María Mercedes Reyes Ábrego

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search
María Mercedes Reyes Ábrego
Avatar-mujer.jpg
Datos generales
Nombre María Mercedes Reyes Ábrego
Fecha de nacimiento entre 1770 y 1775
Nacionalidad Colombiana Bandera de Colombia }}
Ocupación Artesana, bordadora
País de nacimiento Virreinato de la Nueva Granada actual República de Colombia, Bandera de Colombia }}
Ciudad de nacimiento Cúcuta o San Cayetano
Fecha de fallecimiento 13 de octubre de 1813
País de fallecimiento Provincias Unidas de la Nueva Granada, actual República de Colombia
Ciudad de fallecimiento Cúcuta, Norte de Santander
Familia José Miguel, Pedro María y José María - Hijos


Es Mercedes Ábrego, junto a Policarpa Salavarrieta y Antonia Santos Plata una de las tres mujeres que fueron reconocidas tempranamente por la historiografía como heroínas del proceso de la Independencia, que dieron su vida por la emancipación de los países americanos.

Biografía

Sobre su biografía se han escrito algunos textos que hacen parte de la historiografía tradicional, pero los datos biográficos que aquí presentamos buscan un retrato más aproximado a quien fuera la mujer que pasó a la historia con el nombre de Mercedes Ábrego, por haber obsequiado una casaca de paño azul bordada en oro y lentejuelas, hecha por ella misma, al joven coronel Simón Bolívar, en señal de simpatía y admiración, cuando éste entró triunfal al valle de Cúcuta, tras derrotar a los ejércitos realistas al mando de Ramón Correa, en la batalla de Cúcuta, ocurrida el 28 de febrero de 1813.

Esta batalla, más que importancia militar, tuvo una significación política de gran trascendencia en la campaña libertadora, pues este triunfo le permitió a Bolívar despejar la ruta que lo llevaría a emprender la Campaña Admirable. Bolívar partió hacia Venezuela el 14 de mayo, dejando al mando al joven militar Francisco de Paula Santander, quien mantuvo el control del valle de Cúcuta y sus alrededores hasta el 18 de octubre del mismo año. Este día ocurrió la fatídica batalla del Llano de Carrillo en la que las huestes libertadoras perdieron el control de este territorio a manos de Bartolomé Lizón, capitán de cazadores del Regimiento de Puerto Rico y cuya consecuencia fue la muerte de cientos de patriotas, entre ellas la de Mercedes Ábrego y otras mujeres que colaboraban con la causa libertador, como Florentina Salas y Carmen Serrano. Estas mujeres al parecer hacían parte de una red de espías e informantes, cuya participación en la independencia iba más allá de ser la conocida costurera y bordadora, que obsequió una casaca al libertador.

Gracias a la información suministrada por Mercedes Ábrego, Francisco de Paula Santander obtuvo los triunfos militares de San Faustino y Capacho, contra las tropas realistas de Matute y Cañas.

Quizás por ser una de las primeras mujeres que fueron asesinadas por los españoles, alrededor de Mercedes Ábrego se construyó una imagen de heroína que coincidía con los cánones establecidos para las mujeres de la época: de noble familia, casada y con tres hijos. El relato de su muerte que se construyó en el imaginario republicano fue repetido por varios de sus biógrafos: “La señora Àbrego fue conducida al patíbulo y se le colocó dando la espalda a un foso profundo, sepultura de otros mártires. Le habían sujetado las manos y vestía una sencilla bata blanca de entre casa, iba descalza, y sin adornos, suelta la cabellera al viento de la inmortalidad[1].

Siguiendo este relato en el himno de la ciudad de Cúcuta se reconoce así el valor de Mercedes Ábrego:

"...Otra mujer tejió banderas
cuando en los campos del honor
fueron tus huestes altaneras
en pos del Gran Libertador.
Mercedes Ábrego la diosa
que en los altares de la luz
rodó tronchada como rosa
con un patíbulo por cruz..."

Contrastan estos relatos épicos con la crudeza de la narración que hace uno de los testigos directos de los hechos ocurridos en el Valle de Cúcuta, tras la derrota de los ejércitos patriotas en el Llano de Carrillo:

el 21 de octubre en que entró el comandante Lizón con su división en San José de Cúcuta, se le presentó a éste el Alcalde Don Francisco Salas, dándole parte de que tenía presos un número de personas, que se le habían presentado armados unos y sin armas otros, a lo que contestó el comandante Lizón: Ya los había usted de haber paseado…hallándose presente José Ignacio Salas, éste le dijo: lo que el señor Comandante le quiere decir a usted es que los pase a cuchillo; y dirigiéndose este Salas a la cárcel, se ejecutó el degüello; … y que a todos les quitaban la ropa y a la mujer doña Mercedes Reyes la desnudaron dejándole el ajustán por los hombros[2].

