Río Amazonas, mito y leyenda

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search

Los mitos y las leyendas son patrimonio cultural de los pueblos, hacen parte del conjunto de narrativas que se trasmiten oralmente de generación en generación, como una manera de conservar la cosmovisión propia, es el caso de la identidad totémica como un reflejo del individuo representado en la naturaleza, especialmente en las concepciones chamanísticas sobre los animales (hombres rana, jaguar, pájaro, oso, etc.), en este aspecto se constituye el mito como conocimiento oculto de la cultura nativa [1].

Urbina señala que el sistema mítico ancestral ha estado atravesado por factores socio-culturales que han afectado su esencia; con la llegada de los colonizadores, los comerciantes extranjeros y las misiones católicas se contaminó la lengua nativa de los pueblos, su conjunto de leyendas y mitos de origen fue permeado con relatos fantásticos traídos del mundo moderno, situaciones que provocaron el abandono y posterior desaparición de gran parte de estas prácticas ancladas a la tradición oral, especialmente en las generaciones mas jóvenes [2].

Características

El mito y la leyenda tienen características particulares que los diferencian entre sí y le dan a cada uno su propio lugar. De esta forma, evocado como un ritual de aprendizaje y de cohesión social, y como la expresión de una perspectiva existencial y filosófica, el mito se define como un relato que representa una idiosincrasia y su manera de explicar el origen de todo lo que los rodea, como también de los fenómenos naturales, a través de sucesos extraordinarios casi siempre llevados a cabo por personajes sobrenaturales como dioses o monstruos, conformando una cosmovisión determinada, es una producción material de la cultura desde la naturaleza; de modo que, el mito es una expresión de la cultura que transmite cultura [3].

El mito es así un ingrediente vital de la civilización humana, no es una historia ociosa, sino una activa fuerza creativa; no es una explicación intelectual o una fantasía artística, sino un carácter de la primitiva fe y de la sabiduría moral [4].

Mientras que la leyenda se puede entender como una narración en parte fantástica que involucra hechos o personajes históricos de un contexto específico, que mayormente se emplea para resaltar ideales o creencias, y transmitir valores o enseñanzas a las nuevas generaciones como una forma de mantener vigente una tradición cultural, atravesada siempre por las transformaciones del momento presente. “Las leyendas cumplen funciones sociales, morales y de orientación normativa de los comportamientos de los grupos humanos.” [5]

Amazonia mítica

Al hablar de las mitologías presentes en los territorios de la Amazonia es necesario aclarar que existen diversidad de grupos étnicos como los Huitoto, Arawak, Tikuna, Yagua, entre otros, cada uno de ellos ha construido una narrativa propia al momento de explicar el origen de los animales, de las plantas y de los árboles con sus frutos, el origen de los ríos, de los fenómenos naturales y la génesis misma de su pueblo, siendo un elemento común en sus relatos el papel fundamental de la madre naturaleza y todos sus componentes.

Entre los mitos más importantes se encuentran los que tienen como tema principal la génesis del río Amazonas, ya que este es considerado por muchas comunidades como la madre de todo, hay varias narraciones relevantes sobre este tema, una es El Árbol de la Vida, entre los Huitoto (Colombia-Perú) llamado Moniya Amena, para los Quechua (Perú) Samuna Supay y para los Yaguas (Perú) tratándose de una Lupuna (Chorisia Pentandra) “árbol gigantesco que alcanza más de 60 metros de altura y tres metros de diámetro.” [6]

Entre los mitos más importantes se encuentran los que tienen como tema principal la génesis del río Amazonas, ya que este es considerado por muchas comunidades como la madre de todo, hay varias narraciones relevantes sobre este tema, una es El Árbol de la Vida, entre los Huitoto (Colombia-Perú) llamado Moniya Amena, para los Quechua (Perú) Samuna Supay y para los Yaguas (Perú) tratándose de una Lupuna (Chorisia Pentandra) “árbol gigantesco que alcanza más de 60 metros de altura y tres metros de diámetro.” [7]

Este imponente árbol aportaba gran abundancia de alimento, se cuenta que al ser cada vez más grande era más difícil conseguir sus frutos, esto provocó el derrumbamiento del árbol con el fin de obtener sus riquezas; algunas versiones relatan que fueron seres mitológicos quienes lo derribaron, otros dicen que entre las tribus decidieron tumbarlo cortándolo con un hacha [8]; cualquiera que haya sido la causa lo cierto es que su caída desencadenó un inmenso caos, pues sus cientos de hojas y gigantes ramas quedaron desparramadas por toda la tierra:

De su grueso tronco nació el río Amazonas.
De sus ramas, follaje y raíces, nacieron los numerosos ríos tributarios del Amazonas, y los afluentes de estos, hasta formar una vasta e intrincada red de agua dulce.
De la savia del árbol nació el agua, que es el verdadero soporte de la vida amazónica. Y en el agua crecieron los peces, que es una de las grandes riquezas de la cuenca [9].

