Rubén Darío, el “Tigrillo” Gómez

From Enciclopedia | Banrepcultural
⧼banrepcultural-jumptonavigation⧽ ⧼banrepcultural-jumptosearch⧽
Rubén Darío Gómez
Avatar-hombre.jpg
Datos generales
Nombre Rubén Darío Gómez
Fecha de nacimiento 03 de marzo de 1940
Ocupación Ciclista
País de nacimiento Colombia Bandera de Colombia }}
Ciudad de nacimiento Chinchiná, Caldas
Fecha de fallecimiento 23 de julio de 2010
País de fallecimiento Colombia Bandera de Colombia }}
Ciudad de fallecimiento Pereira, Risaralda


—¿Qué nombre le van a poner al bebé? –preguntó el cura encargado de la ceremonia.
—Rubén Darío, padre –contestó con naturalidad Rodrigo.
—Yo no puedo bautizarlo así –dijo el cura enojado–. ¿Usted no sabe que Rubén Darío
—fue un poeta con inclinaciones pecaminosas?
—Ni siquiera lo había oído mencionar. Nosotros escogimos ese nombre
—por el ciclista Rubén Darío Gómez, el Tigrillo… él ganó la Vuelta a Colombia este año
Vélez (2018)


Rubén Darío Gómez El Tigrillo de Pereira ganó la Vuelta a Colombia en 1959 cuando el ciclismo se escuchaba en las radios de cada barrio y los colombianos se reunían a las orillas de la calle para animar a los favoritos. Incluso, la Plaza de Bolívar de Bogotá se llenaba de aficionados que celebraban la llegada de los ciclistas. Rubén Darío Gómez tenía apenas 19 años y desde entonces se mantiene como el ciclista más joven en ganar la competencia.

Biografía

Rubén nació el 3 de marzo de 1940 en Chinchiná, Caldas. Empezó su carrera como ciclista en 1956. Aprendió a escondidas de su padre, quien, según él, alguna vez lo amenazó con dañarle la bicicleta si la veía en la casa (Salazar, s. f.). Dos años después de comenzar su entrenamiento ganó la etapa Riosucio-Pereira y fue denominado el novato del año en la Vuelta a Colombia de 1958.

Aunque sus resultados fueron importantes, al año siguiente el departamento de Caldas le negó los recursos necesarios para asistir a la Vuelta a Colombia (Salazar, s. f.). Entonces, el sacerdote Antonio José Valencia organizó un desfile con un carro viejo y un canasto grande que recorrió a Pereira, desde las tres de la tarde hasta las siete de la noche:

Salimos de la Catedral, cogimos la carrera 8.a hasta la calle 15, volteamos hacia la 7.a y regresamos a la Catedral. Toda la gente salió a ver el desfile y empezó todo el mundo a echar su ayuda en el canasto, monedas, alcancías, regalos, aportes de los comerciantes [...]. Recogimos lo suficiente y fuimos a la carrera como unos reyes, ganamos la Vuelta a Colombia y le ganamos al equipo de Antioquia. Eso fue lo más grande que me ha pasado. Ese recuerdo es imborrable (Salazar, s. f.).

En ese carro iba la cuarteta pereirana integrada por Rubén Darío Gómez, Ariel Betancur, Pablo Hernández y Alfonso Galvis, quienes sorprendieron en la Vuelta a Colombia de 1959 al vencer a la “licuadora paisa”, que tenía figuras como Ramón Hoyos Vallejo (a quien vaticinaban como ganador), Hernán Medina Calderón y Roberto “Pajarito” Buitrago. Además del triunfo de la Vuelta, ese año el Tigrillo ganó una medalla de bronce en el Campeonato de Colombia en Ruta.

Auge

En 1960, el diario El Espectador lanzó por primera vez su premio al Deportista del Año. La convocatoria invitaba a los lectores a votar por quién merecía el reconocimiento; “ante todo debe ser un caballero”, decía el aviso que salió a mediados de diciembre. El 6 de enero de 1961 se publicó que Rubén Darío Gómez había sido elegido por la audiencia.

Entre 1960 y 1962 el Tigrillo tuvo sus mayores triunfos. Participó en los Juegos Olímpicos de Roma (1960), ganó la Vuelta al Valle del Cauca (1960) y quedó en segundo lugar en la Vuelta a México, “aunque hubiera ganado de manera convincente de no haber sido sancionado con dos minutos por cambiar de bicicleta” (Rendell, 2016). No solo volvió a quedar de primero en la Vuelta a Colombia (1961) sino que fue ganador de las primeras ediciones de la Clásica RCN (1961 y 1962), evento que reemplazaría a la Vuelta como la carrera más glamorosa del país (Rendell, 2016).

A pesar de ganar esta carrera por un amplio margen de tiempo, al año siguiente (1963) fue reemplazado como campeón por Martín Emilio “Cochise” Rodríguez, quién había terminado de segundo en 1961. A partir de ahí la fama del Tigrillo disminuyó, aunque ganó algunas etapas de la Vuelta a Colombia y subió al podio otras cuatro veces con la medalla de plata o de bronce colgada al cuello.

