Difference between revisions of "Río Casiquiare"

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search
(6 intermediate revisions by the same user not shown)
Line 18: Line 18:
  
 
Por otra parte, algunos aspectos hidrológicos y fisiográficos del río Casiquiare que vale la pena resaltar, se encuentran dados por una longitud de cauce de aproximadamente 326 km, y un área cercana a los 42.300 km2 <ref> Alvarado, J. (1990). ''Regiones y características hidrogeológicas de Venezuela''. Caracas, Venezuela: Informes Técnicos MARNR</ref>. El eje fluvial del Casiquiare captura una fracción de las aguas del río Orinoco al suroeste de la altiplanicie conocida por sus numerosos cerros conocidos como tepuyes, canalizándolas hacia una extensa llanura aluvial, cuya topografía presenta un declive relativamente bajo en su trayecto, captando también las aguas provenientes de numerosos arroyos, ciénagas, ojos de agua y  afluentes considerables como los ríos Siapa, Pasiba y Pasimoni. El nacimiento del río Casiquiare según la documentación geográfica, se reporta a una altura de 123 msnm, encontrándose su punto de confluencia con el río Negro a una altura de 91 msnm, lo cual permite evidenciar la caída o descenso de aproximadamente 32 metros <ref> Córdova, & etal. (2003). ''Hidrografía, cuencas y recursos hídricos''. Caracas, Venezuela: Fundación Empresas Polar</ref>.
 
