Francia Márquez

From Enciclopedia | Banrepcultural
⧼banrepcultural-jumptonavigation⧽ ⧼banrepcultural-jumptosearch⧽
Francia Márquez
(Francia Márquez) F70A6326 (49199213312) (cropped).jpg
Fotografiada en diciembre de 2019 durante un panel organizado por GUE/NGL en el Parlamento Europeo.
Datos generales
Nombre Francia Elena Márquez Mina
Fecha de nacimiento 1982
Nacionalidad Colombiana Bandera de Colombia }}
Ocupación Lideresa afrodescendiente. Activista de derechos humanos
País de nacimiento Colombia Bandera de Colombia }}
Ciudad de nacimiento Cauca


Francia Márquez es una lideresa social y ambiental colombiana. Ha trabajado por la defensa de los ríos del Municipio de Suárez (Cauca, Colombia) y de los territorios ancestrales de las comunidades afrodescendientes, ante las actividades mineras legales e ilegales que han asediado el territorio. Ganadora del The Goldman Environmental Prize en el 2018 – conocido como el Premio Nobel Ambiental – y otros reconocimientos a su labor como activista.

Biografía

Francia Márquez Mina nació en 1982, en la vereda de Yolombó en el corregimiento de La Toma en el municipio de Suárez, ubicado al norte del departamento del Cauca (Colombia).

Primeros años

Pasó su infancia entre la casa de sus abuelos maternos y paternos, también con su mamá y sus hermanos[1]. Su mamá trabaja como partera, también en agricultura y minería; al igual que su padre quien, además, es obrero. Tuvo una relación especial con su abuelo materno y lo recuerda siempre con afecto.

Para mí era muy bonito en mi infancia ir al río [Ovejas, en el Cauca], dormir junto al río con mi abuelo. Nosotros hacíamos unos ranchos a la orilla y el ruido del agua me arrullaba y me dormía. Mi abuelo llevaba su racimo de plátanos y en la noche nos hacía plátano y cogía pescado y nos lo asaba. Éramos muy felices[2].

Se crió en una comunidad unida, “crecí en una familia extensa, la crianza era colectiva. Aquí todo el mundo lo cuidaba a uno y si se portaba mal, cualquiera podía corregirlo.[3]

Se convirtió en madre muy joven y trabajó como empleada de servicios domésticos y también como minera artesanal. Compartió una vida familiar unida y le gustaba la danza, el canto y el teatro; pero quedó embaraza a los 16 de un minero que había llegado a la zona. Tuvo un hijo y al poco tiempo se fue a Cali y allí quedó nuevamente embarazada[4]. La labor de liderazgo también la vio en su abuelo y con el apoyo de su familia, empezó a desarrollar esta cualidad.

Para 1993 empezó a tomar conciencia de los derechos y las dificultades ambientales y sociales por las cuales atravesaban los pescadores, los mineros ancestrales, los agricultores y los balseros de la región[5]. En particular, con respecto a la represa de la Salvajina, la cual se terminó de construir en 1985 para para regular el agua del río Cauca, según Márquez “la Salvajina ha tenido consecuencias sobre la vida de la gente en el norte del Cauca. La gente vivía con las madreviejas, que acá llaman humedales. Y cuando regularon el agua con Salvajina, se secaron esos humedales.[6]” Así que, cuando se propuso desviar el río Ovejas hacia la represa, las comunidades de la zona no lo permitieron pues implicaba perder el agua para los cultivos y para la minería ancestral y exigieron su derecho a decidir por su territorio, “fue la primera experiencia de consulta previa que iniciamos en Colombia en 1994 a partir de la Ley 70, que nos reconoció ese derecho de ser consultados.[7]” Los noventa fueron años en los que se vivieron desplazamientos forzados y desalojos, algunos con titulaciones repentinas a la empresa minera Anglo Gold y con el crecimiento de la presencia paramilitar en la zona, que apoyaba los intereses de agentes privados y aterrorizó a comunidades indígenas y negras de la región.