Otro relato sobre el nacimiento del río Amazonas es un mito originado en la alta Amazonía brasileña que hace referencia al amor imposible entre dos jóvenes enamorados, conocidos como el Sol y la Luna, y cómo al no poder estar juntos se origina el principal curso de agua de la región amazónica

Hace mucho tiempo, cuando los animales todavía hablaban, el Sol se enamoró de la Luna y fue correspondido por ella. No obstante, se dieron cuenta en poco tiempo que, al aproximarse, uno destruía al otro: el Sol derretía a la Luna y la Luna apagaba al Sol. Percibieron así que ese amor era imposible, pues al aproximarse uno al otro, el planeta Tierra, tan dependiente de esos grandes astros, sería totalmente destruido, pues el amor ardiente del Sol, derretía a la Luna, y las aguas de la Luna inundarían la tierra.
Fue entonces cuando ellos decidieron separarse. La Luna, en desacuerdo con la separación, lloró días y noches seguidas. Sus abundantes lágrimas, se derramaron sobre la Tierra hasta llegar al mar; pero al llegar allí, fueron rechazadas por ser de agua dulce y las aguas del mar, saladas. De tal modo que esas aguas, que eran lágrimas de la Luna, y que fueron devueltas por el mar, se transformaron en nuestro grandioso río Amazonas[10]

También se puede encontrar una leyenda relacionada con las profundidades del río Amazonas, se trata de la Yacumama, vocablo proveniente del quechua y que significa “madre del agua” [11]. Cuentan los nativos que se trata de una anaconda gigante considerada la madre de todas las fuentes de agua en la amazonia, además de actuar como un espíritu protector de la selva, de esta manera, cuando ingresan forasteros que quieren obtener la madera de los arboles, o cazar los animales de los bosques y los peces de sus aguas, esta gran serpiente enfurece y defiende a sus hijos naturales.

Los relatos de pescadores hacen referencia a que la Gran Anaconda es la madre de todas las aguas de la amazonia. Se cuenta que la Yacumama protege a la selva de los forasteros y personas que vienen a deforestar sus árboles y cazar sin medir las consecuencias al ambiente.

Cuando una embarcación se adentra a la selva y empieza a capturar especies de monos y aves con fines de comercio, la Yacumama oye sus silbidos y cantos y acude a rescatar a los animalitos, secuestrando a los tripulantes y provocando fuertes tormentas de lluvia y neblina hasta que el barco se ancle a la orilla [12].

Es esta una de esas leyendas que su objetivo es persuadir a quienes tengan la intención de entrar a esta región para causar daños al ecosistema de no hacerlo, o si no tendrán que enfrentarse a la furia de la gran Yacumama.

Los mitos y leyendas existen como una forma de expresión tradicional de una población asentada en un territorio, comprendiendo que este último “…es el espacio geográfico articulado culturalmente y se hace visible en los mitos.” [13]. Además estos relatos permiten un conocimiento integral de la cultura; resaltando aspectos como la imaginación creadora plasmada en la poesía que termina enriqueciendo la literatura de los pueblos [14].

  1. Bey, Hakim (1999). T.A.Z: La Zona Temporalmente Autónoma (Y II). Nómadas (Col), núm. 10, pp. 10-23. Bogotá, Colombia: Universidad Central. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=105114274002
  2. Niño, H. (1978). Literatura de Colombia Aborigen. Bogotá, Colombia: Instituto Colombiano de Cultura
  3. Villa, E. (1993). Mitos y Leyendas de Colombia. Quito, Ecuador: Editorial IADAP
  4. Ortiz, F. (1982). Literatura oral Sikuani. Tunja, Colombia: Universidad pedagógica y tecnológica de Colombia y Centro cultural Jorge Eliecer Gaitán p.15
  5. Villa, E. (1993). Mitos y Leyendas de Colombia. Quito, Ecuador: Editorial IADAP p. XVI
  6. Cartay, R. (s.f.) La gran leyenda amazónica recuperado de https://delamazonas.com/cultura/mitos-y-leyendas/gran-leyenda-amazonica/
  7. Cartay, R. (s.f.) La gran leyenda amazónica recuperado de https://delamazonas.com/cultura/mitos-y-leyendas/gran-leyenda-amazonica/
  8. Cartay, R. (s.f.) La gran leyenda amazónica recuperado de https://delamazonas.com/cultura/mitos-y-leyendas/gran-leyenda-amazonica/
  9. Cartay, R. (s.f.) La gran leyenda amazónica recuperado de https://delamazonas.com/cultura/mitos-y-leyendas/gran-leyenda-amazonica/
  10. Gómez, A. Palma, V. (2011). Leyendas de la Amazonía brasileña. Edición bilingüe. Embajada de España en Brasil. Ministerio de Educación p. 13
  11. Definiciona.com (2019). Definición y etimología de yacumama. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://definiciona.com/yacumama/ Recuperado de https://definiciona.com/yacumama/
  12. Iquitos (s.f.). Yacumama recuperado de https://www.iquitos.top/mitos-y-leyendas/yacumama
  13. Gómez, E. (2011). Dos mitos culturales de la alta amazonia: Relatos de un mundo humanizado. Mundo Amazónico 2: 359-364. Bogotá, Colombia: Universidad Nacional de Colombia p. 362
  14. Niño, H. (1978). Literatura de Colombia Aborigen. Bogotá, Colombia: Instituto Colombiano de Cultura