Por otra parte, algunos aspectos hidrológicos y fisiográficos del río Casiquiare que vale la pena resaltar, se encuentran dados por una longitud de cauce de aproximadamente 326 km, y un área cercana a los 42.300 km2 <ref> Alvarado, J. (1990). ''Regiones y características hidrogeológicas de Venezuela''. Caracas, Venezuela: Informes Técnicos MARNR</ref>. El eje fluvial del Casiquiare captura una fracción de las aguas del río Orinoco al suroeste de la altiplanicie conocida por sus numerosos cerros conocidos como tepuyes, canalizándolas hacia una extensa llanura aluvial, cuya topografía presenta un declive relativamente bajo en su trayecto, captando también las aguas provenientes de numerosos arroyos, ciénagas, ojos de agua y  afluentes considerables como los ríos Siapa, Pasiba y Pasimoni. El nacimiento del río Casiquiare según la documentación geográfica, se reporta a una altura de 123 msnm, encontrándose su punto de confluencia con el río Negro a una altura de 91 msnm, lo cual permite evidenciar la caída o descenso de aproximadamente 32 metros <ref> Córdova, & etal. (2003). ''Hidrografía, cuencas y recursos hídricos''. Caracas, Venezuela: Fundación Empresas Polar</ref>.
 +
 +
En lo que respecta al balance hídrico determinado preliminarmente para el brazo de Casiquiare, es importante mencionar que en hidrografía se reportan mediciones en la cuenca alta del río Orinoco, donde según el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Venezuela, se estimó en su momento un caudal medio de 1.274 m3/s en lugares como Tamatama, es decir, aguas arriba de la bifurcación Casiquiare-Orinoco. Luego de la confluencia del río Casiquiare y el río Negro, se han reportado caudales medios de alrededor de 1.050 m3/s, lo cual indica de forma preliminar que el río Casiquiare puede llegar a tener caudales medios de alrededor de 350 m3/s, es decir, un 25 % del caudal estimado en el río Orinoco antes de la bifurcación hídrica de estas cuencas <ref> Silva. (2004). ''La cuenca del río Orinoco: Visión hidrográfica y balance hídrico''. Mérida. Venezuela: Universidad de Los Andes - Revista Geográfica Venezolana </ref>. En estudios complementarios, como el desarrollado por el Cuerpo de Ingenieros de la Armada Estadounidense, se reporta un rango de caudales que oscila entre los 127 y 680 m3/s a la entrada del río Casiquiare, correspondiendo al 21,9 y 24,5 % del caudal reportado en el río Orinoco sobre Tamatama <ref> U.S.A.C.I. (1943). ''Report on Orinoco - Casiquiare - Negro Waterway, Venezuela-Colombia-Brasil''. Atlanta, Georgia. Estados Unidos: U.S. ARMY CORPS OF ENGINEERS</ref>.
 +
 +
==Importancia==
 +
 +
La red de drenajes de la cuenca del río Orinoco genera una serie compleja y diversa de estructuras geológicas recorridas por raudales de numerosos ríos y conglomerados límnicos, que nutren y dan forma al verdor del paisaje de esta gran cuenca hidrográfica. En el territorio venezolano se origina este interesante fenómeno hidrológico, que consiste en la interconexión e intercambio fluvial entre el río Orinoco y el río Negro (afluente del río Amazonas), fenómeno hídrico de alto valor por su incidencia en la navegación entre dos de las cuencas hidrográficas más grandes del mundo. Estos elementos facilitan la singladura del río, propiciando que en la actualidad transiten embarcaciones de pequeño y mediano calado, las cuales suelen transportar cargas que oscilan entre 100 y 300 toneladas a lo largo del estado de Amazonas en Venezuela. Lo anterior permite que diferentes comunidades tengan acceso a diversos insumos básicos a lo largo del año, dado el sostenido nivel de las aguas para desarrollar actividades de navegación <ref> Domínguez. (s.f.). ''La gran cuenca del Orinoco''. Bogotá D.C.: Universidad Nacional de Colombia</ref>.
 +
 +
Es importante tener en cuenta la relevancia que tiene el brazo de Casiquiare en la cosmología de las culturas precolombinas, especialmente en lo que respecta a los territorios de los Madawaka y los Warekena. Según registros de la tradición oral de los pueblos de la amazonia venezolana, el río Casiquiare fue en su momento escenario de un ciclo mítico, es decir, sirvió para representar colectivamente las narrativas que tienen los pueblos en cuanto a sus procesos originarios o génesis ancestral en el territorio. Por tal razón, se puede evidenciar sitios sagrados localizados en cercanías a grandes rocas del río, donde sobresalen petroglifos, mostrando indicios de lugares destinados en su momento a ceremonias de iniciación de chamanes, mujeres y hombres <ref> Zucchi, A. (2005). ''La importancia del canas del Casiquiare durante el periodo prehispánico tardío y colonial temprano''. Santo Domingo, República Dominicana: Congreso Internacional de Arqueología del Caribe</ref>.
 +
 +
En la actualidad el brazo de Casiquiare constituye un eje de interés ambiental, económico y social de vital importancia por ser un área biogeográfica única en el planeta, cuyas singularidades la convierten en la mayor difluencia conocida en el mundo. De igual forma, los suelos presentes en esta cuenca, cuentan con una riqueza mineral considerable, a lo que se le suma su alto valor como vía fluvial que conecta territorios venezolanos de la cuenca del río Orinoco con la cuenca del río Amazonas.
 +
 +
==Referencias==
 +
{{listaref}}
 +
 +
==Enlaces relacionados en Banrepcultural==
 +
 +
*[https://babel.banrepcultural.org/digital/collection/p17054coll18/id/228 Geografía económica de la Orinoquia]
 +
*[https://babel.banrepcultural.org/digital/collection/p17054coll10/id/3163 Geografía general para el uso de la juventud de Venezuela]
 +
*[https://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/bmo/article/view/6990 Informe sobre mis viajes al alto río Negro y al Caquetá en los años 1903-1905]
 +
 +
==Créditos==
 +
 +
1. Abril de 2022. Investigación y texto Federico Paz para el Proyecto: Río: territorios posibles Banrepcultural
 +
 +
[[Categoría:El río: territorios posibles]] [[Categoría:geografía]] [[Categoría:hidrografía]] [[Categoría:Colombia]]
 +
 +
{{RelacionesBanrepcultural}}

