Difference between revisions of "Alejo Sabaraín"

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search
 
Line 6: Line 6:
 
Gracias “al embarazo de la reina y las bodas del Infante don Carlos, fueron indultados los reos procesados, presentes o ausentes, por el delito de insurrección” <ref> DÍAZ, OSWALDO (1964).  Capitulo XX “Alejo Sabaraín”, en Historia extensa de Colombia, Academia Colombiana de Historia de Colombia, Bogotá, Ediciones Lerner, Volumen VI Tomo I, Capítulo XX, pp. 378 y 380 </ref>. Sabaraín, López, Posse, Cuervo en Popayán, ellos, que se habían ganado la boleta de la muerte, y quienes habían soportado los humillantes y constantes llamados al fusilamiento y a la horca, estaban libres.
 
Gracias “al embarazo de la reina y las bodas del Infante don Carlos, fueron indultados los reos procesados, presentes o ausentes, por el delito de insurrección” <ref> DÍAZ, OSWALDO (1964).  Capitulo XX “Alejo Sabaraín”, en Historia extensa de Colombia, Academia Colombiana de Historia de Colombia, Bogotá, Ediciones Lerner, Volumen VI Tomo I, Capítulo XX, pp. 378 y 380 </ref>. Sabaraín, López, Posse, Cuervo en Popayán, ellos, que se habían ganado la boleta de la muerte, y quienes habían soportado los humillantes y constantes llamados al fusilamiento y a la horca, estaban libres.
  
Alejo Sabaraín Ramos nació en Honda en el año de 1795, hijo de Francisco Javier Sabaraín y San Vicente y doña María Teresa Ramos. Su padre laboró con José Celestino Mutis, quien, en carta dirigida al virrey, le escribió: “El mérito que ha contraído y continúa haciendo el expresado Zabarain para que a su tiempo sea atentado y compasado en otro mejor destino proporcionado a sus servicios” <ref> GREDILLA,  FEDERICO, Biografía de José Celestino Mutis, con la relación de su viaje y estudios practicados en el Nuevo Reino de Granada, Madrid, Establecimiento tipográfico de Fortanet, Impresor de la Real Academia de la Historia, 1911, p. 211 </ref>.
+
Alejo Sabaraín Ramos nació en Honda en el año de 1795, hijo de Francisco Javier Sabaraín y San Vicente y doña María Teresa Ramos. Su padre laboró con [[José Celestino Mutis]], quien, en carta dirigida al virrey, le escribió: “El mérito que ha contraído y continúa haciendo el expresado Zabarain para que a su tiempo sea atentado y compasado en otro mejor destino proporcionado a sus servicios” <ref> GREDILLA,  FEDERICO, Biografía de José Celestino Mutis, con la relación de su viaje y estudios practicados en el Nuevo Reino de Granada, Madrid, Establecimiento tipográfico de Fortanet, Impresor de la Real Academia de la Historia, 1911, p. 211 </ref>.
  
 
Lo anterior da cuenta de la posición social y económica de la familia Sabaraín Ramos, tanto en la Villa de Honda como en la provincia. Desde muy joven Alejo Sabaraín se vinculó al ejército Patriota, como se lee en la Gaceta Ministerial de Cundinamarca del 12 de noviembre de 1812 donde se relata una acción de guerra ocurrida a principios de octubre en Gallinazo, no lejos de Simití, ganada por los republicanos; en la parte oficial de ella se recomienda la conducta de los dos hermanos cadetes don Leandro y don Alejo Sabaraín, quien en su palmarés de combates participa activamente en “Palace (diciembre de 1813), Calibio (enero de 1814), Juanambú (abril de 1814), Tasines (mayo de 1814) y cayó prisionero en la batalla de la Cuchilla del Tambo (junio de 1816)” <ref>  RESTREPO SÁENZ, JOSÉ MARÍA; ORTEGA RICAURTE, ENRIQUE, La Pola. Yace por salvar la patria. Bogotá, Prensa del Ministerio de Educación Nacional, Publicaciones del Archivo Nacional de Colombia, Volumen XXI, 1949, p. 17 </ref>.
 
