Leonor Montoya Álvarez

From Enciclopedia | Banrepcultural
⧼banrepcultural-jumptonavigation⧽ ⧼banrepcultural-jumptosearch⧽
Leonor Montoya Álvarez
Avatar-mujer.jpg
Datos generales
Nombre Leonor Montoya Álvarez
Nacionalidad Colombiana Bandera de Colombia }}
Ocupación Economista, matemática, consultora. Ex-directora del Fogafin, de Bancolombia, de Valores Bavaria. Ex-viceministra de Hacienda
Estudios universitarios Matemáticas en la Universidad de Los Andes
Formación profesional Matemática, Especialista en Economía.
País de nacimiento Colombia Bandera de Colombia }}
Ciudad de nacimiento Bogotá


Leonor Montoya Álvarez, es una matemática y economista nacida en Bogotá. A lo largo de su trayectoria profesional se ha destacado por ocupar cargos directivos en prestigiosas empresas del sector financiero tales como Bancolombia, el Fondo de Garantías de Instituciones financieras y Valores Bavaria. Se desempeñó como viceministra de Hacienda, consultora en diferentes bancos a nivel nacional e internacional y, como académica, ha publicado en revistas de economía y ha sido nombrada dentro de varios comités en la Universidad de los Andes.

Biografía

Leonor Montoya Álvarez nació en Bogotá. Es egresada de la carrera de matemáticas de la Universidad de los Andes y realizó una especialización en economía en los Estados Unidos. El primer cargo administrativo importante que ocupó fue el de viceministra de Hacienda durante el periodo presidencial de Belisario Betancur en la década del ochenta. Antes de asumir ese puesto, fue directora de Crédito Público, vicepresidenta técnica de la Asociación Bancaria y vicepresidenta de Acerías Paz del Río[1]. Durante esos años el país se vio envuelto en una crisis económica importante, la cual desencadenó en una serie de medidas que favorecieron la privatización paulatina de empresas nacionales y oficiales. De hecho, en 1987, cuando fue nombrada directora del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafin), recomendó e impulsó al gobierno la venta de bancos nacionales tales como el Banco de Colombia, el Banco del Comercio, el del Estado, el Banco Tequendama y el Banco de los Trabajadores junto con la Compañía de Financiamiento Comercial Pronta (Montoya Álvarez, 1990).

En el año 1990 Leonor Montoya deja la dirección del Fogafin para asumir la presidencia del Banco de Colombia. En años anteriores, el Banco pertenecía al grupo empresarial privado Grancolombiano, presidido por Jaime Michelsen, el cual estuvo envuelto en un escándalo de corrupción que involucraba una compleja estructura de auto-préstamos que financiaba la compra de empresas con el dinero de los ahorradores[2]. Al destaparse el fraude, el grupo se disolvió y el banco fue nacionalizado en 1985, permaneciendo así hasta el año 1993 cuando, en la gestión de Leonor Montoya en la entidad, se decidió su privatización. Debido al caso de los auto-préstamos, el banco adquirió una deuda millonaria con sus acreedores, por lo cual tuvo que recibir constantes inyecciones de capital por parte del gobierno. Luego de sanear su situación financiera, la administración de Montoya pudo iniciar el proceso de privatización del Banco al vender el 75% de las acciones al empresario Jaime Gilinski por un monto de US$350 millones[3]. Finalmente, el Banco de Colombia pasó a llamarse Bancolombia en el año 1998 para luego convertirse en la institución principal del Grupo Bancolombia, conformado por las antiguas entidades Conavi y el Banco Industrial Colombiano (BIC).

Ya hacia el año 2000, Leonor Montoya Álvarez se convierte en la presidente de Valores Bavaria. Durante su gestión saneó financieramente a la empresa y la dejó preparada para una eventual independización e internacionalización de sus inversiones. Al concluir su mandato un año después, dejó una agenda concisa sobre la venta de las inversiones que no fuesen consideradas estratégicas, centrándose, más bien, en aquellas enfocadas a los medios de comunicación y a las que pudieran generar alianzas con empresas extranjeras. Por tanto, la empresa dio un giro hacia la capitalización de las inversiones en el extranjero, lo cual constituye un antecedente de lo que, posteriormente, sería su transformación al actual grupo de inversores Valorem, creado en 2004.