Revision as of 01:33, 19 April 2022

En términos generales, el río Casiquiare también conocido como el brazo Casiquiare es un río venezolano localizado en el estado de Amazonas en límites con Colombia y Brasil. Esta fuente hídrica es considerada como un canal natural, el cual comunica el río Negro con el río Amazonas, constituyendo así un fenómeno poco común a nivel global, ya que un tercio de las aguas del río Orinoco en cercanías a la población de La Esmeralda, se desvían de forma natural hacia el río Negro, el cual a su vez desemboca en el río Amazonas en la población de San Carlos del Río Negro. Lo anterior, muestra un acontecimiento fluvial único en el mundo, dado que el río Casiquiare une las aguas del río Orinoco y del río Amazonas, dos de las mayores cuencas hidrográficas de América del Sur [1].

Es importante mencionar que el río Casiquiare es un elemento fundamental de la cuenca alta del río Orinoco, la cual cuenta con una extensión cercana a los 700 km, comenzando en la población de San Fernando de Atabapo, siguiendo posteriormente al noreste hasta límites cercanos a la población denominada La Esmeralda, lugar donde se conecta con el río Casiquiare. De forma complementaria, el vertimiento y discurrir natural de las aguas en el río Casiquiare, según estudios realizados en Venezuela, probablemente tienda a acentuarse paulatinamente con el paso del tiempo en caso de que disminuya el caudal del río Orinoco y a medida que la carga de sedimentos tienda a incrementarse. Lo anterior, se encuentra directamente relacionado con el régimen de lluvias en la cuenca alta del Orinoco, la cual cuenta con un desnivel de más de 800 metros, dado que nace a 1047 msnm en el Cerro Delgado Chalbaud y llega a los 200 msnm en la población de San Fernando de Atabapo [2].

Características

El brazo Casiquiare es considerado como un verdadero río que nace del río Orinoco, y no precisamente como un canal, teniendo en cuenta distintos estudios geográficos desarrollados entre el siglo XIX y XX. Particularmente, el geógrafo Pablo Vila (1960) [3] afirma en su obra titulada Geografía de Venezuela, que

…no es posible que sus aguas drenan unas veces hacia el Orinoco y otras hacía el Guainía o Río Negro debido a que en el punto en el que sale del Orinoco tiene un nivel del mar de 120 metros y de 99 metros en el punto en que desemboca en el Guainía, lo que da un desnivel general de 21 metros [4].

Igualmente, en los escritos de Vila, se reporta que en ciertas ocasiones el desbordamiento en algunos puntos del río Casiquiare forma lagunas o esteros temporales, precisamente en temporadas invernales con altas intensidades de lluvia [5]. A continuación, se mencionan algunas de las características físicas más representativas de la cuenca del río Casiquiare, donde se resalta la geología y la hidrología de este importante cuerpo hídrico superficial.

En términos geológicos, la cuenca del río Casiquiare se caracteriza por tener una variedad de rocas graníticas, las cuales dan origen a la denominada Provincia Petrotectónica del Casiquiare. Asimismo, se ha logrado determinar que estas rocas en su momento fueron sometidas a procesos de meteorización y erosión de forma intensiva por largos periodos geológicos, dando así lugar a superficies con topografía relativamente plana. Dicho relieve plano, en su momento contrasta con el paisaje de lomerío, formado a partir de una erosión intensiva, que en su momento deja una distribución dispersa y sin orientación definida [6].

La Provincia Petrotectónica Casiquiare se extiende a lo largo de la penillanura Casiquiare-Río Negro, donde predomina el Complejo Geológico de Casiquiare, el cual presenta rocas de diferentes tipos, donde se resalta granito, gneisis, tonalitas, meta-ignimbritas, meta-areniscas, metavolcánicas y material de origen fluvial poco consolidado, a lo largo del denominado brazo de Casiquiare [7].

