Difference between revisions of "Juana Béjar"

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search
Line 22: Line 22:
 
}}
 
}}
  
'''Juana Béjar''', heroína guerrera de la independencia, nacida en el pueblo de Tame, provicia de Casanare. Fue la primera mujer Sargento Mayor de la Caballería del ejército libertador, comandado por Simón Bolivar, tras su arribo a Tame el 12 de junio de 1819. Juana Béjar fue pionera en el posicionamiento de la mujer en las fuerzas militares.
+
'''Juana Béjar''' Heroína colombiana de la independencia, originaria de Tame, actual departamento de Arauca.
  
 
==Biografía==
 
==Biografía==
  
Nació en una población entregada a la resistencia contra los españoles. Hizo parte de las tropas guerrilleras lideradas por el cura [[Fray Ignacio Mariño]], en las que se destacaba como excelente jinete y su hábil manejo de la lanza. <ref>''Mujeres y la libertad'', Nelly Sol Gómez de Ocampo. Tunja, Buhos Editores Ltda.Pág 118</ref>
+
A pesar de que parece cuantiosa y evidente la lista de acciones realizadas desde distintos puntos por la mujer en la historia de nuestra independencia, es apenas una serie –ejemplar sí pero lánguida– de lo que recordamos a oídas o de lo que encontramos en bibliografías esquivas. Ojalá en algún momento del futuro de nuestra historia podamos verdaderamente valorar lo que hicieron y hacen las mujeres en nombre de la libertad.
  
El 12 de junio de 1819 Simón Bolívar llegó a Tame con sus tropas. El libertador venía de Venezuela para reunirse con el ejército de [[Francisco de Paula Santander]].<ref>''Mujeres y la libertad'', Nelly Sol Gómez de Ocampo. Tunja, Buhos Editores Ltda. Pág 117 </ref> Desde ese día Juan Bejar se incorporó a las filas del Ejército Libertador.  
+
Existe en los archivos de la Casa de la Moneda en Bogotá un legajo manuscrito de nueve folios que data de 1825-1826. Se trata del reclamo de Joaquín Herrera por los haberes militares merecidos como soldado de caballería en el ejército libertador, con la declaración de que es hijo de Juana Béjar y el peticionario de los quinientos pesos que le fueron prometidos. Joaquín tuvo el honor de declararse hijo de una de las mujeres y miembros más importantes del ejército neogranadino; aquella guerrera fue de hecho la única mujer a la que oficialmente se le permitió combatir en la campaña libertadora.
  
Fue la primera mujer que llegó a convertirse en Sargento primero de la caballería de la Campaña Libertadora.
+
Ella fue representante superlativa de aquellas heroínas que combatieron en los campos de batalla “a pesar de la prohibición que existía para ello. Sobresalieron entre ellas, Simona Amaya y también la heroína Juana Béjar, a quien le permitieron combatir desde Tame, como la Primera Mujer Sargento Mayor de la Caballería Colombiana” (1). Juana –que para Yuly Arias se apellidaba Bejarano– ingresó en Tame con el ejército libertador el 12 de junio de 1819. Con su labor le abrió camino al posicionamiento de la mujer en las fuerzas militares (2).
  
==Cronología==
+
Las más enérgicas de su época en la zona septentrional de América del Sur: las tropas venezolanas de Bolívar y las granadinas de Santander se encontraron en Tame el 12 de junio de 1819. Esa contribución llanera, indispensable en la consecución de la independencia nacional, era la continuación de la lucha guerrillera, con que la entonces provincia de Casanare mantenía –en el Régimen del Terror– su oposición bélica al dominio español. Desde el decisivo día de aquel encuentro sobresalió entre los soldados patriotas Juana Béjar, conocida por Fray Ignacio Mariño: “se destacó como excelente jinete y por su arrollante destreza en el manejo de la lanza, cualidades por las cuales fue aceptada en el Ejército Patriota para participar en los combates” (3). Destacándose como la más importante entre las diecisiete casanareñas que fueron acompañantes voluntarias de los libertadores, y que han sido merecidamente nombradas por Nelly Sol Gómez: Inés Munévar, Rufina Cotorruma, Presentación Chincá, Andrea Lifuruco, Petronila Reboyedo, Ascención Cayle, Carmen Grass, Juana Requiniba, Dominga Requiniba, Jacinta Suanara, María Teresa Ticasá, Josefina Farías, María Antonia Martínez, Rota Alquizá, Ana Julia Tetelúa, Carmen Cucunuba y, la ya nombrada, Juana Béjar.
  
