Ictiofauna del río Amazonas

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search

Ictio | es un vocablo proveniente del griego antiguo Ikhthús que significa “Pez”, y Fauna proveniente del latín Faunus, asociado a la diosa romana de la fecundidad. La ictiofauna etimológicamente es la definición que se utiliza para hacer referencia a la agrupación de diversas especies de peces en un lugar o territorio determinado. La supervivencia y desarrollo de este conjunto de individuos está determinada por factores bióticos, es decir, todas las formas de vida presentes en un ecosistema, como demás animales, seres humanos, insectos, plantas, bacterias, entre otros, en relación con elementos abióticos como el agua, el sol y el aire.

Generalidades

El río Amazonas con su nacimiento en el Perú hasta su desembocadura en Brasil, atravesando casi en su totalidad la anchura del continente suramericano, siendo alimentado por gran cantidad de afluentes, se constituye como el río de mayor longitud (7.062 km)[1] y caudal sobre toda la superficie terrestre, convirtiéndose en la más grande masa de agua dulce del planeta. Al poseer este inmenso caudal también posee una gran cantidad de animales que habitan cerca de él o en el mismo río, es este el caso de la diversa población de peces que llega a superar las tres mil (3.000) especies, se encuentran desde las más gigantes hasta las más diminutas.

La riqueza ictiológica presente en el extenso recorrido del río Amazonas se puede atribuir a diferentes factores biológicos y geográficos, por ejemplo, la antigüedad de su cauce expuesto a alteraciones por cambios ambientales durante cientos de años, por la interacción de diferentes especies, por la intervención del ser humano o también por la confluencia con otros ríos, como es el caso del río Orinoco, que alberga su propia ictiofauna en cierto punto compartida con el Amazonas. Así mismo, cabe mencionar que las condiciones internas del río son importantes en lo referente a la biodiversidad, ya que conforme a la cantidad del agua, a la temperatura de la misma, a la altitud en su flujo y las posibilidades de obtener una buena alimentación, puede aumentar o disminuir la variedad de peces [2].

Importancia

La abundante diversidad ictiológica del río Amazonas es fundamental en el desarrollo y conservación tanto de los aspectos biológicos como de los socioeconómicos, es decir, cada especie ocupa un eslabón determinante en la cadena trófica del ecosistema, la disminución o desaparición de alguna de ellas podría comprometer la estabilidad no sólo de los demás animales, también de gran cantidad de plantas y árboles cuya reproducción depende de la dispersión de semillas realizada por ciertos peces; igualmente se verían afectados los seres humanos que viven de la pesca, ya sea para el consumo de estos peces o, para su venta que genera ingresos que permiten adquirir otros bienes.

Tipos de peces

Ciertas especies de peces son más reconocidas que otras debido a su abundancia, por sus características particulares o por el papel primordial que juegan en las comunidades que habitan las zonas más cercanas al río Amazonas, algunas de ellas son:

Bocachico (Prochilodus magdalenae)

Es un pez proveniente de las aguas del río Magdalena, aunque está distribuido en países como Brasil, Perú, Venezuela, etc., habita en ríos y ciénagas, obtiene su alimento de materia orgánica es descomposición, lo que lo convierte en un pez ecológico, además esto hace fácil y económica su alimentación, siendo una de las especies más apreciada en la piscicultura, se acostumbra al cautiverio y a la convivencia con otras especies, de esta forma, “ha logrado situarse en el primer lugar en la piscicultura colombiana.” [3]. En los últimos años se ha ubicado como una especie en peligro de extinción, no solo porque su carne es muy apetecida, también porque su hábitat se ha visto afectado por la contaminación.

Candirú (Vandellia cirrhosa)

También llamado Canero o Pez vampiro, es muy pequeño, alargado y con una traslucida figura, y su particular característica de introducirse en las cavidades de otros animales, como por ejemplo en sus branquias y succionar su sangre, a lo cual debe su apelativo. Los indígenas de la amazonia afirman que este pez se introduce en los humanos por medio del pene, la uretra, la vagina o el ano, atraído por la orina o por sangre, sin embargo, son historias aun sin comprobar. Por ser una especie sin escamas, de piel lisa, su carne es muy apetecida, además también es capturada con fines ornamentales.[4].

La doncella (Pseudoplastytoma fasciatum)

También llamado bagre rayado, es un pez grande con medidas que superan el metro de largo y alrededor de veinte (20) kilos de peso, vive solo principalmente en lagunas y áreas inundables y se alimenta de peces más pequeños, además se reproduce cuando los ríos crecen y llegan sus aguas a las zonas de inundación (várzeas). En las labores pesqueras es el bagre más predominante, “su carne es muy apreciada para el consumo por su buen sabor, su escasez de espinas pequeñas y sus propiedades nutricionales.” [5] También posee un alto valor comercial debido a su destacada importancia ornamental, en especial para acuarios.