Trabajo como lideresa ambiental y social

En los años 2000 la situación en La Toma (Cauca, Colombia) se volvió más tensa, a causa de la escalada paramilitar. Luego de la masacre del Naya y su consecuente desplazamiento forzado, perpetrada por el Bloque Calima de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) entre el 10 y el 13 de abril de 2001, Márquez recuerda que inició una rápida otorgación de títulos para explotación minera en la región, incluyendo La Toma. Esta es la época en la que se va la Universidad Santiago de Cali a estudiar derecho para poder trabajar con más herramientas a su comunidad. En primer semestre, con apoyo de varios abogados, trataron de instaurar una acción de tutela para frenar las órdenes de desalojo que se estaban dando en el territorio, pero les fue negada bajo el argumento de que no tenían un título colectivo y que el Estado estaba en libertad de otorgar títulos mineros a su discreción. El Estado seguiría respaldando los megaproyectos en la zona.

En ese entonces, la Defensoría del Pueblo ayudó suspendiendo las órdenes de desalojo. Pero no fue sino hasta que entre 2009-2010, cuando Francia Márquez y Yair Ortiz Larrahondo - en representación de ellos mismos y del Consejo Comunitario del corregimiento La Toma, municipio de Suárez, Cauca – lograron instaurar una segunda acción de tutela contra varias entidades estatales y otros particulares, “para alegar la violación al debido proceso y la violación al derecho fundamental a la consulta previa”[8], lo cual suponía el reconocimiento de la comunidad como ancestral y tradicional.

A raíz de estas acciones, la Corte Constitucional colombiana expidió, primero, el Auto 005 de 2009, en el cual se buscó la “protección de los derechos fundamentales de la población afrodescendiente víctima del desplazamiento forzado”[9]. Y, segundo, la sentencia T-1045A de 2010, en la cual se reconoció que La Toma es una comunidad afrodescendiente con derecho a su territorio y que vive, principalmente, de la minería ancestral; razón por la cual se suspendieron los títulos mineros que se habían otorgado hasta el momento[10].

No obstante, la preocupación no paró allí. Desde el fallo a favor de la comunidad, se incrementó la minería ilegal por parte de agentes externos y con ella las amenazas de muerte y los asesinatos de líderes y lideresas de la comunidad, por parte de grupos ilegales como Las Águilas Negras y Los Rastrojos[11]. Junto con Márquez, varios miembros del comité de derechos humanos de La Toma recibieron amenazas vía mensaje de texto por parte del grupo paramilitar Águilas Negras, situación que fue denunciada por ellos, e incluso, por Amnistía Internacional en febrero de 2015[12]. Al parecer, las amenazas se dieron por las acciones emprendidas por miembros de la comunidad para impedir el uso de dos retroexcavadoras ilegales en el río Ovejas en el 2014, pero lo cual no impidió que el número de estas aumentaran en la zona y se desbordara la situación de la minería ilegal, sin una acción efectiva del Estado.

Ese mismo año, Francia Márquez logró llevar hasta el Alto Comisionado de Naciones Unidas de Colombia esta situación y se “logró la firma de un acuerdo para frenar la extracción ilegal de oro en sus tierras originarias.[13]” También organizó la movilización de las Mujeres Negras Por el Cuidado de la Vida y los Territorios Ancestrales o La marcha de los turbantes, la cual fue una caminata que inició el 17 de noviembre del 2014, desde la vereda de La Toma (Suárez, Cauca) y llegó a Bogotá, con alrededor de 80 mujeres:

ataviadas con turbantes que hacían explícita su afrodescendencia. Marcharon para exigirle al Gobierno que avance en la titulación colectiva de sus tierras, estancada desde hace años, y cumpla con los requerimientos de la Sentencia T1045A, mediante la cual la Corte Constitucional ampara los territorios ancestrales que los antepasados de las comunidades negras de esa región crearon a comienzos del siglo XVII[14].

Después de 22 días de protesta en la capital colombiana y de declararse en Asamblea permanente dentro del Ministerio del Interior[15]. Se logró una firma de acuerdos que, finalmente, no garantizaron que se frenara la minería ilegal ni que se protegiera la seguridad de los líderes y lideresas de la zona de forma inmediata. Para ese entonces, Márquez ya había tenido que salir del territorio con sus dos hijos, amenazada y señalada como objetivo militar de grupos armados ilegales; al respecto, comenta:

Salir forzosamente desplazada con mis dos hijos, porque iba[n] a ir hasta mi casa para matarme fue muy triste. Personas conocidas me llamaron y me dijeron: ‘tiene que irse de aquí porque la van a matar’. Con mis dos hijos salí hacia una casa ajena y de ahí me fui a Cali [Valle del Cauca] la ciudad más cercana donde me abrieron las puertas […] Era triste ver a mis hijos pequeños tan vulnerables, eso es lo peor que he vivido y no se lo deseo a nadie, incluso me sentí culpable porque creía que había puesto en riesgo la vida de ellos[16].

