Vicente de Prados

From Enciclopedia | Banrepcultural
Jump to navigation Jump to search

Cura párroco de Montería cuyas actuaciones durante el proceso de independencia, particularmente durante el tiempo de la presión ejercida sobre el valle del río Sinú por las fuerzas monárquicas en 1815, respaldaron la fidelidad al Rey Fernando VII. Sin embargo, su posición frente al conflicto no ha podido ser esclarecida del todo por parte de la historia y los historiadores. Julián Bayer, el oficial español que derrotó a las fuerzas patriotas en Chimá, no confiaba del todo en él, pues afirmaba que “era un sujeto que no podrá continuar en su servicio por proferir en público palabras indecorosas sobre el Estado de Cartagena, las que se le han disimulado hasta ahora por proceder esta de falta de juicio” [1] . Lo cierto del caso era que Vicente de Prados había sido denunciado por el alcalde de Montería, Tomás de la C. Negrete, que también había jurado fidelidad a Fernando VII en 1815, de hablar en privado en contra de la causa monárquica. Si le damos crédito, este dato resulta significativo porque sería una tendencia diferente de la que hasta hacía poco (1812) era la posición del bajo clero que había respaldado la contrarrevolución de las Sabanas de Tolú y del Sinú en poblaciones como Chimá, Chinú, Sampués, Corozal, Sincelejo y Lorica. No obstante, era posible también que se estuviera presentando una malquerencia entre Prados y Negrete por el control político y la influencia social en Montería. Ante esta ambivalencia de las autoridades reales frente a la fidelidad del cura Prados, el virrey Montalvo instruyó desde Cartagena a su subalterno en Montería para que observara cuidadosamente la conducta del sacerdote, a fin de determinar si era o no afecto a la causa española, y de comprobarse que no, sería relevado inmediatamente de su cargo. A juzgar por una lista de curas que oficiaron en la parroquia de San Jerónimo de Montería desde su fundación, aportada por Exbrayat [2], el sacerdote Prados no siguió oficiando allí.

Quizá la “ambivalencia” o “demencia” de Prados fuera más una estrategia de espera para observar el desenlace de la guerra y poder posicionarse en el contexto de las condiciones que surgieran del nuevo orden.

Referencias

  1. EXBRAYAT, JAIME, Reminiscencias Monterianas, Montería, Tipografía El Esfuerzo, 1939, p. 56
  2. EXBRAYAT, JAIME, op. cit., (1939)

Bibliografía

  • EXBRAYAT, JAIME, Reminiscencias Monterianas, Montería, Tipografía El Esfuerzo, 1939.

Véase también

Enlaces en Banrepcultural


Créditos

Centro Cultural del Banco de la República de Montería, 2020.