Lo anterior da cuenta de la posición social y económica de la familia Sabaraín Ramos, tanto en la Villa de Honda como en la provincia. Desde muy joven Alejo Sabaraín se vinculó al ejército Patriota, como se lee en la Gaceta Ministerial de Cundinamarca del 12 de noviembre de 1812 donde se relata una acción de guerra ocurrida a principios de octubre en Gallinazo, no lejos de Simití, ganada por los republicanos; en la parte oficial de ella se recomienda la conducta de los dos hermanos cadetes don Leandro y don Alejo Sabaraín, quien en su palmarés de combates participa activamente en “Palace (diciembre de 1813), Calibio (enero de 1814), Juanambú (abril de 1814), Tasines (mayo de 1814) y cayó prisionero en la batalla de la Cuchilla del Tambo (junio de 1816)” <ref>  RESTREPO SÁENZ, JOSÉ MARÍA; ORTEGA RICAURTE, ENRIQUE, La Pola. Yace por salvar la patria. Bogotá, Prensa del Ministerio de Educación Nacional, Publicaciones del Archivo Nacional de Colombia, Volumen XXI, 1949, p. 17 </ref>.
  
En esos avatares, Sabaraín había sido degradado de teniente a soldado por Antonio Nariño al no haber respondido con franqueza, junto con Rengifo, a una pregunta del general sobre cuál camino se debía tomar, de las tres rutas que había, para dirigirse a Pasto. Sabaraín y Rengifo le dieron su concepto al respecto, pero al hombre que tradujo los derechos humanos no le gustó la propuesta y decidió tomar el del centro, camino que presentó muchas dificultades y que le costó a Nariño su captura y prisión en 1814 <ref> LÓPEZ, JOSÉ HILARIO. Memorias. 1942. Tomo I. Capitulo IV. Bogotá, Editorial ABC. 1942, pp. 54, 55 y 57 </ref>.
+
En esos avatares, Sabaraín había sido degradado de teniente a soldado por [[Antonio Nariño]] al no haber respondido con franqueza, junto con Rengifo, a una pregunta del general sobre cuál camino se debía tomar, de las tres rutas que había, para dirigirse a Pasto. Sabaraín y Rengifo le dieron su concepto al respecto, pero al hombre que tradujo los derechos humanos no le gustó la propuesta y decidió tomar el del centro, camino que presentó muchas dificultades y que le costó a Nariño su captura y prisión en 1814 <ref> LÓPEZ, JOSÉ HILARIO. Memorias. 1942. Tomo I. Capitulo IV. Bogotá, Editorial ABC. 1942, pp. 54, 55 y 57 </ref>.
  
Mientras Nariño era conducido a Cádiz, Sabaraín y los demás patriotas fueron reducidos a prisión, en donde fueron quintados para recibir la horca, de la cual se salvaron gracias al indulto. Sabaraín, al salir libre, se vinculó con los Almeydas y llevando unos “papeles” que le había entregado Policarpa Salavarrieta para unos rebeldes en Casanare fue capturado y hecho prisionero una vez más. <ref> LÓPEZ, JOSÉ HILARIO, op. cit., pp. 54-57 </ref>.
+
Mientras Nariño era conducido a Cádiz, Sabaraín y los demás patriotas fueron reducidos a prisión, en donde fueron quintados para recibir la horca, de la cual se salvaron gracias al indulto. Sabaraín, al salir libre, se vinculó con los Almeydas y llevando unos “papeles” que le había entregado [[Policarpa Salavarrieta]] para unos rebeldes en Casanare fue capturado y hecho prisionero una vez más. <ref> LÓPEZ, JOSÉ HILARIO, op. cit., pp. 54-57 </ref>.
  