A pesar de tener ser tener que desplazarse de manera forzosa de su hogar, no ha dejado de trabajar ni de denunciar la violación de los derechos de las comunidades ancestrales negras y la necesaria preservación del ambiente. A pesar de la dilación en los procesos, para 2016 “toda la maquinaria que operaba fraudulentamente en La Toma había sido físicamente removida o destruida”[17], pero la vida de Francia Márquez siguió (y sigue) bajo amenaza.

Reconocimientos y su labor entre amenazas

Las acciones mencionadas la hicieron merecedora de varios reconocimientos y la incentivaron a participar en otros espacios de la vida pública del país. En el 2014 participó en la Quinta delegación de víctimas a La Habana, en el marco de los diálogos de paz entre el Gobierno Nacional del entonces presidente Juan Manuel Santos y las entonces Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), que ahora fungen como partido político. Allí expuso la victimización de comunidades negras a raíz de las actividades mineras ilegales y también las relacionadas con los megaproyectos mineros de por parte de compañías multinacionales[18] que llegan con la promesa del desarrollo a los territorios; y también habló de los impactos del conflicto armado en las mujeres y hombres de comunidades afrocolombianas, indígenas y campesinas.

Uno de los primeros reconocimientos por su labor, lo obtuvo en la categoría Defensora del Año en el Premio Nacional a la defensa de los derechos humanos en Colombia del 2015 y se le describió así:

líder formidable de la comunidad afrocolombiana. En los últimos años su trabajo ha estado enfocado en la defensa de los derechos étnicos y territoriales de las comunidades afrodescendientes. Es responsable de la coordinación del área derechos colectivos y derechos humanos en Palenque Alto Cauca, así como de Procesos con comunidades negras y vocera de la Movilización de Mujeres por el Cuidado de la Vida y los Territorios Ancestrales[19].

En las elecciones legislativas de marzo de 2018, fue candidata a la cámara de Comunidades Afro-Descendientes por el partido Consejo Comunitario Yurumanguí, contó con el apoyo del colectivo político Colombia Humana. Si bien no logró los votos suficientes para obtener una curul, sí contó con el apoyo de más de 14.000 en las urnas. Su intención era promover la participación política de mujeres en este espacio político y también seguir trabajando por la defensa del territorio de sus ancestros, para hacer “un mejor control político sobre todos esos títulos mineros inconsultos en territorios de comunidades étnicas y así proteger sus derechos.[20]

Ese mismo año, los jurados del Goldman Prize – considerado también como el Nobel Ambiental – premiaron a Francia Márquez por su labor. La describieron como una líder excepcional y resaltaron su labor en la defensa de los ríos y los territorios de su comunidad ante las acciones de minería ilegal. En su discurso de aceptación, dijo:

Soy una mujer afrodescendiente. Crecí en un territorio ancestral que data de 1636. Desde pequeños nos enseñan el valor de la tierra. Sabemos que los territorios en los que construimos nuestra comunidad y recreamos nuestra cultura no son un regalo, pues les costó a nuestros mayores muchos años de trabajo y sufrimiento en las minas y haciendas esclavistas. La crianza en mi comunidad se basa en valores como la solidaridad, el respeto y la honestidad. Se nos enseña que la dignidad no tiene precio, que resistir no es aguantar. Se nos enseña a amar y valorar el territorio como espacio de vida, a luchar por este, incluso poniendo en riesgo la propia vida[21].

Al poco tiempo de haber sido galardonada, fue víctima de un atentado el 4 de mayo de 2018 en Santander de Quilichao, municipio colombiano ubicado en el norte del departamento del Cauca, en la vereda Lomitas. Fue en el marco de las reuniones que se estaban adelantando con la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca (ACONC) y salieron heridos dos de sus escoltas y un compañero[22]. A pesar de ello, sobrevivió y siguió trabajando por la dignidad, la justicia y la igualdad, “luchamos para sobrevivir o nos morimos, nos morimos de tristeza, de enfermedades o porque nos declaran objetivo militar”[23].