* '''{{Fecha|1819|link=}}''': Ingresa al Ejército libertador.
+
La lucha de esa lista valiente, tomada de un acta parroquial de Tame, merece la certeza de que la época de las independencias nos permitió ver que “la mujer iberoamericana no era una hermanita débil; poseía un carácter fuerte y un espíritu firme, y al enfrentar el peligro, demostró su fortaleza y su habilidad para actuar por sí misma” (4).
  
  

Revision as of 01:39, 11 April 2020

Juana Béjar
Datos generales
Fecha de nacimiento 10 de abril de 1782
Nacionalidad Colombiana Bandera de Colombia }}
País de nacimiento Virreinato de la Nueva Granada actual República de Colombia, Bandera de Colombia }}
Ciudad de nacimiento Tame, Casanare.
Fecha de fallecimiento 28 de julio de 1819


Juana Béjar Heroína colombiana de la independencia, originaria de Tame, actual departamento de Arauca.

Biografía

A pesar de que parece cuantiosa y evidente la lista de acciones realizadas desde distintos puntos por la mujer en la historia de nuestra independencia, es apenas una serie –ejemplar sí pero lánguida– de lo que recordamos a oídas o de lo que encontramos en bibliografías esquivas. Ojalá en algún momento del futuro de nuestra historia podamos verdaderamente valorar lo que hicieron y hacen las mujeres en nombre de la libertad.

Existe en los archivos de la Casa de la Moneda en Bogotá un legajo manuscrito de nueve folios que data de 1825-1826. Se trata del reclamo de Joaquín Herrera por los haberes militares merecidos como soldado de caballería en el ejército libertador, con la declaración de que es hijo de Juana Béjar y el peticionario de los quinientos pesos que le fueron prometidos. Joaquín tuvo el honor de declararse hijo de una de las mujeres y miembros más importantes del ejército neogranadino; aquella guerrera fue de hecho la única mujer a la que oficialmente se le permitió combatir en la campaña libertadora.

Ella fue representante superlativa de aquellas heroínas que combatieron en los campos de batalla “a pesar de la prohibición que existía para ello. Sobresalieron entre ellas, Simona Amaya y también la heroína Juana Béjar, a quien le permitieron combatir desde Tame, como la Primera Mujer Sargento Mayor de la Caballería Colombiana” (1). Juana –que para Yuly Arias se apellidaba Bejarano– ingresó en Tame con el ejército libertador el 12 de junio de 1819. Con su labor le abrió camino al posicionamiento de la mujer en las fuerzas militares (2).

Las más enérgicas de su época en la zona septentrional de América del Sur: las tropas venezolanas de Bolívar y las granadinas de Santander se encontraron en Tame el 12 de junio de 1819. Esa contribución llanera, indispensable en la consecución de la independencia nacional, era la continuación de la lucha guerrillera, con que la entonces provincia de Casanare mantenía –en el Régimen del Terror– su oposición bélica al dominio español. Desde el decisivo día de aquel encuentro sobresalió entre los soldados patriotas Juana Béjar, conocida por Fray Ignacio Mariño: “se destacó como excelente jinete y por su arrollante destreza en el manejo de la lanza, cualidades por las cuales fue aceptada en el Ejército Patriota para participar en los combates” (3). Destacándose como la más importante entre las diecisiete casanareñas que fueron acompañantes voluntarias de los libertadores, y que han sido merecidamente nombradas por Nelly Sol Gómez: Inés Munévar, Rufina Cotorruma, Presentación Chincá, Andrea Lifuruco, Petronila Reboyedo, Ascención Cayle, Carmen Grass, Juana Requiniba, Dominga Requiniba, Jacinta Suanara, María Teresa Ticasá, Josefina Farías, María Antonia Martínez, Rota Alquizá, Ana Julia Tetelúa, Carmen Cucunuba y, la ya nombrada, Juana Béjar.

La lucha de esa lista valiente, tomada de un acta parroquial de Tame, merece la certeza de que la época de las independencias nos permitió ver que “la mujer iberoamericana no era una hermanita débil; poseía un carácter fuerte y un espíritu firme, y al enfrentar el peligro, demostró su fortaleza y su habilidad para actuar por sí misma” (4).


Véase también

Referencias