Divisoria de agua

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search

En hidrografía regional las divisorias de aguas son líneas o referentes topográficos trazados entre los puntos, cumbres o pináculos de mayor altitud que encierran el área de una cuenca; sus límites o particiones en el terreno, marcadas según el alcance o altura de los elementos orográficos circundantes son referentes de estudio que permiten diferenciarla espacialmente de otra.

Características

En geografía física, la distribución espacial de las aguas de un área natural está determinada por cuencas o sistemas únicos de drenaje, estos se observan en el paisaje como cauces pequeños, medianos y grandes que vierten sus aguas a ríos concretos. Las divisorias de drenajes son los límites naturales que existen entre las sub cuencas hidrográficas, donde se han utilizado históricamente para crear las fronteras territoriales; cuando las cuencas son separadas por las cumbres de drenaje o divisorias de drenaje se les llama divisorias de vertientes, es así que cuando la lluvia cae en las laderas opuestas de la divisoria de drenajes, estas fluyen en varias direcciones, a veces solo al principio ya que muy frecuentemente estos drenajes o ríos se unen y caen a un río más grande.[1]

Distintos autores señalan que los límites de la cuenca se establecen por el parteaguas, el cual refiere a una línea imaginaria que bordea la parte superior de las elevaciones del terreno de la hoya hidrográfica y determina la dirección hacia donde escurre el agua y posteriormente su punto de salida. “La zona de montaña o de altas pendientes corresponde a la divisoria de aguas[2]

Según el Diccionario Ilustrado de Geomorfología[3], la divisoria de aguas se define de la siguiente manera:

  • Divisoria: línea de separación de dos cuencas aledañas, sean ellas hidrográficas o hidrogeológicas. Sinónimos: divisoria de aguas y divorcio de aguas. Etimología: latín: dividiré, distinguir, distribuir, dividir.
  • Divisoria consecuente: divisoria de aguas entre dos cuencas consecuentes.
  • Divisora continental: divisoria de aguas que separa las corrientes que fluyen hacia lados opuestos de un continente, usualmente hacia océanos diferentes.
  • Divorcio de aguas: 1. Área en la cima de las montañas entre dos valles o cuencas adyacentes. 2. Línea que une los puntos más altos que separan dos valles o cuencas adyacentes. (p. 188)

Esta delimitación se circunscribe al funcionamiento de la cuenca, el cual depende de su parte altitudinal ya que las partes altas cercanas al parteaguas como las cimas de las cordilleras y las puntas finales de los glaciares, determinan las zonas de tránsito, y estas establecen a su vez a las zonas de deposición y desembocadura. Según Henao[4], en cada cuenca hidrográfica se debe tener en cuenta las divisiones topográficas constituidas por diferentes divorcios o separaciones de aguas, “Se llaman divorcios de aguas, por ser estos puntos una línea de separación con las cuencas adyacentes. Las divisorias o divorcios de aguas siguen alrededor de la cuenca y solamente atraviesan el río en el punto de desagüe.” (p.48)

Muchos ríos tienen sus afluentes a lo largo de extensas divisorias de aguas, sus cursos adyacentes a las mismas suelen recorrer largas distancias formando trechos encañonados, valles y en algunos casos cuerpos lacustres o lagos. El perfil transversal es una sección o corte que cruza en ángulo recto el valle de la corriente. Durante el periodo de avenidas, cuando el cauce no tiene cupo para la descarga en aumento, se derrama la corriente sobre sus bordes e inunda esta área, formando una llanura o planicie de inundación. Las paredes del valle, que se levantan a cada lado y que se encuentran como crestas en los filos de las montañas, son llamadas divisorias de aguas o parte-aguas, que son las separaciones entre el valle central y los valles laterales[5].

Las divisorias de aguas denotan también el carácter límnico del torrente de los ríos en sus respectivas cuencas, factor que denota el color ambarino de sus aguas según la composición de los sedimentos minerales que arrastra o por la presencia de compuestos orgánicos vegetales complejos como los taninos o ácidos húmicos que tiñen las aguas con tonalidades parduscas.

Henao[6], señala que:

El divorcio de aguas de una cuenca divide la precipitación que cae en las cuencas adyacentes y dirige el drenaje hacia uno u otro sistema de flujo.

Existen dos clases de divorcios de agua:

  • El divorcio topográfico
  • El divorcio freático

El topográfico es que divide hacia cuál de las dos cuencas adyacentes irá la precipitación y el freático es que divide el drenaje del agua que va por debajo del suelo o subterráneamente, conocido como agua freática. (p.48).

En cartografía, los divorcios de aguas se circunscriben a las curvas de nivel que definen las alturas, longitudes y pendientes del área de estudio en los mapas topográficos, indicando la incidencia de la orografía en las particularidades meteorológicas que inciden en ciclo hidrológico de cada tipo de cuenca. En la parte alta de las cuencas y su conjunto de microcuencas se sitúan las divisorias de aguas, que según características como topografía y cobertura vegetal son lugares donde los niveles de evaporación, evapotranspiración y precipitación suelen ser mayores.

Desde la perspectiva descriptiva en geografía, puede señalarse que al observar detalladamente y transitar los valles remontando las cordilleras, una gran mayoría de paisajes de río contienen cúspides y descensos de diversas alturas, característica típica de los relieves montañosos desde donde brotan sinuosos riachuelos entre las depresiones y adyacencias de las cimas situadas sobre oquedades y reductos boscosos contenidos o dispersos en mesetas, alcores, montañas y cordilleras.

Importancia

La divisoria de aguas indica el punto de salida de las aguas a la cuenca o subcuenca hidrográfica en cuestión, su localización revela la distribución altitudinal del terreno y la incidencia de la pendiente en la densidad de los drenajes y la velocidad de sus corrientes. El uso y características del agua en los territorios se regulan y ordenan dividiendo las cuencas según los divorcios hídricos que inciden en la dinámica, localización y apariencia de sus vertientes. Los divorcios de aguas se perfilan como unidades de división funcionales que integran factores ambientales y sociales del paisaje en una región.

Referencias

  1. Burbank, D. (2001). Tectonic geomorphology. S. C. Blackwell Publishing.
  2. Universidad del Cauca. (s.f.) Geomorfología fluvial. Popayán, Colombia: Universidad del Cauca. Recuperado de https://web.archive.org/web/20130921053734/http://artemisa.unicauca.edu.co/~hdulica/t_geomorfologia.pdf
  3. Diccionario ilustrado de geomorfología. (2020). Recuperado de: https://www.academia.edu/42203608/DICCIONARIO_ILUSTRADO_DE_GEOMORFOLOG%C3%8DA
  4. Henao, J. (2003). Introducción al manejo de cuencas hidrográficas. Bogotá, Colombia: Universidad Santo Tomás.
  5. Universidad del Cauca. (s.f.) Geomorfología fluvial. Popayán, Colombia: Universidad del Cauca. Recuperado de https://web.archive.org/web/20130921053734/http://artemisa.unicauca.edu.co/~hdulica/t_geomorfologia.pdf
  6. Henao, J. (2003). Introducción al manejo de cuencas hidrográficas. Bogotá, Colombia: Universidad Santo Tomás.

Materiales disponibles en las colecciones bibliográficas