Santiago Botero Echeverri

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search
Santiago Botero Echeverri
Avatar-hombre.jpg
Datos generales
Nombre Santiago Botero Echeverri
Fecha de nacimiento 27 de octubre de 1972
Ocupación Ciclista profesional
País de nacimiento Colombia Bandera de Colombia }}
Ciudad de nacimiento Medellín, Antioquia
Familia Alberto Botero (padre); Yolanda Echeverri (madre)


Santiago Botero Echeverry es un ciclista profesional nacido en Medellín, Antioquia, el 27 de octubre de 1972. Estuvo activo entre los años 1996 y 2009. Hijo de Alberto Botero y Yolanda Echeverri. Creció en un hogar de clase media acomodada. Desde niño se interesó por los deportes, especialmente el patinaje y el fútbol. Sus primeros pedalazos los dio en una bicicleta todoterreno que le regaló su padre, y con ella empezó a competir en carreras de ciclomontañismo en Medellín. Botero rompió con la fisonomía tradicional de los ciclistas colombianos; pequeños y ligeros, la mayoría. Alto, corpulento y de gran fortaleza, el corredor paisa brilló en las etapas llanas y de forma especial en las pruebas contrarreloj. En 1999 ganó etapas en la carrera París-Niza y en la Vuelta a Andalucía. En el año 2000 ganó una etapa en el Tour de Francia y fue campeón de la montaña. Al año siguiente ganó dos etapas en la Vuelta a España y una medalla de bronce en el Campeonato Mundial Contrarreloj. En 2002 fue Campeón Mundial en esta prueba, celebrada en Bélgica. Ese mismo año ganó dos etapas en el Tour de Francia; en una de ellas venció al favorito Lance Armstrong. Santiago Botero y Lucho Herrera son los colombianos que han ganado más etapas en la gran vuelta francesa: tres cada uno. En 2005 el excorredor fue el primer latinoamericano campeón de la Vuelta a Suiza.

Biografía

Inicios en el ciclismo

Santiago Botero empezó su vida con los pulmones maltrechos. Según una semblanza publicada por la revista Semana, el ciclista se enfermó poco después de nacer:

A los veinte días una gripe casi lo mata. Se le volvió bronquitis y más adelante le desencadenó una miocarditis que obligó a colocarle altas dosis de antibiótico y conectarlo a una pipeta de oxígeno. De esta afección le quedó una propensión a la bronquitis y tos alérgica (“Más datos sobre Santiago Botero Echeverri”, 2012).

Pero su infancia estuvo vinculada, desde temprano, a los deportes. En los años noventa existía en Medellín una gran afición por el ciclomontañismo. Poco antes de terminar el bachillerato, Botero recibió de su padre una bicicleta de montaña como regalo. En ella empezó a correr competencias locales. Ganó una carrera en Rionegro; luego disputó la clásica que organizaba el diario El Colombiano, corrió a casi cincuenta kilómetros por hora y ganó la prueba. Efraín Domínguez, un entrenador y ciclista retirado que en los años ochenta rompió varios récords mundiales en ciclismo de pista, lo vio competir y decidió probar sus aptitudes en el velódromo de la ciudad.

Por esa época tuvo nuevos problemas de salud, después de sufrir un accidente.

Tenía 20 años y se encontraba subiendo Las Palmas, en Antioquia, cuando un taxi se le vino encima. El golpe le generó un trauma craneal, una fractura de codo y una luxación en el hombro. Esto obligó a una intervención en la cabeza para extraerle un coágulo que lo dejó convaleciente dos meses. De esto le quedó una gran huella, una amplia cicatriz en la cabeza (“Más datos sobre Santiago Botero Echeverri”, 2012).

Botero fue un estudiante mediocre. Mientras cursaba el bachillerato perdió un año y empezó a pasar cada vez menos tiempo entre los libros y cada vez más horas sobre la bicicleta. Junto a un amigo escaló muchas veces el Alto de Las Palmas, al oriente de Medellín, y así empezó a forjar su carrera como deportista aficionado. El ciclismo se convirtió entonces en una buena oportunidad para sobresalir.

Como ya no estaba señalado o estigmatizado como el malo, la bicicleta me subió la autoestima. Subir y sentirme bueno en algo, con algo que me llenara, eso me guio a manejar mi tiempo y ser más ordenado. Así empecé a estudiar administración de empresas. En mis tiempos libres de universidad iba a carreras recreativas, y ganaba. Nunca en mi vida había ganado nada (Blanco, 2020).

Durante una competencia de ciclomontañismo, Botero conoció al médico Juan Darío Uribe, quien trabajaba con el equipo Orgullo Paisa. Uribe evaluó el desempeño del corredor, vio que sus números eran prometedores y le recomendó dedicarse al ciclismo de ruta. A los 23 años el joven deportista voló a Europa y se sumó a las filas de la escuadra española Kelme.

El profesionalismo

Cargos en los que se ha desempeñado

  • Ciclista del equipo Kelme (1996-2002)
  • Ciclista del equipo Telekom/T-Mobile (2003-2004)
  • Ciclista del equipo Phonak Hearing Systems (2005-2006)
  • Ciclista del equipo Une-Orbitel (2007)
  • Ciclista del equipo Rock Racing (2008)
  • Ciclista del equipo Orgullo Paisa (2009)