Asimismo, se han reportado depósitos aluviales recientes, principalmente en afluentes del río Casiquiare, en lo que respecta a franjas presentes en el río Pasimoni, río Baria y río Yatúa, donde se presentan taludes con granulometría variada, constituida por arenas, cantos rodados y arcilla en una proporción mucho menor [8]. Lo anterior, hace que esta zona sea señalada como altamente rica en recursos petroleros, así como también en depósitos minerales, los cuales en los últimos años han comenzado a explorarse y explotarse en términos energéticos y mineros.

Por otra parte, algunos aspectos hidrológicos y fisiográficos del río Casiquiare que vale la pena resaltar, se encuentran dados por una longitud de cauce de aproximadamente 326 km, y un área cercana a los 42.300 km2 [9]. El eje fluvial del Casiquiare captura una fracción de las aguas del río Orinoco al suroeste de la altiplanicie conocida por sus numerosos cerros conocidos como tepuyes, canalizándolas hacia una extensa llanura aluvial, cuya topografía presenta un declive relativamente bajo en su trayecto, captando también las aguas provenientes de numerosos arroyos, ciénagas, ojos de agua y afluentes considerables como los ríos Siapa, Pasiba y Pasimoni. El nacimiento del río Casiquiare según la documentación geográfica, se reporta a una altura de 123 msnm, encontrándose su punto de confluencia con el río Negro a una altura de 91 msnm, lo cual permite evidenciar la caída o descenso de aproximadamente 32 metros [10].

En lo que respecta al balance hídrico determinado preliminarmente para el brazo de Casiquiare, es importante mencionar que en hidrografía se reportan mediciones en la cuenca alta del río Orinoco, donde según el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Venezuela, se estimó en su momento un caudal medio de 1.274 m3/s en lugares como Tamatama, es decir, aguas arriba de la bifurcación Casiquiare-Orinoco. Luego de la confluencia del río Casiquiare y el río Negro, se han reportado caudales medios de alrededor de 1.050 m3/s, lo cual indica de forma preliminar que el río Casiquiare puede llegar a tener caudales medios de alrededor de 350 m3/s, es decir, un 25 % del caudal estimado en el río Orinoco antes de la bifurcación hídrica de estas cuencas [11]. En estudios complementarios, como el desarrollado por el Cuerpo de Ingenieros de la Armada Estadounidense, se reporta un rango de caudales que oscila entre los 127 y 680 m3/s a la entrada del río Casiquiare, correspondiendo al 21,9 y 24,5 % del caudal reportado en el río Orinoco sobre Tamatama [12].

Importancia

La red de drenajes de la cuenca del río Orinoco genera una serie compleja y diversa de estructuras geológicas recorridas por raudales de numerosos ríos y conglomerados límnicos, que nutren y dan forma al verdor del paisaje de esta gran cuenca hidrográfica. En el territorio venezolano se origina este interesante fenómeno hidrológico, que consiste en la interconexión e intercambio fluvial entre el río Orinoco y el río Negro (afluente del río Amazonas), fenómeno hídrico de alto valor por su incidencia en la navegación entre dos de las cuencas hidrográficas más grandes del mundo. Estos elementos facilitan la singladura del río, propiciando que en la actualidad transiten embarcaciones de pequeño y mediano calado, las cuales suelen transportar cargas que oscilan entre 100 y 300 toneladas a lo largo del estado de Amazonas en Venezuela. Lo anterior permite que diferentes comunidades tengan acceso a diversos insumos básicos a lo largo del año, dado el sostenido nivel de las aguas para desarrollar actividades de navegación [13].