En tiempos recientes, Leonor Montoya Álvarez se ha dedicado a asesorar bancos nacionales e internacionales, tales como Colpatria y el Banco BHD León.

Defensora de la privatización y la doctrina neoliberal

En un artículo publicado en junio de 1990 por la revista Debates de coyuntura económica, Leonor Montoya Álvarez hizo un análisis de la situación financiera en Colombia a inicios de la década del noventa y la necesidad de implementar políticas de privatización de empresas nacionales y oficiales. Según ella, la profunda crisis económica que atravesó el país a comienzos de los años ochenta hizo que los gobiernos durante ese periodo, desde la presidencia de Betancur hasta el mandato de Virgilio Barco, empezaran a utilizar políticas tendientes a descentralizar el estado, a través de la concesión de empresas de servicios públicos a sectores privados, en teoría para aliviar las cargas fiscales del estado. Como consecuencia, se crearon acciones legales que legitimaban ante la ciudadanía esta estrategia; primero se impulsó el Decreto 2920 de 1982 que permitió el surgimiento de la figura jurídica de la nacionalización y, posteriormente se expidió la Ley 117 de 1985 que dio origen al Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafin).

Estas dos acciones permitieron la expedición de los decretos 1892 de 1989 y 500 de 1990 “por medio de los cuales estableció los procedimientos para la venta de las entidades nacionalizadas y de aquellas capitalizadas por el Fondo” (Montoya Álvarez, 1990). En líneas generales, se constituyeron como los antecedentes a la reconocida Ley 100 de 1993, la cual, en pocas palabras, terminó por diluir empresas nacionales que prestaban servicios públicos, tales como el Seguro Social o Telecom (2003), o por vender empresas públicas a consorcios privados tal como pasó con Isagen en el año 2015. Siguiendo los lineamientos del Consenso de Washington y del Fondo Monetario Internacional para aliviar las crisis financieras de los países en vías de desarrollo, la implementación de la doctrina privatizadora de los sectores públicos no fue un fenómeno ajeno sólo a la realidad colombiana; los gobiernos de Argentina, Brasil y Perú durante la década del noventa aplicaron estas políticas en sus territorios, por lo que la postura ideológica de Leonor Montoya Álvarez y las políticas que llevó a cabo mientras dirigió las empresas que estuvieron a su cargo, fueron influenciadas en gran medida por el contexto económico americano de la época.

Cronología

  • 1982: Es elegida viceministra de Hacienda.
  • 1987: Se desempeña como gerente del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras.
  • 1990: Es nombrada presidente del Banco de Colombia.
  • 2000: Designada a la presidencia de Valores Bavaria.
  • 2011: Hace parte del comité asesor del Banco Colpatria.

Véase también

Referencias

  1. Tomado de: “Leonor Montoya Álvarez, presidenta de Bancolombia”. En: El Tiempo. 14 de septiembre de 1990 https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-55924 Consultado el 13 de noviembre de 2019
  2. Para más información, ver: “Todos los que son” En Dinero. 6 de enero de 1995 https://www.dinero.com/edicion-impresa/especial-comercial/articulo/todos-son/19213 Consultado el 13 de noviembre de 2019
  3. Para más información, ver: “Todos los que son” En Dinero. 6 de enero de 1995 https://www.dinero.com/edicion-impresa/especial-comercial/articulo/todos-son/19213 Consultado el 13 de noviembre de 2019

Bibliografía

  • Montoya Álvarez, L. (1990). Privatización de las instituciones financieras nacionalizadas y oficializadas. Debates de coyuntura económica, N°17. 27-32.

Enlaces externos

Créditos

1. Diciembre de 2019. Investigación y texto Daniel Preciado para Banrepcultural