El nombre de Rubén Darío Gómez volvió a sonar en 1964, cuando ganó la Vuelta a Guatemala. Ese mismo año participó en los Juegos Olímpicos de Tokio. Mientras estaba compitiendo, uno de sus hermanos falleció en un viaje en bicicleta a Boquerón, en el Tolima. La delegación decidió no contarle nada para no distraerlo de la competencia y solo cuando llegó a Bogotá supo la mala noticia. Su esposa, Lucero Ibarra de Gómez, dice que eso era algo que el ciclista recordaba a menudo (“Recordando a Rubén Darío Gómez (el Tigrillo de Pereira)”, 2019).

El Tigrillo

De Rubén Darío Gómez se dijo que “corría con la cabeza, no con las piernas” (Ocampo, 2005); “estamos corriendo contra una computadora”, afirmó Julio Arrastía en alguna ocasión (“Recordando a Rubén Darío Gómez (el Tigrillo de Pereira)”, 2019). Se conocía de memoria las carreteras de su tierra de tanto andarlas, pero era su capacidad de leer el momento preciso para remontar lo que le dio la fama de ser el ciclista más inteligente del país.

Cuando dejó de participar en competencias se dedicó a ser técnico. Para la Vuelta a Colombia dirigió el equipo del Banco Cafetero, en 1981, y al año siguiente estuvo al frente del equipo Lotería de Boyacá. En el año en que Colombia participó por primera vez en un Tour de Francia el Tigrillo y su amigo Cochise se encargaron de dirigir al equipo (1983 y 1984).

No fue tan fácil. Para participar en el Tour de 1983 el equipo debía reunir treinta y cinco millones de pesos. La manufactura de pilas Varta se arriesgó y puso toda la plata que se necesitaba. Aunque ocuparon las casillas decimosexta y decimoséptima en la general, la impresión que dejaron en el exterior fue tan buena que “médicos auxiliares europeos se robaron especímenes de sus panelas y bocadillos exóticos para examinarlos en busca de ingredientes milagrosos” (Rendell, 2016).

El 16 de julio de 1984, Lucho Herrera venció en la etapa Alpe d’Huez del Tour de Francia. Era la primera victoria de Colombia en Europa, la primera de un suramericano en el Tour (“La curva 12 subiendo al Alpe d’Huez tiene nombre: ‘Lucho Herrera’”, 2018). Lucho corría con el equipo Varta Colombia, dirigido por Rubén Darío Gómez, patrocinado por dicha empresa por las ganancias y el reconocimiento obtenidos en el Tour anterior.

Después del Tour, Rubén Darío se dedicó a ser empresario. En plena carrera 8.ª con calle 33 de Pereira montó un almacén de bicicletas que se llamó “El Tigrillo”; allí trabajó durante treinta y cinco años, hasta que el 23 de julio de 2010 murió a los 70 años. En el 2017, la gobernación de Risaralda decidió cambiar el nombre de la Clásica de la Guadua a la Clásica Rubén Darío Gómez, en honor a uno de los deportistas más destacados de la región.

Cargos en los que se desempeñó

  • Ciclista en la Vuelta a Colombia (1958, 1959)
  • Juegos Olímpicos de Roma (1960)
  • Vuelta al Valle del Cauca (1960)
  • Vuelta a México (1962)
  • Clásica RCN (1961 y 1962)
  • Vuelta a Guatemala (1964)
  • Juegos Olímpicos de Tokio (1964). Director técnico en Vuelta a Colombia Banco Cafetero (1981), Lotería de Boyacá (1982). Director técnico del equipo Varta (1983 y 1984) durante el Tour de Francia.

Cronología

  • 1940: Nace en Chinchiná, Caldas, Colombia.
  • 1956: Empieza su carrera como ciclista.
  • 1958: Novato del año en la Vuelta a Colombia.
  • 1959: Oro en la Vuelta a Colombia.
  • 1960: Oro en la Vuelta al Valle del Cauca, Deportista del Año del diario El Espectador.
  • 1961: Oro en la Clásica RCN.
  • 1962: Plata en la Vuelta a México, oro en la Clásica RCN.
  • 1964: Oro en la Vuelta a Guatemala.
  • 1981: Director técnico en la Vuelta a Colombia equipo Banco Cafetero.
  • 1982: Director técnico en la Vuelta a Colombia equipo Lotería de Boyacá.
  • 1983: Director técnico del equipo Varta (Colombia) durante el Tour de Francia.
  • 1984: Director técnico del equipo Varta (Colombia) durante el Tour de Francia.
  • 2010: Fallece en Pereira, Colombia.

Véase también

Bibliografía

Créditos

1. Enero de 2020. Investigación y texto Mayra Pulido para Banrepcultural