En octubre de 2018 la cadena de noticias BBC News publicó The BBC's 100 women of 2019, que es una lista en la cual se escogen 100 mujeres influyentes e inspiradoras de todo el mundo y Francia Márquez fue una de ellas[24]. En el 2019 (9 de diciembre) ganó premio Joan Alsina de Derechos Humanos, por su lucha permanente por la defensa del medio ambiente y de los derechos de la comunidad[25].

Los galardones son reconocimientos para ella y para la labor de los líderes y lideresas que la han acompañado en estas luchas. Han tenido efectos positivos sobre el territorio, por ejemplo, la contaminación por el mercurio de la minería ilegal no contamina tanto los ríos de Suárez, que es el municipio donde está ubicada su comunidad; no hay tantas explotaciones mineras en los bosques y se ha preservado un poco más la biodiversidad[26]. Pero la vida la comunidad sigue siendo precaria, las condiciones de vida y seguridad son aspectos que no han logrado subsanarse del todo. Así que la labor de Francia Márquez aún no ha terminado y su experiencia como ciudadana activista y defensora de derechos humanos y ambientales sigue adelante. Sobre su experiencia como mujer en la política expresa:

Lo primero es que no estamos en las mismas condiciones en la política: no tenemos las mismas condiciones económicas. Ser una mujer rebelde como yo ha sido incómodo para la gente, y yo no voy a acomodarme a esa forma como debería ser la política. Llega un momento en el que sientes que tu propia comunidad incluso se lo cree. Uno se cuestiona: ¿será que estoy equivocada? ¿Será que esto no es lo mío? Como mujer negra, por ejemplo, vi una barrera enorme en los medios de comunicación. Cuando hice campaña para el Congreso, quise buscar publicidad y me ponían unas cifras que no podía pagar, eran millones. No pude visibilizarme como debería, hice lo que pude. A nivel nacional no pude llegar, solo me conoció gente de procesos comunitarios. Ahora que dicen que soy importante porque gané un premio, ahí sí llovieron los medios de comunicación. Hay que repensar esas formas de hacer la política. Pero parece que la política no se mueve así[27].

Cronología

  • 1982 : Nace en la vereda de Yolombó en el corregimiento de La Toma en el municipio de Suárez, ubicado al norte del departamento del Cauca (Colombia).
  • 1993 : Empieza a tomar conciencia de los derechos y las dificultades ambientales y sociales por las cuales atravesaban los pescadores, los mineros ancestrales, los agricultores y los balseros de la región.
  • 2000 - 2001: : Empieza a asistir a la Universidad Santiago de Cali a estudiar derecho.
  • 2001 : Junto con varios abogados, intenta pasar una acción de tutela para frenar las órdenes de desalojo que se estaban dando en el territorio para dar vía libre a la minería de algunas multinacionales. Les fue negada bajo el argumento de que no tenían un título colectivo como comunidad ancestral sobre el territorio.
  • 2009-2010: : Junto con Yair Ortiz Larrahondo, ambos en representación del Consejo Comunitario del corregimiento La Toma, municipio de Suárez, Cauca; lograron instaurar una segunda acción de tutela con los mismos propósitos.
  • 2009 : La Corte Constitucional sacó el Auto 005 de 2009 en respuesta positiva a la acción de tutela.
  • 2010 : La Corte Constitucional sacó falló favorablemente hacia la comunidad con la sentencia T-1045A de 2010 y exigió la restitución de derechos de la comunidad y la detención de mineros legales e ilegales en la zona.
  • 2014 : Lidera la marcha de las Mujeres Negras Por el Cuidado de la Vida y los Territorios Ancestrales o La marcha de los turbantes.
    • Participa en la Quinta delegación de víctimas a La Habana, en el marco de los diálogos de paz entre el Gobierno Nacional del entonces presidente Juan Manuel Santos y las entonces Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).
  • 2015 : Junto con otros líderes y lideresas de la zona, recibe una de las varias amenazas a su vida que ha recibido por su labor. Esta fue denunciada también por Amnistía Internacional.
    • Tiene que salir del territorio con sus dos hijos, amenazada y señalada como objetivo militar de grupos armados ilegales, los denominados Las Águilas Negras.
    • Es ganadora en la categoría Defensora del Año en el Premio Nacional a la defensa de los derechos humanos en Colombia.
  • 2018 : Se lanza como candidata a la cámara de Comunidades Afro-Descendientes por el partido Consejo Comunitario Yurumanguí, contó con el apoyo del colectivo político Colombia Humana. Obtuvo más de 14.000 votos, pero no logró la curul.
    • Gana el reconocimiento Goldman Prize – considerado también como el Nobel Ambiental – por su labor por el medio ambiente y las comunidades ancestrales negras.
    • En mayo de ese año, sufre un atentado en Santander de Quilichao, municipio colombiano ubicado en el norte del departamento del Cauca, en la vereda Lomitas. Esto sucedió en el marco de las reuniones que se estaban adelantando con la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca (ACONC) y salieron heridos dos de sus escoltas y un compañero suyo.
    • Es seleccionada como una de las mujeres más importantes por la lista The BBC's 100 women of 2019.
  • 2019 : El 9 de diciembre gana premio Joan Alsina de Derechos Humanos, por su lucha permanente por la defensa del medio ambiente y de los derechos de la comunidad.

