Alicia Bulla

From Enciclopedia | Banrepcultural
⧼banrepcultural-jumptonavigation⧽ ⧼banrepcultural-jumptosearch⧽
Alicia Bulla
Avatar-mujer.jpg
Datos generales
Nombre Alicia Bulla
Fecha de nacimiento 1959
Ocupación Ciclista profesional
País de nacimiento Colombia Bandera de Colombia }}
Ciudad de nacimiento Bogotá


Alicia Bulla es una exciclista profesional colombiana que se dedicó a este deporte en los años ochenta, época en la que en Colombia el ciclismo era una actividad casi exclusiva de los hombres.

Biografía

A sus 20 años, cuando empezó su entrenamiento profesional, el país demostraba potencial en el ciclismo, con representantes como Martín Emilio “Cochise” Rodríguez, Álvaro Pachón y Ramón Hoyos, entre otros, pero no se hablaba de un ciclismo femenino.

Bulla, con un equipo de ciclistas mujeres liderado por el “Zipa” Forero, un exciclista profesional colombiano, fue una de las primeras mujeres en salir de Colombia para competir en el Tour de Francia Femenino de 1986, donde logró posiciones que eran impensables para ciclistas que se estrenaban en pistas internacionales. Su carrera como ciclista duró poco, aunque logró visibilizar el ciclismo femenino colombiano.

En la actualidad se dedica a diferentes oficios y al cuidado de su hija.

Los inicios de Alicia Bulla en un deporte de hombres

Alicia Bulla nació en Bogotá el 21 de marzo de 1959. Tiene tres hermanos mayores y uno de ellos fue el que le mostró la pasión por la bicicleta. Cuando Bulla tenía 17 años este la inscribió en una carrera informal en el barrio Tunjuelito, en Bogotá. Allí compitió con una bicicleta prestada y decidió que el ciclismo podía ser algo más que un pasatiempo.

Después de esa primera carrera de bicicletas decidió hacer parte de todas las que pudiera. Según ella, gracias al auge de triunfos colombianos en ciclismo ya no solo había hombres interesados en pedalear, sino también muchas mujeres jóvenes. Con los ídolos del ciclismo colombiano cada vez más presentes Alicia empezó a montar mucho más: “me iba a Sibaté en bicicleta y volvía y veía que era una actividad que lograba hacer con facilidad”. Con el tiempo, conoció a un grupo de chicas que entrenaban en Bogotá, que la motivaron a convertirse en ciclista profesional.

De los primeros equipos femeninos de ciclistas en Colombia

En Colombia el ciclismo femenino era una afición de las mujeres, más que una actividad profesional. Según Alicia Bulla, fue gracias a su perseverancia en varias carreras, que ocurrían en diferentes barrios de Bogotá, que logró conocer y entrenar con Efraín el “Zipa” Forero. Este último, después de convertirse en una eminencia del ciclismo en Colombia por ganar cuatro Campeonatos Nacionales de Ciclismo en Ruta, en 1950, 1953, 1954 y 1958, y la primera edición de la Vuelta a Colombia en 1951, se dedicó a entrenar a hombres y mujeres ciclistas en 1981.

Fue así que Bulla empezó su formación como ciclista profesional. Tenía un entrenamiento a la par con equipos masculinos y empezaron a presentársele oportunidades para probarse en competencias nacionales. Entrenaba todos los fines de semana en el club “El indomable Zipa”, creado por Forero para fomentar el ignorado ciclismo femenino de la época (“El Tour de Francia Femenino con colombianas”, 2013).

Alicia Bulla recuerda que se decía que el equipo que se formó en el club fue el primer equipo de mujeres ciclistas que logró llevar a estas deportistas a competencias nacionales. Y afirma que poco antes de enlistarse con Forero existió, hacia 1984, el equipo Maquipán, del que hacían parte las ciclistas Luz Marina Ramírez, Flor Inés López, Luz Estela Lancheros y Gloria Estela Cardozo, quienes también competían a nivel nacional (“7 momentos claves del ciclismo femenino colombiano”, 2019).

