales drenados de antiguas várzeas, diferentes tipos de vegetación se extienden creando nuevos y densos focos de verde, arbustos y nuevos árboles comienzan a propagarse entre la ribera del río y el terreno de la várzea, donde la nueva vegetación estabiliza el suelo, concentrando especies de aves y mamíferos adaptados a los claros del bosque que se ubican generalmente entre el margen de los ríos y bajo la umbría selvática. Estas características están relacionadas con componentes hídricos, vegetales y edáficos presentes en las formaciones meándricas, dinámica fluvial y terrestre visible en los cambios lobulares y latitudinales de los cauces.

La mata de Várzea como es conocida en el norte de Brasil, puede también describirse como formaciones lacustres contenidas entre franjas de grandes árboles surcados por entrelazamientos de extensas redes de lianas, troncos y raíces emplazadas en el terreno selvático que ocupa frecuentemente el agua durante la crecida de los ríos, cuyas áreas ribereñas suelen llenarse o vaciarse según el régimen de lluvias, extendiendo o disminuyendo el nivel del caudal a lo largo y ancho de los boscajes, cuyo suelo contiene gruesas capas de hojarasca y recios terrenos de palustres cenagosos embebidos por las inundaciones en periodos frecuentes.

Este tipo de vegetación crece entre dos tipos forestales:

  • Bosque de Tierra Firme compuesto por arborescencia propia de áreas no anegadizas cercanas a los ríos, cuyos árboles suelen alcanzar alturas superiores a los 30 metros, en especial especies maderables como Caobos y Cedros.
  • Bosque de Igapó, que por lo general se sitúa sobre el lecho a lo largo del cauce de los ríos y es compuesto en su mayoría por vegetación de reducido tamaño. Entre las especies más comunes que lo habitan, se encuentran multitud de variedades de epífitas, asparagales u orquídeas y diversas plantas adaptadas a los ciclos de la vida fluvial, debido a que están la mayor parte del tiempo sujetas a una constante inmersión dada la constante subida y lento descenso del nivel las aguas [8].

Importancia

Dada su morfogénesis fluvial la várzea forma parte de la perpetuidad de los paisajes cambiantes de las riberas de distintos ríos que irrigan la Hylea amazónica desde hace millones de años. Entre los cambios más notables resalta la proyección natural de los ríos en la superficie terrestre donde el comportamiento y dirección de las aguas crea nuevas tierras en los márgenes de la cuenca, cuando cada río cambia progresivamente su cauce dirigiendo su caudal y arrastre de sedimentos en otra dirección, dejando lugares aptos para la agricultura y porciones de selva donde los recursos que otorga la misma son más fáciles de extraer.

La várzea está relacionada con la articulación de las formaciones ecosistémicas adyacentes, sus características cíclicas anuales como componente del bosque de vega aportan a la formación y continuidad de la vida, regulando significativamente las cantidades de carbono almacenadas en los ecosistemas del delta, como por ejemplo las emisiones de metano. Según su juventud o antigüedad, las zonas de várzea constituyen extensos corredores biológicos habitables para ciertas especies faunísticas acuátiles, terrestres y arborícolas.

Dada la escasez de suelos aptos para la agricultura en la Amazonia, las zonas de várzea son de gran importancia, dado que, al conformarse como nuevas tierras, son extensos canales y vastas penínsulas redondeadas y ciénagas adyacentes al curso sinuoso de raudales y remansos donde vive gran cantidad de avifauna, especies ícticas, mamíferos, reptiles, anfibios e insectos, entre otros.

Como parte integrante del paisaje de las riberas de muchos ríos en la Amazonia, la várzea significa desaparición y renovación de terrenos anegados ubicados en explanadas y antiguos meandros redondeados, cuya curvatura o saliente inundada puede cambiar su latitud y alargamiento en cierto periodo de tiempo. Posteriormente, según características hidrogeomorfológicas que incluyen el régimen pluviométrico del terreno, el río amplía o estrecha su cauce, va creando nuevos marjales y carcomiendo otras orillas de antiguas zonas de várzea. La forma en que los afluentes del Amazonas aportan nuevos sedimentos en diferentes partes del delta, es una dinámica, que combinada con la erosión hídrica, en su avance socava terrenos distantes formados antiguamente por el río en orillas opuestas y aguas abajo; el terreno antes inundado ahora es suelo fértil donde se renueva la vegetación característica y se practica la agricultura junto con la extracción de maderas.

Los constantes y dramáticos cambios a los que suelen ser sometidas las várzeas por actividades humanas como deforestación, ganadería o agricultura intensiva características en los procesos de poblamiento en las riberas de los ríos y selva adentro, son dinámicas que actualmente pueden observarse en secuencias fotográficas aéreas e imágenes satelitales del delta amazónico que toman información de periodos cercanos a los treinta años.

Véase también

Referencias

  1. Gutiérrez, J. (2015). Origen del topónimo Bárcena. Recuperado de https://lacantabriaburgalesa.wordpress.com/2015/12/07/origen-del-toponimo-barcena/
  2. Corominas, J. (1987). Breve diccionario etimológico de la lengua castellana. Editorial Gredos S.A., Sánchez Pacheco, Madrid, España
  3. Guhl, E. (2016). Colombia: bosquejo de su geografía tropical. Ediciones Uniandes: Jardín botánico de Bogotá José Celestino Mutis: Universidad Nacional de Colombia. Bogotá, Colombia
  4. Espinosa, M. (1995). Convivencia y poder político entre los andoques. Editorial Universidad Nacional de Colombia. Bogotá, Colombia
  5. Espinosa, M. (1995). Convivencia y poder político entre los andoques. Editorial Universidad Nacional de Colombia. Bogotá, Colombia p. 63
  6. Guhl, E. (2016). Colombia: bosquejo de su geografía tropical. Ediciones Uniandes: Jardín botánico de Bogotá José Celestino Mutis: Universidad Nacional de Colombia. Bogotá, Colombia
  7. Parolin, P. (2002). Bosques inundados en la amazonia central: su aprovechamiento actual y potencial. Ecología Aplicada, diciembre, año/vol. 1, número 001, Universidad Nacional Agraria La Molina. Lima, Perú
  8. Parolin, P. (2002). Bosques inundados en la amazonia central: su aprovechamiento actual y potencial. Ecología Aplicada, diciembre, año/vol. 1, número 001, Universidad Nacional Agraria La Molina. Lima, Perú.

Enlaces relacionados en Banrepcultural

Créditos

1. Abril de 2022. Investigación y texto Federico Paz para el Proyecto: Río: territorios posibles Banrepcultural