Véase también

Referencias

  1. Márquez Mina, F. (2019). Hasta los espantos se fueron. Revista Semana. Recuperado de: https://semanarural.com/web/articulo/francia-marquez-en-su-columna-hasta-los-espantos-se-fueron-habla-de-su-infancia/1219
  2. Cruz Hoyos, S. (mayo 2018). Francia Márquez recuerda su duro trayecto hasta el 'Nobel ambiental'. El País. Recuperado de: https://www.elpais.com.co/colombia/francia-marquez-recuerda-su-duro-trayecto-hasta-el-nobel-ambiental.html
  3. Zamora, D. (nov. 2019). "Nos morimos de tristeza, de enfermedades o porque nos declaran objetivo militar”, Francia Márquez. Revista Diners. Recuperado de: https://revistadiners.com.co/tendencias/73317_no-voy-a-parar-de-luchar-francia-marquez/
  4. DW Español. (2018, dic. 3). Francia Márquez: luchar contra la minería. [Archivo de video]. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=Cpi9fAjREaU
  5. Semana Sostenible. (mayo 2019). Las luchas de Francia Márquez Mina que ponen su vida en peligro. Revista Semana. Recuperado de: https://sostenibilidad.semana.com/actualidad/articulo/la-vida-de-francia-marquez-entre-la-valentia-y-la-fragilidad/44080
  6. Cruz Hoyos, S. (mayo 2018). Francia Márquez recuerda su duro trayecto hasta el 'Nobel ambiental'. El País. Recuperado de: https://www.elpais.com.co/colombia/francia-marquez-recuerda-su-duro-trayecto-hasta-el-nobel-ambiental.html
  7. Cruz Hoyos, S. (mayo 2018). Francia Márquez recuerda su duro trayecto hasta el 'Nobel ambiental'. El País. Recuperado de: https://www.elpais.com.co/colombia/francia-marquez-recuerda-su-duro-trayecto-hasta-el-nobel-ambiental.html
  8. Corte Constitucional de Colombia. Sentencia T-1045A/10. Recuperado de: https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2010/t-1045a-10.htm
  9. Corte Constitucional de Colombia. Auto 005/09. Recuperado de: https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/autos/2009/a005-09.htm
  10. Corte Constitucional de Colombia. Sentencia T-1045A/10. Recuperado de: https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2010/t-1045a-10.htm
  11. Cárdenas López, H. M. (mayo 2019). Las luchas de la comunidad negra del corregimiento La Toma, en el norte del Cauca. El País. Recuperado de: https://www.elpais.com.co/colombia/las-luchas-de-la-comunidad-negra-del-corregimiento-la-toma-en-el-norte-del-cauca.html
  12. Ver las amenazas completas en: Amnistía Internacional. (2015). Acción urgente. amenazas contra líderes afrodescendientes. Recuperado de: https://www.amnesty.org/download/Documents/AMR2300062015SPANISH.pdf
  13. Guiral, C. (2018). Santiaguina ganadora del ‘Nobel de Medio Ambiente’. Recuperado de: https://www.usc.edu.co/index.php/noticias/item/3951-santiaguina-ganadora-del-nobel-de-medio-ambiente
  14. Arocha, J. (dic. 2014). La marcha de los turbantes. El Espectador. Recuperado de: https://www.elespectador.com/opinion/la-marcha-de-los-turbantes-columna-530872
  15. DW Español. (2018, dic. 3). Francia Márquez: luchar contra la minería. [Archivo de video]. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=Cpi9fAjREaU