Este relato aclara también la fecha de muerte de Mercedes Ábrego, que se había establecido el 19 de octubre [3], pero que realmente ocurrió la noche del 21 de octubre de 1813. Hoy, a partir de la revisión de fuentes primarias, se puede tener una imagen más real de esta heroína, una mujer que, como muchas de su época, escapaba a los patrones impuestos por la sociedad patriarcal a las mujeres: Mercedes Ábrego, era realmente Mercedes Reyes Ábrego, no tenía abolengos, era hija natural de María Inés Reyes Ábrego [4], aún no se ha podido establecer si era natural de Cúcuta o de San Cayetano. No estaba casada como lo afirmaban sus biógrafos y para poder darla por casada invirtieron sus apellidos haciéndola pasar a la historia como Mercedes Ábrego de Reyes, cuando su nombre real era Mercedes Reyes Ábrego. Era madre soltera, tuvo 3 hijos naturales: José Miguel, José María Antonio y Pedro María Reyes Ábrego. Participó activamente en el proceso de independencia y murió de forma brutal y despiadada, por luchar a favor de los ideales de una patria libre donde el pueblo sería soberano.

Unos meses antes del sacrificio heroico de Mercedes Ábrego, Bolívar reconoció el papel fundamental de las mujeres en la gesta de independencia:

“...hasta el bello sexo, las delicias del género humano, nuestras amazonas han combatido contra los tiranos de San Carlos con un valor divino… Los monstruos y tigres de España han colmado la medida de la cobardía de su nación, ha dirigido las infames armas contra los cándidos y femeninos pechos de nuestras beldades; han derramado su sangre; han hecho expirar a muchas de ellas, y las han cargado de cadenas, porque concibieron el sublime designio de libertar a su adorada patria. Las mujeres, sí soldados, las mujeres del país que estáis pisando combaten contra los opresores, y nos disputan la gloria de vencerlos![5].

Sin embargo, y a pesar del reconocimiento que se hace al valor de las mujeres y su contribución sin igual a la causa libertadora, las mujeres tuvieron que esperar más de un siglo para obtener el derecho por el cual dieron su vida al lado de los ejércitos revolucionarios: el derecho a elegir libremente a sus gobernantes.

Versión tradicional sobre su biografía

María Mercedes Reyes Ábrego Heroína y mártir de la Independencia de Colombia, nacida en Cúcuta, muerta allí mismo en 1813. Colaboradora de los ejércitos republicanos. Bordadora y artesana en 1813 le regaló al libertador una casaca bordada en oro por ella misma como símbolo de su admiración y aprecio. Este mismo año fue apresada y decapitada frente a sus dos hijos.

Doña Mercedes pasó sus primeros años y su educación femenina en el hogar paterno en Cúcuta, y muy joven se casó con José Marcelo Reyes, con quien tuvo tres hijos: José Miguel, Pedro María y José María. Pocos años después murió su esposo.

Reconocida por su cultura y laboriosidad, Mercedes Abrego tenía gran habilidad para los trabajos manuales, razón por la cual era muy solicitada para la enseñanza de estas artes y, especialmente, para la realización de ornamentos religiosos destinados a las iglesias de Cúcuta, Villa del Rosario, San Antonio y pueblos vecinos. Desde la iniciación de la guerra de Independencia, Mercedes Abrego manifestó su entusiasmo y apoyo a los patriotas. Tuvo un fervoroso aprecio por el Libertador Simón Bolívar, a quien conoció en las campañas militares de Cúcuta, antecesoras de la Campaña Admirable de 1813 y 1814. Su simpatía por la causa patriótica la llevó a colaborar con los ejércitos republicanos que lucharon en el valle de Cúcuta y lugares vecinos contra las tropas españolas de Ramón Correa y Bartolomé Lizón.

