Difference between revisions of "Edgar Corredor Álvarez"

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search
Line 69: Line 69:
 
*'''{{Fecha|1985|link=}}''': Ganador de una etapa en el Tour del Porvenir.
 
*'''{{Fecha|1985|link=}}''': Ganador de una etapa en el Tour del Porvenir.
 
*'''{{Fecha|1991|link=}}''': Campeón Vuelta a Aragón.
 
*'''{{Fecha|1991|link=}}''': Campeón Vuelta a Aragón.
 +
 +
==Véase también==
 +
 +
==Bibliografía==
 +
 +
*Alvarado, S. (2013). La conquista de Europa. ''El Malpensante''. Recuperado de https://www.elmalpensante.com/articulo/3005/la_conquista_de_europa
 +
*Hazañas en medio del desorden (1983). ''Semana''. Recuperado de https://www.semana.com/deportes/articulo/hazaas-en-medio-del-desorden/3340-3
 +
*Rendell, M. (2016). ''Reyes de las montañas. De cómo los héroes del ciclismo colombiano incidieron en la historia del país''. Bogotá: Semana Libros. N.° topográfico: 796.6 R35r.

Revision as of 03:36, 1 February 2021

Edgar Corredor Álvarez
Avatar-hombre.jpg
Datos generales
Nombre Edgar Corredor Álvarez
Fecha de nacimiento 24 de febrero de 1960
Ocupación Ciclista profesional
País de nacimiento Colombia Bandera de Colombia }}
Ciudad de nacimiento Sogamoso, Boyacá


Edgar Corredor Álvarez, conocido como Condorito, es un exciclista profesional colombiano nacido en Sogamoso, Boyacá, el 24 de febrero de 1960. Corrió como profesional durante los años ochenta y principios de los noventa. Formó parte del equipo Pilas Varta, la primera agrupación colombiana de ciclistas aficionados que debutó en el Tour de Francia en 1983. Corrió cuatro veces el Tour y cinco veces la Vuelta a España. Ganó etapas en la Vuelta a Colombia, en el Tour del Porvenir y en la Vuelta a Aragón, donde culminó de primero en la clasificación general. Actualmente se desempeña como entrenador de ciclismo en Bogotá.

Biografía

Inicios en el ciclismo

Edgar Corredor, llamado Condorito por su parecido con el personaje de la tira cómica, empezó su carrera ciclista a la edad de 15 años en el Club Ciclo Belencito de Sogamoso, un pueblo de Boyacá que ha producido a varios pedalistas de alto nivel, como Fabio Parra y Rafael Acevedo, entre otros. Igual que muchos de sus colegas, se inició en bicicletas de turismo, conocidas como turismeras, antes de cambiarse al ciclismo de ruta. Corrió la Vuelta de la Juventud en 1979 y logró el cuarto puesto. En 1982 ganó dos etapas en la Vuelta a Colombia y participó en la Vuelta al Táchira con un equipo que resultó campeón.

Corredor invirtió sus primeros años como ciclista aficionado en la disputa de carreras regionales en Colombia. Con distintos equipos, entre ellos el Ónix Sello Negro y también Lotería de Boyacá, se fogueó en pruebas clásicas como la Vuelta a Cundinamarca, la Clásica Boyacá, la Vuelta al Valle y la Cootranspensilvania. En 1981 ocupó el segundo puesto en la primera etapa del Clásico RCN.

La conquista de Europa

Cuando Miguel Ángel Bermúdez, entonces presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo, se dedicó a reunir una suerte de selección nacional de ciclistas aficionados, Edgar Corredor fue uno de los convocados. El plan, llamado “La conquista de Europa”, era ambicioso: conseguir una invitación de los organizadores del Tour de Francia y debutar con los mejores corredores disponibles en el país.

Condorito fue una elección acertada, pues al final del Tour, cuando cinco de los diez ciclistas habían abandonado la competencia, él conseguiría el puesto 16, el mejor entre los colombianos, seguido por José Patrocinio Jiménez quien brilló en los ascensos. En su libro Reyes de las montañas, Matt Rendell (2016) habla de Corredor.

Terminó de tercero en el Alpe d’Huez y repitió en Morzine, y fue noveno en la contrarreloj de montaña. Corredor fue el único pedalista que pudo ganarle a quien fuera en esa oportunidad el eventual ganador de la prueba, Laurent Fignon, en todas y cada una de las etapas de montaña. En el ascenso a Morzine, Patrocinio se pinchó, perdiendo no solo tiempo, sino también sus esperanzas de terminar entre los primeros diez de la tabla general, y cuando sufrió una caída en Champs Élysées, Condorito lo sobrepasó para ubicarse como el mejor colombiano (p. 187).