  16. Zimmermann, M. L. (abril 2018). La líder colombiana Francia Márquez gana el premio ambiental Goldman por su lucha contra la minería ilegal. Mongabay LATAM. Recuperado de: https://es.mongabay.com/2018/04/francia-marquez-colombia-gana-premio-goldman-mineria-ilegal/
  17. Zimmermann, M. L. (abril 2018). La líder colombiana Francia Márquez gana el premio ambiental Goldman por su lucha contra la minería ilegal. Mongabay LATAM. Recuperado de: https://es.mongabay.com/2018/04/francia-marquez-colombia-gana-premio-goldman-mineria-ilegal/
  18. Comisión de Conciliación. (2014). Quinta delegación de víctimas a La Habana. Recuperado de: http://www.comisiondeconciliacion.co/wp-content/uploads/2014/12/Quinta-Delegacion-victimas-cuba1.pdf
  19. Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia. (2015). Sección ganadores y ganadoras. Recuperado de: https://www.premiodefensorescolombia.org/ganadores-y-ganadoras
  20. Zimmermann, M. L. (abril 2018). La líder colombiana Francia Márquez gana el premio ambiental Goldman por su lucha contra la minería ilegal. Mongabay LATAM. Recuperado de: https://es.mongabay.com/2018/04/francia-marquez-colombia-gana-premio-goldman-mineria-ilegal/
  21. Goldman Environmental Prize [Goldman Environmental Prize]. (2018, mayo 2). Francia Márquez acceptance speech, 2018 Goldman Environmental Prize. [Archivo de video]. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=DF8NTVV-thc
  22. Nación. (mayo 2018). Francia Márquez denuncia atentado en su contra y otros líderes en Cauca. Semana. Recuperado de: https://www.semana.com/nacion/articulo/francia-marquez-denuncia-atentado-en-su-contra-y-otros-lideres-sociales-con-armas-y-granadas/612547
  23. Zamora, D. (nov. 2019). "Nos morimos de tristeza, de enfermedades o porque nos declaran objetivo militar”, Francia Márquez. Revista Diners. Recuperado de: https://revistadiners.com.co/tendencias/73317_no-voy-a-parar-de-luchar-francia-marquez/
  24. BBC News. (oct. 2019). BBC 100 Women 2019: Who is on the list this year? Recuperado de: https://www.bbc.com/news/world-50042279
  25. Redacción Medio Ambiente. (nov. 2019). Francia Márquez ganó premio Joan Alsina de Derechos Humanos. El Espectador. Recuperado de: https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/francia-marquez-gano-premio-joan-alsina-de-derechos-humanos-articulo-892079
  26. Redacción Medio Ambiente. (abr. 2018). Líder colombiana Francia Márquez gana "Nobel de medioambiente". El Espectador. Recuperado de: https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/lider-colombiana-francia-marquez-gana-nobel-de-medioambiente-articulo-751626
  27. Sánchez Villareal, F. (2018). Ser mujer, negra y líder cultural: ¿cuál es el mayor obstáculo? Revista Arcadia. Recuperado de: https://www.revistaarcadia.com//agenda/articulo/ser-mujer-negra-y-lider-cultural-francia-marquez-nidia-gongora-mary-grueso-y-amber-henry/70451

Bibliografía

Bibliografía disponible en la colección bibliográfica

  • Márquez, F. y Salcedo, C. (2012). Defensa del territorio y resistencia afrocolombiana en el norte del Cauca. En: Toro, P. C. Minería, territorio y conflicto en Colombia. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. (p. 427-436).

Créditos

1. Diciembre de 2019. Investigación y texto Rocío del Pilar Garzón Vargas para Banrepcultural