La Lisa (Schizodon fasciatus)

Es un pez de agua dulce que habita en los afluentes con grandes torrentes, especialmente en la parte baja de la selva, pero es una especie migratoria. “Su alimentación es básicamente vegetariana. Se alimenta de restos vegetales, hojas y algas.” [6]

La Sardina (Triportheus angulatusi)

Dependiendo de si es temporada seca o de inundación, esta especie habita en los estrechos de los ríos o en las lagunas respectivamente, se alimenta principalmente de flores, frutos e insectos. Es una especie primordial en la pesca comercial, además de ser uno de los alimentos habituales de comunidades indígenas nativas de la zona de la Amazonía. “Se encuentra entre las cinco primeras especies que sustentan la pesquería amazónica.” [7]

Manitoa (Brachyplastystoma vaillanti)

Es un tipo de bagre presente en gran parte de Suramérica, se alimenta de pequeños peces, se reproduce en la crecida de los ríos. Su carne es muy codiciada, aunque se está viendo afectada por la contaminación, principalmente con mercurio. “La Manitoa como todas las especies del grupo de los bagres, presenta un alto valor comercial por la excelencia de su carne, aunque también se le explota como un pez ornamental, en su etapa juvenil.” [8]

Pirarucú o Paiche (Arapima gigas)

Es el pez más grande del afluente amazónico, con características que hacen pensar en un animal de la prehistoria, habita en los cuerpos de agua estancada como los cuerpos lagunares formados en zonas de várzea. Su crecimiento y reproducción es lenta, pero es empleado en criaderos por sus beneficios económicos debido a su gran tamaño, su carne comestible es muy apreciada, con un alto contenido proteínico, conjuntamente, sus huevas conocidas como “caviar amazónico” son muy apetecidas. Además, su piel resistente se usa para hacer bolsos y zapatos, su lengua y escamas óseas para utensilios de la cocina [9].

Piraña (Serrasalmus, Pygocentrus)

No se habla de un pez en particular sino de varias especies de la misma familia, con algunas características en común. Por lo general son peces que habitan en la zona de la cuenca amazónica. La mayoría de variedades de pirañas son carnívoras u omnívoras, sin embargo, algunas se alimentan de semillas y frutas. Suelen nadar en grandes grupos o cardúmenes. Las pirañas son alimento de muchas comunidades indígenas, aportan un valor proteico elevado de acuerdo a su dieta mayoritariamente carnívora [10].

Tucunaré (Cichla)

Es un grupo de varias especies que reciben esta denominación, mayormente en Brasil, en Colombia es más común el término Pavón. Es una de las especies que puede encontrarse tanto en la cuenca del río Amazonas como en la del río Orinoco, habita en aguas lénticas o de poca corriente y profundas, se reproduce en la época de crecida de los ríos. Es considerado un depredador natural ya que no solo ataca a otros peces sino también a reptiles y anfibios de pequeño mediano tamaño. En lo concerniente a su consumo por parte de los humanos es bastante codiciado por su alto valor nutricional, “la carne de estos peces es considerada de alta calidad, por lo que es muy apreciada, y alcanza los mayores precios relativos en los mercados pesqueros de la región amazónica.” [11].

  1. Río Amazonas. Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_Amazonas
  2. Cartay, R. (2020). Peces. Recuperado de https://delamazonas.com/animales/peces/
  3. Cartay, R. (2020). Bocachico. Recuperado de https://delamazonas.com/fauna/bocachico/
  4. Cartay, R. (2020). Candirú: el Pez Vampiro de la Amazonía . Recuperado de https://delamazonas.com/animales/peces/candiru/
  5. Cartay, R. (2020). Doncella. Recuperado de https://delamazonas.com/fauna/peces/doncella/
  6. Cartay, R. (2020). Lisa. Recuperado de https://delamazonas.com/fauna/peces/lisa/
  7. Cartay, R. (2020). Sardina. Recuperado de https://delamazonas.com/fauna/peces/sardina/
  8. Cartay, R. (2020). Manitoa. Recuperado de https://delamazonas.com/fauna/peces/manitoa/
  9. Cartay, R. (2020). Paiche o pirarucú (Arapaima gigas). Recuperado de https://delamazonas.com/fauna/paiche-pirarucu-arapaima-gigas/
  10. Cartay, R. (2020). La piraña: ¿espíritu del mal?. Recuperado de https://delamazonas.com/fauna/pirana/
  11. Cartay, R. (2020). Tucunaré. Recuperado de https://delamazonas.com/fauna/tucunare/