Es importante tener en cuenta la relevancia que tiene el brazo de Casiquiare en la cosmología de las culturas precolombinas, especialmente en lo que respecta a los territorios de los Madawaka y los Warekena. Según registros de la tradición oral de los pueblos de la amazonia venezolana, el río Casiquiare fue en su momento escenario de un ciclo mítico, es decir, sirvió para representar colectivamente las narrativas que tienen los pueblos en cuanto a sus procesos originarios o génesis ancestral en el territorio. Por tal razón, se puede evidenciar sitios sagrados localizados en cercanías a grandes rocas del río, donde sobresalen petroglifos, mostrando indicios de lugares destinados en su momento a ceremonias de iniciación de chamanes, mujeres y hombres [14].

En la actualidad el brazo de Casiquiare constituye un eje de interés ambiental, económico y social de vital importancia por ser un área biogeográfica única en el planeta, cuyas singularidades la convierten en la mayor difluencia conocida en el mundo. De igual forma, los suelos presentes en esta cuenca, cuentan con una riqueza mineral considerable, a lo que se le suma su alto valor como vía fluvial que conecta territorios venezolanos de la cuenca del río Orinoco con la cuenca del río Amazonas.

Referencias

  1. Córdova, & etal. (2003). Hidrografía, cuencas y recursos hídricos. Caracas, Venezuela: Fundación Empresas Polar
  2. Córdova, & etal. (2003). Hidrografía, cuencas y recursos hídricos. Caracas, Venezuela: Fundación Empresas Polar
  3. Vila, P. (1960). Geografía de Venezuela: El territorio nacional y su ambiente físico. Caracas, Venezuela: Fondo de Cultura Económica
  4. Arismendi, L. (1993). Venezuela y sus cuencas hidrográficas internacionales - Memorias del IV Encuentro de Geógrafos de América Latina. Caracas, Venezuela: Editores Carlos Ferrer e Irma Guillén p. 8
  5. Arismendi, L. (1993). Venezuela y sus cuencas hidrográficas internacionales - Memorias del IV Encuentro de Geógrafos de América Latina. Caracas, Venezuela: Editores Carlos Ferrer e Irma Guillén
  6. Rincón. (2000). Geológico - Geomorfológico de los sectores - río Pasimoni, Yatua y Baria. Estado de Amazonas - Venezuela. Caracas. Venezuela: Técnica Minera
  7. Rincón. (2000). Geológico - Geomorfológico de los sectores - río Pasimoni, Yatua y Baria. Estado de Amazonas - Venezuela. Caracas. Venezuela: Técnica Minera
  8. Rincón. (2000). Geológico - Geomorfológico de los sectores - río Pasimoni, Yatua y Baria. Estado de Amazonas - Venezuela. Caracas. Venezuela: Técnica Minera
  9. Alvarado, J. (1990). Regiones y características hidrogeológicas de Venezuela. Caracas, Venezuela: Informes Técnicos MARNR
  10. Córdova, & etal. (2003). Hidrografía, cuencas y recursos hídricos. Caracas, Venezuela: Fundación Empresas Polar
  11. Silva. (2004). La cuenca del río Orinoco: Visión hidrográfica y balance hídrico. Mérida. Venezuela: Universidad de Los Andes - Revista Geográfica Venezolana
  12. U.S.A.C.I. (1943). Report on Orinoco - Casiquiare - Negro Waterway, Venezuela-Colombia-Brasil. Atlanta, Georgia. Estados Unidos: U.S. ARMY CORPS OF ENGINEERS
  13. Domínguez. (s.f.). La gran cuenca del Orinoco. Bogotá D.C.: Universidad Nacional de Colombia
  14. Zucchi, A. (2005). La importancia del canas del Casiquiare durante el periodo prehispánico tardío y colonial temprano. Santo Domingo, República Dominicana: Congreso Internacional de Arqueología del Caribe

Enlaces relacionados en Banrepcultural

Créditos

1. Abril de 2022. Investigación y texto Federico Paz para el Proyecto: Río: territorios posibles Banrepcultural