Cuando Bolívar se encontraba organizando los ejércitos para la llamada Campaña Admirable de 1813, Mercedes Abrego le obsequió una casaca bordada en oro y lentejuelas, hecha por ella misma, en señal de la simpatía y admiración que sentía por el Libertador. Ella manifestó con decisión su apoyo a la causa patriótica, y con sus contactos secretos mantenía informadas a las tropas del general Francisco de Paula Santander sobre los movimientos del ejército realista. Precisamente gracias a sus informes secretos, Santander obtuvo los triunfos militares de San Faustino y Capacho, contra las tropas de Matute y Cañas. Cuando el ejército patriota buscaba alcanzar el triunfo en el llano de Carrillo, contra los realistas comandados por el capitán Bartolomé Lizón, éste detuvo a una mujer espía que llevaba avisos e indicaciones para los patriotas combatientes y supo que esa mujer era enviada directamente por doña Mercedes Abrego de Reyes.

Las tropas de Santander fueron derrotadas en forma definitiva por los realistas en el llano de Carrillo, y cuando el capitán Bartolomé Lizón ocupó a Cúcuta, después de su triunfo, mandó buscar a Mercedes Abrego, acusada de conspiradora y ayudante de las guerrillas patriotas. Ella fue aprehendida en una casa de campo y llevada a la cárcel para ser ajusticiada. Recibió los correspondientes oficios religiosos en la capilla, y dos de sus hijos presenciaron su muerte el 13 de octubre de 1813. Su sacrificio en defensa de los ideales republicanos influyó en muchas mujeres granadinas, heroínas que fueron decisivas para el triunfo de la libertad.[6]

Véase también

Referencias

  1. (Febres Cordero, 1912)
  2. (Molina Lemus, 1982)
  3. (Villamizar, 1945)
  4. (Agudelo, 1963)
  5. (Proclama)
  6. JAVIER OCAMPO LÓPEZ. Biografía de María Mercedes Reyes Ábrego (Versión tradicional de la biografía de Mercedes Ábrego)

Bibliografía

  • Agudelo, Eladio. Doña Mercedes Ábrego, apuntes para su biografía. Cúcuta, (S.N), 1963.
  • Bolívar, Simón. Proclama a los soldados del Ejército Libertador, cuartel general de Trujillo 22 de junio de 1813. En: Proclamas y discursos del Libertador. Lecuna, Vicente (comp). Caracas: Lit. y Tip. del Comercio, 1939. Pg 36-37
  • Febres Cordero, Luis. Del Antiguo Cúcuta. Cúcuta, [s. n.], 1918. --- La mártir cucuteña Mercedes Ábrego. Cúcuta: [s. n.], 1912.
  • Ferrero Ramírez, Carlos. “Mercedes Ábrego”. Gaceta Histórica. No. 93, 1982: 34 – 59.
  • García, Hermes. “Mercedes Ábrego”. Hojas de cultura popular colombiana (Bogotá). No. 30 (un.1953).
  • Ibáñez, Pedro María, 1854-1919. Las mujeres de la revolución de Colombia. Bogotá: Imprenta de Los Hechos, 1895.
  • Ibáñez, Pedro María, 1854-1919. Mercedes Ábrego. Lecturas Populares: Suplemento Literario de El Tiempo (Bogotá), Vol. 3, No.30, 1914: 193-194.
  • Molina Lemus, Leonardo. “Proceso contra el Comandante Bartolomé Lizón. Trascripción del original y notas”. Gaceta Histórica. No. 93, 1982: 3 – 21.
  • Páez Courvel, Luis Eduardo. Precursores, Mártires y Próceres santandereanos en la independencia de Colombia. Bogotá: Antares, 1950.
  • Villamizar Berti, Arturo. “Declaración sobre la verdadera fecha del sacrificio de la heroína cucuteña”. Gaceta Histórica. No. 17, 1945: 36.

Bibliografía de la versión tradicional

  • Agudelo, E. (1965). Doña Mercedes Abrego. Apuntes para su biografía. Boletín de Historia y Antigüedades, Vol. LII, Nos. 604605, pp. 99-133.
  • Ibañes, P,M. (1895). Las mujeres de la revolución de Colombia. Bogotá, Imprenta de los Hechos.
  • Monsalve, J,D. (1926). Mujeres de la independencia. Biblioteca de historia nacional volumen XXXVIII. Bogotá. Imprenta Nacional. Páginas 117-119.

Enlaces relacionados en Banrepcultural

Créditos

  • Carmen Adriana Ferreira Esparza Centro Cultural de Cúcuta, 2021.
  • Versión tradicional sobre su biografía Banrepcultural, 2019.