El 14 de noviembre de 1817 en la Plaza Mayor de Santafé fueron fusilados y ahorcados Juan Manuel Díaz, José María Arcos, Francisco Arellano y Alejo Sabaraín. Y fusilados Jacobo Marufu, Joaquín Suárez, Antonio Galeano y Policarpa Salavarrieta, “Por habérseles sorprendido y apresado en el tránsito a la provincia de los llanos, donde permanecen algunas cabecillas de insurgentes”, según certificó el “Doctor Francisco José de Aguilar, en Santafé a catorce de noviembre de mil ochocientos diez y siete años” <ref> DÍAZ OSWALDO, op. cit., pp. 378-380 </ref>.
+
El 14 de noviembre de 1817 en la Plaza Mayor de Santafé fueron fusilados y ahorcados Juan Manuel Díaz, José María Arcos, Francisco Arellano y Alejo Sabaraín. Y fusilados Jacobo Marufu, Joaquín Suárez, Antonio Galeano y [[Policarpa Salavarrieta]], “Por habérseles sorprendido y apresado en el tránsito a la provincia de los llanos, donde permanecen algunas cabecillas de insurgentes”, según certificó el “Doctor Francisco José de Aguilar, en Santafé a catorce de noviembre de mil ochocientos diez y siete años” <ref> DÍAZ OSWALDO, op. cit., pp. 378-380 </ref>.
  
 
Tenía 22 años cuando recibió las balas de las armas disparadas por los realistas, y en sus memorias José Hilario López evocaba sus últimas palabras: “si por un acaso extraordinario, sobrevive hasta la restauración de la libertad, le encargo que le vengase, como patriota, como amigo y como compañero”.
 
Tenía 22 años cuando recibió las balas de las armas disparadas por los realistas, y en sus memorias José Hilario López evocaba sus últimas palabras: “si por un acaso extraordinario, sobrevive hasta la restauración de la libertad, le encargo que le vengase, como patriota, como amigo y como compañero”.
Line 30: Line 30:
  
 
* RESTREPO SÁENZ, JOSÉ MARÍA; ORTEGA RICAURTE, ENRIQUE, La Pola. Yace por salvar la patria. Bogotá, Prensa del Ministerio de Educación Nacional, Publicaciones del Archivo Nacional de Colombia, Volumen XXI, 1949, p. 17.
 
* RESTREPO SÁENZ, JOSÉ MARÍA; ORTEGA RICAURTE, ENRIQUE, La Pola. Yace por salvar la patria. Bogotá, Prensa del Ministerio de Educación Nacional, Publicaciones del Archivo Nacional de Colombia, Volumen XXI, 1949, p. 17.
 +
 +
==Véase también==
 +
* [[Proyecto:Bicentenario]]
 +
* [[Policarpa Salavarrieta]]
  
 
==Enlaces en Banrepcultural==
 
==Enlaces en Banrepcultural==

Latest revision as of 16:56, 29 June 2021

Prócer de la independencia colombiana nacido en Honda, actual departamento del Tolima (1795-1817).


Biografía

Gracias “al embarazo de la reina y las bodas del Infante don Carlos, fueron indultados los reos procesados, presentes o ausentes, por el delito de insurrección” [1]. Sabaraín, López, Posse, Cuervo en Popayán, ellos, que se habían ganado la boleta de la muerte, y quienes habían soportado los humillantes y constantes llamados al fusilamiento y a la horca, estaban libres.

Alejo Sabaraín Ramos nació en Honda en el año de 1795, hijo de Francisco Javier Sabaraín y San Vicente y doña María Teresa Ramos. Su padre laboró con José Celestino Mutis, quien, en carta dirigida al virrey, le escribió: “El mérito que ha contraído y continúa haciendo el expresado Zabarain para que a su tiempo sea atentado y compasado en otro mejor destino proporcionado a sus servicios” [2].

Lo anterior da cuenta de la posición social y económica de la familia Sabaraín Ramos, tanto en la Villa de Honda como en la provincia. Desde muy joven Alejo Sabaraín se vinculó al ejército Patriota, como se lee en la Gaceta Ministerial de Cundinamarca del 12 de noviembre de 1812 donde se relata una acción de guerra ocurrida a principios de octubre en Gallinazo, no lejos de Simití, ganada por los republicanos; en la parte oficial de ella se recomienda la conducta de los dos hermanos cadetes don Leandro y don Alejo Sabaraín, quien en su palmarés de combates participa activamente en “Palace (diciembre de 1813), Calibio (enero de 1814), Juanambú (abril de 1814), Tasines (mayo de 1814) y cayó prisionero en la batalla de la Cuchilla del Tambo (junio de 1816)” [3].