Según Efraín Forero, luego de empezar a entrenar a las mujeres ciclistas muy poca gente quería trabajar con ellas, tanto así que le rechazaron la inscripción en la Liga de Bogotá en los años ochenta. “Yo fui a hablar a la Liga de Bogotá, que estaba yo afiliado a esa, y que quería que me afiliaran las ciclistas. Dijeron que no las afiliaban [...]. Yo dije ‘yo tengo un club’ y dijeron ‘sí, pero es que no queremos trabajar con viejas’” (“El Tour de Francia Femenino con colombianas”, 2013), afirma Forero en una entrevista sobre su inicio en el entrenamiento de ciclistas mujeres.

Sin embargo, a pesar de no contar con apoyo, Forero recuerda que llegó a tener veintiocho ciclistas, que cada vez se hacían oír en las competencias nacionales (“El Tour de Francia Femenino con colombianas”, 2013).

Gracias al trabajo de estos equipos femeninos algunos patrocinadores le prestaron atención al equipo del “Zipa”. Alicia Bulla recuerda también que Postobón las ayudó a cumplir uno de sus sueños: viajar a Francia como el primer equipo femenino colombiano y competir en el exterior.

Tour de Francia Femenino 1986

Los años ochenta se convirtieron en una década de oro en el ciclismo colombiano. Por un lado, comenzaron a destacarse los ciclistas varones Lucho Herrera y Fabio Parra, quienes marcaron el curso del ciclismo en el equipo legendario de Café de Colombia, dirigido por José Raúl Mesa Orozco. Y por otro, el ciclismo femenino de Colombia que se hizo visible en Europa.

Fue en 1986, después de que el Zipa insistiera en la necesidad de visibilizar el ciclismo femenino del país, que este consiguió el patrocinio de Postobón para que una selección de siete ciclistas colombianas viajara a Francia a competir contra ciclistas de todo el mundo, en el Tour de Francia Femenino, conocido también como la Grande Boucle femenina. Dentro de esas siete deportistas participó Alicia Bulla, que sin haber conocido otro país se fue a competir en Francia. Forero las acompañó y aconsejó para tener un mejor rendimiento y dar los resultados que sorprendieron a los colombianos: “Y comenzaron a llamarme: ¡Oiga Zipa, usted qué les da a esas viejas que están volando!” (“7 momentos claves del ciclismo femenino colombiano”, 2019), recuerda Forero.

Al ser la primera selección de mujeres colombianas que viajaba al extranjero a competir en una competencia ciclística de esta talla, la selección de ciclistas damas escogidas por Forero lograron acabar la carrera y terminar en las primeras ochenta posiciones del Tour, según su propio entrenador (“7 momentos claves del ciclismo femenino colombiano”, 2019).

Forero afirma que nadie se imaginó que fueran a terminar la carrera, y que incluso Raúl Mesa (Pérez, 2019), un ciclista de la época, apostó cinco mil pesos a que en la primera etapa las eliminaban a todas. “Imagínese, nosotras allá, sin saber cómo era montar en esas montañas […] lograr terminar esa carrera nos sorprendió a todos”, afirma Alicia. Terminó en la posición 71 del Tour y este evento se convirtió en una motivación para continuar pedaleando.

Cambio de rumbo

A pesar de que esta fue una experiencia que Alicia Bulla jamás olvidará, su carrera como ciclista se acabó al poco tiempo. Después del Tour de Francia no tuvo muchas oportunidades para seguir compitiendo, por un lado, por falta de apoyo de los equipos y hasta de los mismos entrenadores, recuerda, pero también porque el ciclismo se convirtió en un espacio para las preferencias: “Eso se convirtió en algo de rosca. A mí ya no me escogían para montar en los equipos y no pude seguir entrenando”, recuerda. Por eso terminó retirándose un año después, en 1987.

La falta de aliados y patrocinadores para el ciclismo femenino en el país, junto con su embarazo, resultaron cruciales en su decisión de abandonar el ciclismo como profesión. Después de eso, al no haber estudiado ninguna carrera, Alicia ha trabajado en diferentes oficios para mantener a su hija , entre ellos la administración de la bodega de un concesionario y la limpieza doméstica.

Actualmente, el ciclismo colombiano femenino no tiene los mismos problemas que en sus inicios. Para Alicia Bulla el ciclismo femenino de hoy es mucho más reconocido y las mujeres han logrado llevar esta disciplina muy lejos. Sin embargo, desafortunadamente, sigue siendo predominante el ciclismo masculino en las competencias nacionales e internacionales.