Chinú

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search

Llamado por los nativos Chenú, palabra que traduciría “la ciudad de las aguas encantadas”, actualmente es un municipio del departamento de Córdoba ubicado al sureste de Cartagena [1]. Sus antecedentes se remontan al año de 1534, cuando fue “descubierto” por Pedro de Heredia en su primera incursión al valle del río Sinú. Durante ese período de “conquista” habitó en este pueblo nativo la poderosa cacica “Tota”, lideresa de una importante población nativa en cuyos predios las huestes de Heredia, y posteriormente Francisco César, en su reconocimiento del Sinú encontraron oro en sus sepulcros [2]. Su estratégica posición lo convirtió en un punto clave de intermediación entre el río Magdalena, el valle del Sinú y la costa Caribe. Tuvo una estrecha relación con el pueblo de San Andrés de Sotavento, pues parte de los nativos de este último fueron unidos a los de aquel para formar la parroquia de Chinú [3].

El pueblo de Chinú desempeñó un papel clave en la contrarrevolución de las Sabanas de Tolú y el Sinú en 1812, pues el pueblo fue uno de los epicentros de la resistencia al gobierno revolucionario de Cartagena. En efecto, allí comenzaron a darse los primeros brotes de inconformidad de los vecinos en contra de las autoridades locales nombradas desde Cartagena por los abusos de poder, usura y detrimento de la Real Hacienda por parte del Regidor de San Benito Abad, Agustín Núñez, en 1798 [4]. Años más tarde, la tradición contestataria de los nativos y los libres de Chinú fue canalizada y liderada por el cura de Sampués, Pedro Mártir Vásquez, quien en compañía de los curas de Corozal y Sincelejo obró para que el pueblo jurara fidelidad a Fernando VII en la plaza principal de la segunda [5]. En la defensa del rey, Vásquez contó con la decidida ayuda del zambo Manuel de Jesús Betín, un vecino residente de Chinú, quien se convertiría a la postre en uno de los líderes visibles de la contrarrevolución de las Sabanas [6]. Chinú logró aportar, entre indígenas y gente libre de Sincelejo y Sampués, unos 200 combatientes que se unieron a los 500 nativos provenientes de San Andrés de Sotavento. El caso del pueblo de Chinú y su participación activa en la contrarrevolución sabanera, muestra la capacidad que la Iglesia rural a través de sus curas tuvo en la masiva movilización de los nativos para defender la causa realista.

Referencias

  1. BADEL, DIMAS, Diccionario histórico-geográfico de Bolívar, Cartagena de Indias, Gobernación de Bolívar / Instituto Internacional de Estudios del Caribe / Carlos Valencia Editores, [1943] 1999, p. 713
  2. NIETO, JUAN JOSÉ, Selección de Textos Políticos-Geográficos e Históricos, Barranquilla, Ediciones de la Gobernación del Atlántico, [1839] 1993, p. 196
  3. NIETO, JUAN JOSÉ, op. cit. (1993), p. 196
  4. MARTÍNEZ, ARMANDO y Gutiérrez, Daniel (editores), La contrarrevolución de los pueblos de las Sabanas de Tolú y el Sinú (1812), Bucaramanga, Universidad Industrial de Santander, 2010, p. 52
  5. BADEL, DIMAS, op. cit. (1999), p. 713
  6. MARTÍNEZ, ARMANDO y Gutiérrez, Daniel, op. cit. (2010), p. 51

Bibliografía

  • BADEL, DIMAS, Diccionario histórico-geográfico de Bolívar, Cartagena de Indias, Gobernación de Bolívar / Instituto Internacional de Estudios del Caribe / Carlos Valencia Editores, [1943] 1999.
  • MARTÍNEZ, ARMANDO y Gutiérrez, Daniel (editores), La contrarrevolución de los pueblos de las Sabanas de Tolú y el Sinú (1812), Bucaramanga, Universidad Industrial de Santander, 2010.
  • NIETO, JUAN JOSÉ, Selección de Textos Políticos-Geográficos e Históricos, Barranquilla, Ediciones de la Gobernación del Atlántico, [1839] 1993.

Véase también

Enlaces en Banrepcultural


Créditos

Centro Cultural del Banco de la República de Montería, 2020.