En esos avatares, Sabaraín había sido degradado de teniente a soldado por Antonio Nariño al no haber respondido con franqueza, junto con Rengifo, a una pregunta del general sobre cuál camino se debía tomar, de las tres rutas que había, para dirigirse a Pasto. Sabaraín y Rengifo le dieron su concepto al respecto, pero al hombre que tradujo los derechos humanos no le gustó la propuesta y decidió tomar el del centro, camino que presentó muchas dificultades y que le costó a Nariño su captura y prisión en 1814 [4].

Mientras Nariño era conducido a Cádiz, Sabaraín y los demás patriotas fueron reducidos a prisión, en donde fueron quintados para recibir la horca, de la cual se salvaron gracias al indulto. Sabaraín, al salir libre, se vinculó con los Almeydas y llevando unos “papeles” que le había entregado Policarpa Salavarrieta para unos rebeldes en Casanare fue capturado y hecho prisionero una vez más. [5].

El 14 de noviembre de 1817 en la Plaza Mayor de Santafé fueron fusilados y ahorcados Juan Manuel Díaz, José María Arcos, Francisco Arellano y Alejo Sabaraín. Y fusilados Jacobo Marufu, Joaquín Suárez, Antonio Galeano y Policarpa Salavarrieta, “Por habérseles sorprendido y apresado en el tránsito a la provincia de los llanos, donde permanecen algunas cabecillas de insurgentes”, según certificó el “Doctor Francisco José de Aguilar, en Santafé a catorce de noviembre de mil ochocientos diez y siete años” [6].

Tenía 22 años cuando recibió las balas de las armas disparadas por los realistas, y en sus memorias José Hilario López evocaba sus últimas palabras: “si por un acaso extraordinario, sobrevive hasta la restauración de la libertad, le encargo que le vengase, como patriota, como amigo y como compañero”.

Referencias

  1. DÍAZ, OSWALDO (1964). Capitulo XX “Alejo Sabaraín”, en Historia extensa de Colombia, Academia Colombiana de Historia de Colombia, Bogotá, Ediciones Lerner, Volumen VI Tomo I, Capítulo XX, pp. 378 y 380
  2. GREDILLA, FEDERICO, Biografía de José Celestino Mutis, con la relación de su viaje y estudios practicados en el Nuevo Reino de Granada, Madrid, Establecimiento tipográfico de Fortanet, Impresor de la Real Academia de la Historia, 1911, p. 211
  3. RESTREPO SÁENZ, JOSÉ MARÍA; ORTEGA RICAURTE, ENRIQUE, La Pola. Yace por salvar la patria. Bogotá, Prensa del Ministerio de Educación Nacional, Publicaciones del Archivo Nacional de Colombia, Volumen XXI, 1949, p. 17
  4. LÓPEZ, JOSÉ HILARIO. Memorias. 1942. Tomo I. Capitulo IV. Bogotá, Editorial ABC. 1942, pp. 54, 55 y 57
  5. LÓPEZ, JOSÉ HILARIO, op. cit., pp. 54-57
  6. DÍAZ OSWALDO, op. cit., pp. 378-380

Bibliografía

  • DÍAZ, OSWALDO (1964). Capitulo XX “Alejo Sabaraín”, en Historia extensa de Colombia, Academia Colombiana de Historia de Colombia, Bogotá, Ediciones Lerner, Volumen VI Tomo I, Capítulo XX.
  • GREDILLA, FEDERICO, Biografía de José Celestino Mutis, con la relación de su viaje y estudios practicados en el Nuevo Reino de Granada, Madrid, Establecimiento tipográfico de Fortanet, Impresor de la Real Academia de la Historia, 1911.
  • LOPEZ, JOSÉ HILARIO. Memorias. 1942. Tomo I. Capitulo IV. Bogotá, Editorial ABC. 1942.
  • RESTREPO SÁENZ, JOSÉ MARÍA; ORTEGA RICAURTE, ENRIQUE, La Pola. Yace por salvar la patria. Bogotá, Prensa del Ministerio de Educación Nacional, Publicaciones del Archivo Nacional de Colombia, Volumen XXI, 1949, p. 17.

Véase también

Enlaces en Banrepcultural


Créditos

Centro Cultural del Banco de la República de Honda, 2020.