Volcán

Qué es

Los volcanes son el resultado de una erupción, el cual es un proceso de expulsión de gases y materia del interior de la tierra hacia el exterior, la cual depende de la composición y temperatura del magma, y los gases que lo componen.

Componentes del volcan

La estructura del volcán está compuesta por:

Conducto: es la fisura lineal que propicia la expulsión de materia y gas desde el interior, terminando en un orificio en la superficie terrestre denominado chimenea.

Chimenea: apertura en la superficie por donde son expulsados los materiales de la erupción.

Cráter: es el ‘hueco’ o estructura que se localiza en la chimenea y es compuesta por los fragmentos de las rocas expulsadas, dando una forma circular,

Calderas: no son un elemento constante en todos los volcanes, son depresiones más profundas del cráter.

Conos parásito: son formaciones iniciales del proceso de erupción donde se dan fisuras adicionales al conducto principal conllevando a que se formen diversas chimeneas, cuando sólo emiten gases son conocidas como fumarolas.


Imagen tomada de Tarbuck, E; Lutgens, F. (2005).

Clasificación de los volcanes

Los volcanes se clasifican en dos categorías, activos y pasivos. Los primeros son aquellos que pueden iniciar actividad eruptiva, mientras los segundos tienen baja actividad asociada principalmente a la presencia de termales, siendo en algunos casos volcanes durmientes, los cuales no han tenido actividad por más de 25.000 años.

Existen varios tipos de volcanes encontrando:

Volcanes en Escudo: son formaciones producto de erupciones de lava muy fluidas, las cuales al ser expulsadas crean la figura de un escudo.

Conos de ceniza/escoria: son producto, en la mayoría de casos de una única erupción, expulsando en su mayoría material rocoso poco diluido.

Conos compuestos/estratovolcanes: están localizados en su mayoría en una zona del Pacífico conocida como ‘Anillo de Fuego’, está conformado por grandes depósitos de lava y roca, y su forma es un monte casi simétrica, son los más conocidos en el planeta.

Aspectos de las erupciones volcanicas

Finalmente, las erupciones volcánicas tienen dos aspectos. Uno positivo asociado a la generación de tierra productiva que a lo largo de los años ha servido para el desarrollo de actividades agrícolas, como es el caso en la isla de Santo Antão (Cabo Verde). Y un lado negativo asociado a la falta de prevención de la actividad volcánica, la cual ha generado grandes catástrofes humanas. La primera de ellas está asociada al Monte Vesuvio que sepultó la ciudad romana de Pompeya en el año 79 D.C., y en el caso colombiano la erupción del Nevado del Ruíz que destruyó totalmente esta población en 1985.