Aquel año, 1983, fue el del estallido de Edgar Corredor. No solo consiguió la mejor posición entre los diez que debutaron en el Tour de Francia; también, en su país, logró buenos resultados en la Vuelta a Cundinamarca, en la Vuelta a Colombia y en el Gran Premio Guillermo Tell en Suiza. Al año siguiente sería quinto en la Vuelta a España y número uno en la clasificación de los jóvenes.

Sin embargo, hubo fallas en ese debut del equipo Pilas Varta. Durante la decimocuarta etapa, que se corrió el 15 de julio entre las poblaciones de Aurillac e Issoire, de 249 kilómetros, Condorito perdió un tiempo valioso que afectó su ubicación en la tabla general de la carrera. Después él mismo atribuyó el retraso a la negligencia de un masajista que no lo quiso atender el día anterior, después de una etapa muy dura que le dejó las piernas agotadas y entumecidas luego de cruzar los Pirineos. Fue el tipo de novatadas que debieron padecer los pioneros de 1983.

José Patrocinio Jiménez y Edgar Corredor tuvieron la oportunidad de mostrarse en Europa, y recibieron ofertas de equipos internacionales para quedarse allá. Corredor firmó un contrato de un año con el equipo español Teka, con el cual logró un quinto puesto en la Vuelta a España de 1984; el mismo año alcanzó el tercer puesto en el Tour Midi-Pyrénées. Al año siguiente rechazó ofertas en Europa para volver a correr con un equipo colombiano, el Pilas Varta-Café de Colombia, junto a Lucho Herrera, Fabio Parra, Antonio Agudelo y otros colegas. La escuadra sumó un total de veinticuatro corredores, con José Raúl Mesa como mánager, a quien más tarde sucedería Raphaël Géminiani, un exciclista francés que venía de lograr varios podios en el Tour de Francia y en la Vuelta a España.

Entre 1986 y 1987 disputó varias competencias nacionales e internacionales: el Tour del Porvenir, el Clásico RCN, la Vuelta a Colombia, la Dauphiné Libéré, la Vuelta a Cataluña y la Vuelta a Costa Rica.

Cuando decidió volver a Colombia en 1985, Corredor rechazó estos ofrecimientos de equipos europeos. Años después consideraría esto un error, pues el viejo continente quizá le habría podido ofrecer mayores oportunidades. Unos años más tarde por fin aceptó de nuevo volver a trabajar al otro lado del océano, gracias a una oferta del equipo portugués Sicasal-Acral, pero a su carrera le quedaban solo dos años como profesional en el ciclismo de ruta, 1991 y 1992.

En 1993 Edgar Corredor volvió a Colombia y demostró su versatilidad: corrió en ciclismo de montaña una competencia en el departamento del Valle. Ese año fue campeón de ciclomontañismo en la Copa Manzana Postobón. También participó en el Mundial de Ciclomontañismo celebrado en Estados Unidos.

En el año 1995 finalmente se retiró de las competencias para empezar a trabajar como entrenador. Desde 1996 hasta 2002 fue técnico en las categorías de ruta y pista en el departamento de Casanare, donde fundó una escuela de ciclismo. Entre 2003 y 2005 trabajó como técnico de las mismas categorías en Boyacá. Y desde el año 2006 trabaja como técnico de ciclomontañismo para el Instituto Distrital de Recreación y Deporte de la Alcaldía de Bogotá. Él mismo suele practicar el ciclomontañismo con frecuencia.

Cargos en los que se ha desempeñado

  • Ciclista equipo Lotería de Boyacá (1982)
  • Ciclista equipo Pilas Varta (1983)
  • Ciclista equipo Teka (1984)
  • Ciclista equipo Pilas Varta-Café de Colombia (1985-1987)
  • Ciclista equipo Café de Colombia (1988-1990)
  • Ciclista equipo Sicasal-Acral (1991-1992)

Cronología

  • 1960: Nace en Sogamoso, Boyacá.
  • 1984: Quinto lugar en la Vuelta a España.
  • 1985: Ganador de una etapa en el Tour del Porvenir.
  • 1991: Campeón Vuelta a Aragón.

Véase también

Bibliografía